Rechazo de franceses crece tras aprobarse la ley de jubilación

Octubre 23, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Rechazo de  franceses crece tras aprobarse la ley de jubilación

El texto recibió en el Senado 177 votos contra 153. Grupos sindicalistas convocaron a nueva huelga general.

En medio de un ruidoso fondo de protestas, la reforma a las pensiones que retrasa la edad de jubilación en Francia recibió ayer un impulso decisivo del Gobierno, al ser aprobada por una estrecha mayoría en el Senado. La iniciativa de ley, considerada por algunos sectores como el proyecto estrella del presidente francés Nicolás Sarkozy, recibió 177 votos a favor, por parte de los parlamentarios conservadores y centristas, que superaron los 153 votos de la oposición de izquierdas.El texto, que elevará la edad mínima legal de jubilación de 60 a 62 años y de 65 a 67 años la edad para cobrar la pensión completa, entrará desde la próxima semana en la recta final, en la que tendrá que ser ratificado por las dos Cámaras y por el Presidente para entrar en vigor.No cesa el caosLos motivos para los manifestantes crecen. Grupos sindicalistas y organizaciones estudiantiles amenazaron ayer con radicalizarse en los próximos días y aseguraron que la adopción del texto no frenará su movilización. De hecho, tienen convocada otra jornada de paro general para el próximo jueves 28 de octubre. A su turno, el Gobierno francés parece decidido a avanzar en la reforma y a acelerar para superar el desafío que le plantean los sindicatos.Ante la amenaza de penuria energética, Sarkozy no dudó en enviar, tal y como había anunciado, a los antidisturbios para desbloquear refinerías y depósitos de combustible, lo que mejoró la situación en las gasolineras.El Gobierno francés dijo ayer que asegurará la distribución de combustible en las gasolineras del país y reconoció que la situación de falta de aprovisionamiento no volverá a la normalidad hasta dentro de “varios días” y que todavía están cerradas algo más del 20% de las gasolineras.El Ejecutivo tampoco contempla, “por ahora”, medidas de racionamiento, tras una reunión que mantuvo el primer ministro, Franois Fillon, con representantes de productores y distribuidores de carburante.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad