Reanudan marchas de oposición a proyecto minero en Perú

Reanudan marchas de oposición a proyecto minero en Perú

Enero 02, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

Los pobladores están pidiendo al gobierno "que se instale una mesa de diálogo" con interlocutores válidos para solicitar un estudio de impacto ambiental.

Alrededor de 2.000 campesinos de la región de Cajamarca marcharon este lunes en contra de un ambicioso proyecto minero para explotar oro y cobre que temen afectará irreversiblemente sus fuentes de agua y que exigen sea declarado inviable. La marcha marcó la reanudación de las movilizaciones y sus organizadores dijeron que continuarán hasta el martes, en contra del proyecto Conga, que implica secar cuatro lagunas de Cajamarca, región cuyos pobladores se dedican principalmente a la agricultura y la ganadería. La movilización se realizó de forma pacífica y fue liderada por el presidente regional, Gregorio Santos, y el presidente del Frente de Defensa de Cajamarca, Wilfredo Saavedra. Santos dijo que mediante esta manifestación los pobladores están pidiendo al gobierno "que se instale una mesa de diálogo" con interlocutores válidos para solicitar un estudio de impacto ambiental. Anteriores intentos de dialogar para solucionar el conflicto han resultado infructuosos. El gobierno alega que la intransigencia de los dirigentes regionales ha impedido llegar a un acuerdo, y según éstos, el jefe del gabinete Oscar Valdés, la autoridad a cargo de las negociaciones, no tiene una actitud dialogante.El gobierno se ha comprometido a financiar un peritaje internacional para conocer la viabilidad del proyecto Conga, de 4.800 millones de dólares, operado por la empresa Yanacocha, cuyo accionista mayoritaria es la estadounidense Newmont. Conga se ubica en una cabecera de cuenca, y según los campesinos, provocará enormes daños ambientales. Los pobladores cajamarquinos se declararon en paro indefinido a fines de noviembre en rechazo a Conga. Cinco días después el gobierno y la empresa Yanacocha anunciaron su suspensión pero eso no satisfizo a los campesinos que exigían su cancelación total. Las protestas violentas que se sucedieron obligaron al gobierno a decretar el estado de emergencia en Cajamarca el 5 de diciembre, pero 11 días después levantó la medida ante la suspensión del paro y la normalización de la situación.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad