Relaciones exteriores de Venezuela en la era Chávez: una historia de odios y amores

Marzo 05, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Durante sus catorce años de Gobierno, las relaciones exteriores de Venezuela iban de la mano de las alianzas y 'encontrones' del presidente Hugo Chávez con sus homólogos.

La personalidad explosiva e ideología socialista del comandante Hugo Chávez marcó de forma clara las relaciones exteriores de Venezuela durante sus 14 años de mandato; llegando a ser considerado como un gran 'amigo' por algunos y un 'entrometido' por otros.Chávez logró desde su llegada al poder promover una política internacional “multipolar” en la que diversificó y afianzó lazos con diferentes países, minimizando la dependencia e influencia de Estados Unidos y la Unión Europea.Gracias a la afinidad tanto ideológica como económica, desfiló en decenas de tapetes rojos en el Medio y Lejano Oriente en la llamada 'diplomacia petrolera'; países como Irán, Iraq, China, Bielorrusia y Libia fueron sus aliados estratégicos y estableció con éstos una cooperación mutua en ámbitos tanto políticos como comerciales.Capítulo aparte, y muy extenso, merece Rusia y su presidente Vladimir Putin con quien el líder venezolano sostuvo una cercana amistad y compartía la visión de contrarrestar el poderío norteamericano. Proyectos energéticos rusos en Venezuela y la venta de armas, submarinos y aviones al país vecino, reflejaron su alianza económico-militar.Pero no todo fue abrazos y apretones de mano en este lado del mundo; la relación entre Venezuela e Israel sufrió graves quebrantos durante el Gobierno 'Chavista', debido a la estrecha relación entre el país árabe y Estados Unidos. Chávez incluso retiró a su representante en el 2006 y calificó al estado Israel de "malditos y asesinos" con los que no le interesaba tener relaciones.Por otro lado, la relación con España se caracterizó por estar llena de altibajos dependiendo el gobernante de turno. Chávez criticó duramente el gobierno de José María Aznar por reconocer el golpe de Estado en su contra en el 2002, lo que generó un fuerte intercambio de palabras en el famoso “¿Por qué no te callas” del Rey Juan Carlos I a Chávez,  durante la clausura de la XVII Cumbre Iberoamericana  del 2007.Meses después, el mandatario venezolano visitó España y se reunió con el jefe de Gobierno Español José Luis Rodríguez Zapatero y el Rey Juan Carlos para limar asperezas y bajar el ambiente de tensión que se vivía en el momento.El ambiente en el 'vecindario' fue bastante favorable para Chávez; la implementación de políticas como la venta de petróleo en condiciones de pago preferenciales a países de la región, y la creación del Alba, Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, permitieron que gobiernos como los de Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Honduras y otros países centroamericanos apoyaran de manera casi incondicional el movimiento bolivariano.Presidentes como Rafael Correa, Fidel y Raul Castro, Cristina Fernánde, Evo Morales y Daniel Ortega, se convirtieron en los grandes 'amigos' de Chávez en la región, convirtiendo al comandante en una figura determinante en la política internacional de Latinoamérica. Gracias al poder adquirido, Chávez logró la entrada de Venezuela a la Mercosur, objetivo que había sido esquivo por muchos años.Sin embargo, al igual que en el hemisferio contrario, las relaciones de Chávez transcurrieron entre 'odios y amores'. Colombia y Venezuela vivieron varios episodios de tensión y ruptura de relaciones diplomáticas, con el retiro de los embajadores en Caracas y Bogotá e incluso amenazas del presidente venezolano de enviar tropas a la frontera para conservar la soberanía.El punto principal de los desacuerdos entre estas naciones hermanas radicó en el entrometimiento de Hugo Chávez en los asuntos internos de Colombia; sumado al abierto apoyo y simpatía del comandante por las Farc por quienes pidió que fueran sacadas de la lista de grupos terroristas.Estos incidentes crearon una rivalidad entre Chávez con el ese entonces presidente de Colombia, Álvaro Uribe Vélez; situación que desembocó en reiterados insultos, acusaciones y críticas públicas de las políticas de Gobierno de su 'rival'. Con el ascenso de Juan Manuel Santos al poder en el 2012, las relaciones entre Colombia y Venezuela sufrieron un giro de 180 grados, convirtiéndose Chávez en uno de los principales colaboradores del naciente proceso de paz entre el Gobierno colombiano y las Farc.Sin duda, Hugo Rafael Chávez Frías es uno de los más polémicos personajes de la política mundial de las últimas décadas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad