Reformas pensionales desatan ola de protestas en Europa

Reformas pensionales desatan ola de protestas en Europa

Marzo 18, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Agencia Efe y Redacción de El País
Pensiones Marchas Europa

Una gran movilización social se vivió ayer en España, donde en varias ciudades se protesta por los cambios en el sistema pensional.

Agencia EFE

Los cambios a los regímenes pensionales que se han propuesto en la Unión Europea, especialmente, han suscitado de nuevo numerosas protestas en países como Bélgica, Francia, Italia y España.

La edad de jubilación media en los 28 países de la UE era de 63,4 años en 2016, por debajo del promedio de la Ocde (65,1), aunque la tendencia de algunos gobiernos es la de retrasar cada vez más el final de la vida laboral.

Por ello, al debate sobre la edad de jubilación se suman los crecientes temores sobre la viabilidad de los sistemas públicos de pensiones, especialmente allí donde siguen sosteniéndose sobre las cotizaciones de los trabajadores (sur de Europa), frente a aquellos que completan las pensiones con contribuciones privadas (Suecia, Reino Unido, Países Bajos).

En España, la exigua valorización de las pensiones (en un 0,25 %), por debajo de la inflación, ha generado recientemente una gran movilización social, en un país que será el segundo más viejo en 2050, solo por debajo de Japón, advierte la Ocde.

El gobierno español busca cambios en el sistema, en el que los 8,7 millones de jubilados recibe una mesada de 932 euros al mes, según datos oficiales de febrero de 2017, y deben tener 67 años (ó 65 si se han cotizado 38 años y seis meses).

Lea también: 'Estos serían los próximos cambios al régimen de pensiones de los colombianos'.

Sin embargo, Suecia es uno de los mejores lugares para jubilarse, ya que su pensión media alcanza los 20.000 euros (200.000 coronas) anuales.
El sistema sueco completa las cotizaciones a la Seguridad Social con aportes privados y los trabajadores pueden solicitar su pensión contributiva a partir de los 61 años, aunque pueden alargar la edad de jubilación más allá de los 67 años.

Holanda también cuenta con uno de los sistemas de jubilación más sólidos de Europa, basado sobre todo en las pensiones públicas, pero también en contribuciones de las empresas en nombre de sus empleados y planes privados.

Las mayores quejas en este país tienen que ver con la edad de jubilación, que se ha fijado en los 68 años y seguirá aumentando, vinculada a la esperanza de vida, algo que se busca reformar.


El sistema francés es otro de los más robustos, con una mesada promedio de 1.086 euros mensuales y jubilación a partir de los 62 años.
Además, el nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, ha prometido reformar las pensiones sobre el principio que “un euro de cotización dé los mismos derechos”, al margen de los regímenes a los que se haya pertenecido. Propuesta que ha generado fuertes protestas en los últimos días.

Alemania tampoco es ajena al problema. Los germanos pueden retirarse a los 65 años y 6 meses, pero esa edad subirá paulatinamente hasta los 67 años en 2031, lo cual ha sido rechazado. Su mesada es de unos 1000 euros.

En Italia, la pensión mínima en 2017 era de 501,89 euros al mes, pero no hay tope para las pensiones máximas o “jubilaciones de oro”, un caso excepcional en el contexto europeo.

Lea también: 'Polémica reforma pensional en Argentina se debatirá el lunes en el Congreso'.

Y en Grecia, las pensiones cayeron un 40 % desde la firma del primer rescate en 2010, lo que ha contribuido a empobrecer aún más el país.

En los últimos años unos 8,7 millones de pensionados españoles han perdido
el poder adquisitivo de sus mesadas por los cambios del Gobierno.

Marchas

A pesar del frío, miles de pensionados españoles salieron ayer a las calles a protestar por los cambios en el régimen.

Los pensionados fueron convocados por la Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones (MERP), a la que se unieron los sindicatos, personalidades de la cultura y otros colectivos.

El portavoz de la MERP en Madrid, Joanen Cunyat, dijo que las marchas son “un clamor y una exigencia de la sociedad para que se blinden las pensiones”.

El nuevo modelo no reajusta las mesadas con la inflación, sino en función de los ingresos del Estado.

Los jubilados portugueses figuran entre entre los más pobres de Europa, ya que apenas cobran una mesada de 434 euros mensuales, y no pueden jubilarse antes de los 66 años.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad