“Quieren legitimar una intervención militar en Siria”

“Quieren legitimar una intervención militar en Siria”

Marzo 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas, reportero de El País
“Quieren legitimar una intervención militar en Siria”

Embajador sirio en Venezuela, Ghassam Abbas.

El embajador sirio en Venezuela, Ghassam Abbas, habló sobre el primer año de una revuelta que deja miles de muertos. Dijo que hay un bombardeo, pero mediático.

Un año después del inicio de la crisis política en Siria, donde la oposición y el Gobierno se culpan mutuamente por los miles de muertos, el mundo sigue expectante sobre el desenlace de un conflicto que no parece tener fin.Ghassam Abbas, embajador sirio en Venezuela, habló con El País sobre la situación en la nación árabe.Hace un año se inició esta ola violenta y hay señalamientos de lado y lado. ¿Qué es lo que ocurre hoy en su país?Con tanta información y tanto misterio nadie sabe distinguir la realidad mediática de la realidad verdadera. Pero nosotros vamos a callar la mentira porque de tanto bombardeo mediático están logrando crear una realidad ficticia.Para el mundo hay una violenta represión contra la oposición, ¿cuál es la realidad para el Gobierno de Siria?Somos víctimas de algunos medios internacionales que están correspondiendo a una campaña de desmoralización pública por fuerzas enemigas. Podemos tener una crisis o un conflicto limitado en el país, pero desde el principio el objetivo no ha sido defender la democracia en Siria, sino que quieren la cabeza del presidente Bachar al Asad por lo que representa el mundo árabe; un líder joven, que poco a poco está dando a su pueblo una democracia plena, pero esta democracia contradice la mayoría de nuestros pueblos árabes que tienen un sistema de gobierno, de reinatos de familias, algunos hace más de 100 años. En Siria hay consenso de que Al Asad es el presidente legítimo, pero han querido vender la idea de que él no respeta los derechos humanos y está masacrando su pueblo.Pero es innegable que hay descontento de unos sectores con Al Asad...Al principio hubo un intento de revuelta popular de sectores descontentos, pero eso sirvió como fachada para la actividad armada de algunos mercenarios y militares. Al principio algunos medios africanos informaron que el Presidente en Siria está enfrentando grupos armados y que Al Qaeda estaba allí. Pero la cobertura mediática no fue equilibrada, porque desde el principio taparon toda noticia que estaba relacionada con mercenarios, radicales, bajo el lema de que estos son manifestantes pacíficos. Pero no puede haber diálogo cuando empiezan a levantarse las armas con el financiamiento de países europeos o Estados Unidos para decir que el gobierno de Siria está perdiendo su legitimidad. Han juzgado sin saber lo que estaba pasando; lo hizo Naciones Unidas y la Liga Árabe, que quieren legitimar una intervención militar como en Libia.¿Esa revuelta hace parte de la llamada Primavera Árabe?Ellos dicen Primavera Árabe, pero yo le llamé un ‘invierno negro’, porque los medios internacionales han falsificado gran parte de los hechos. Usted ve lo que ocurrió en Túnez, Libia y Egipto, y los medios no han sido imparciales en este juego, sino instrumentos de guerra para justificar la agresión contra esos países. En Egipto hay mucha violencia, muchos muertos y una situación humanitaria peor, pero todo lo enfocan hacia Siria. Hay descontento popular en muchos países, pero ese descontento no pueden usarlo para criar al caos como hemos visto en Iraq.Las imágenes de la ciudad de Homs, donde hay mujeres y niños muertos son impresionantes. ¿Por qué el Ejército está atacando la población civil?Es importante que la gente sepa que en Homs entraron miles de Al Qaeda y de otros grupos radicales que han usado a civiles como escudo humanitario. Gran parte de las matanzas fue de esos radicales para culpar al Ejército de Siria. Antes de discutir el tema de Siria en la ONU el 24 de febrero pasado, ellos tomaron a civiles y mataron 33, pero en los medios pasaron 300 o más; esas personas no murieron en bombardeos, como dijeron, sino que fueron asesinados de manera cruel con cuchillos y otras armas cortantes. Esos crímenes fueron cometidos por grupos pacifistas. En el Ejército somos gente honesta, integrado por nuestros hijos y no van a matar a sus hermanos, pero esos mercenarios que traen de Iraq, Afganistán, de Turquía, no tienen familiares aquí y no les importa asesinar y sembrar caos. Si no tiene nada qué ocultar, ¿por qué impiden el ingreso de periodistas?Algunos periodistas entraron y salieron sin que las autoridades lo sepan y eso también hay que juzgarlo. Periodistas o no, han entrado al país clandestinamente. Si algunos periodistas hoy van a zonas de influencia de las Farc o el ELN sin permiso de Colombia, no creo que el Gobierno vaya a aceptar eso. Pero hay más de 190 medios de comunicación en Siria y lo han hecho con el permiso del Ministerio de Información, porque debemos proteger sus vidas. Entonces, ¿qué quieren, que todo el mundo vaya a Siria para cubrir? Ningún país podría aguantar eso. Más cuando fueron parte del problema por no sacar información real, objetiva y verdadera de Siria. ¿Pero limitar los medios no se presta para suspicacias y creer que algo raro está pasando allá adentro?Estamos dejando a la mayoría, pero eso pasa por un filtro. Hay zonas calientes donde no se puede garantizar la vida de estos periodistas. Nunca hemos dicho a los periodistas que no pueden entrar; si se han restringido es por seguridad. ¿Quién está armando a esos mercenarios y financiando la revuelta?De muchos lados, de muchos estados europeos. La última reunión de ‘amigos de Siria’, celebrada el 24 de febrero, pero el nombre verdadero era la ‘conferencia de los enemigos de Siria’ porque las medidas tendían a la intervención extranjera cuando el pueblo s está contra los mercenarios y los armados. Estamos ante una estructura militar y un juego peligroso de relaciones internacionales que empezaron hace años, lo practicaron en Libia y lo quieren repetir en Siria con el pretexto de proteger derechos humanos. Pero para proteger los derechos de los civiles también han desertado muchos militares del Ejército de Siria...Tenemos un Ejército de los más disciplinados en la zona. De 400.000 militares han desertado 700. A la mayoría porque les han ofrecido dinero en un intento por dividir el Ejército para facilitar la caída del Gobierno. El Ejército Libre son criminales pagados y algunos huyeron engañados con la promesa de que si saltaban del barco antes de hundirse, iban a ser los líderes de la nueva Siria y por eso un grupo muy pequeño de aventureros y criminales ha traicionado la Patria.Estados Unidos dijo que la caída de Al Asad es cuestión de días, ¿cómo interpretan ustedes ese mensaje?Bush lo dijo, en el 2005, que los días de Al Asad estaban contados. Confiamos en el país y en el gobierno, confiamos en Al Asad y en que nadie puede decidir el destino de Siria, sólo el pueblo. Y si van a invadir, van a tener que pagar un precio igual que el que han pagado en Iraq. Gran parte de la crisis interna en EE.UU. es por su aventura en Iraq porque quedó un país destrozado y al borde de una guerra civil. Y esas mentiras con que se metieron en Iraq las repitieron en Libia y las quieren repetir en Siria con algunos cambios, pero el escenario es el mismo.Si el escenario es igual, todos han terminado con la intervención, ¿cuánto puede tardar ese ingreso a Siria?No sabemos, porque hace años se están preparando para atacar militarmente en Siria, pero la cuestión es que desde diciembre preparan terreno y empezaron a sacar leyes en el Congreso americano para tratar a Siria como un país enemigo, sancionar y castigar. Desde los años 50 tomamos una política diferente a EE,UU. porque vivimos miles de kilómetros de ellos, que optaron por apoyar un país genocida como israel.¿Están preparados militarmente para enfrentar un ataque internacional?Algunos responsables de la Otan han dicho que no hay razones maduras para intervenir en Siria. No nos gustaría que ocurra, pero en el caso que ocurra se sabría dónde comienza, pero nadie sabrá dónde termine. Este es un tema que preocupa mucho a los países de Oriente Medio porque no es el mismo tema de Iraq. Es un tema muy peligroso porque todo mundo sabe que el caso libio huele mal y el caso iraquí huele mal. Siria está financiando grupos terrorista, como dicen algunos sectores?Nosotros no financiamos, porque apenas tenemos dinero para gastarlo, para financiar, porque los países que tienen dinero ya están financiando el terrorismo por todo el mundo. Muchas organizaciones eran hasta hace poco terroristas, las tratan hoy como si fueran libertadores, como Al Qaeda y todos sus grupos radicales. Los que financian terrorismo tienen nombre y apellido y todo el mundo lo sabe. Esos mercenarios como los llama, controlan la ciudad de Homs?El respaldo a los rebeldes es un golpe de estos países que están financiando el terrorismo, que están intentando dividir un país soberano, enviando mercenarios, inteligencia extranjera a una guerra sucia, pero la situación en Homs está controlada hace días. ¿Qué lectura hace del ofrecimiento de Yemen de dar asilo a Al Asad para que abandone el Gobierno?Ellos pueden decir lo que quieran, pero Al Asad controla el país y tiene un respaldo popular muy grande. Eso es parte de la guerra sicológica.¿Temen perder el respaldo de Rusia y China por la presión internacional?No tenemos miedo porque nosotros ya sabemos que estamos actuando bajo nuestros propios intereses, los amigos chinos y rusos también.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad