¿Quién es Michel Temer, el hombre que ocupa la silla de Rousseff?

¿Quién es Michel Temer, el hombre que ocupa la silla de Rousseff?

Agosto 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País*
¿Quién es Michel Temer, el hombre que ocupa la silla de Rousseff?

Michel Temer durante su posesión en el cargo como presidente encargado para Brasil por los próximos seis meses mientras se adelanta el juicio a Dilma Rousseff.

El abogado de origen libanés fue ratificado como presidente de Brasil, tras la histórica destitución de Dilma Rousseff de su cargo.

 El Congreso de Brasil no había citado todavía a la primera sesión para analizar la posibilidad de aprobar un juicio político contra Dilma Rousseff, en mayo pasado, y él ya ensayaba su  primer discurso como presidente interino. Para muchos, ese hecho describió muy bien la personalidad calculadora y camaleónica de Michel Temer, quien fue ratifico como presidente del país más grande de América del Sur, después que el Senado la destituyera este miércoles mediante un histórico fallo

Por eso a Dilma Rousseff no le extrañó la existencia de una grabación en la que el entonces Vicepresidente supuestamente ya daba como un hecho el ‘impeachment’ contra la ya exmandataria, que inició en mayo pasado.

Lea aquí: Dilma Rousseff fue destituida de la presidencia de Brasil

Una controversia que en diciembre pasado había quedado en evidencia cuando un ‘acongojado’ Temer le escribió a la Mandataria, en tono de  justificación, que abandonaba el barco de la coalición de Gobierno.

“Pasé los cuatro primeros años del Gobierno como vice decorativo.

Usted sabe de eso. Perdí todo el protagonismo político que tenía en el pasado y que podría haber usado para el Gobierno. Solo fui llamado para resolver las votaciones del  Pmdb y las crisis políticas”, escribió en esa ocasión sin lograr despertar la solidaridad de los brasileños.

Saben, por ejemplo, que los matrimonios políticos por conveniencia han sido una constante en la carrera pública de quien ha sido tildado de enemigo íntimo de la Presidenta.

Pero no todos son disgustos con respecto al nuevo Mandatario. De hecho, a muchos kilómetros de Brasilia hay un pueblo, Btaaboura, donde todo es felicidad tras su posesión. 

Se trata del territorio libanés, de donde es originaria la familia paterna de quien nació el 23 de septiembre de 1940 en una zona rural de Sao Paulo, siendo el menor de seis  hermanos.

De hecho, se sabe que en la entrada a ese pueblo del norte de Líbano había una placa que rezaba “vicepresidente de Brasil, Michel Temer” y que de seguro ayer mismo  ya estaba en miras de ser cambiado.

“Celebramos su ascenso (al poder) con toda nuestra alma, estamos muy orgullosos de él”, explicó Bassam Barbar, alcalde de Btaaboura.“La paradoja es que los libaneses tienen ahora un jefe de Estado en Brasil, pero Líbano sigue sin tener presidente”,  explica orgulloso Nizar Temer, primo del abogado Michel.

Sin embargo, no muchos brasileños parecen compartir esos buenos sentimientos hacia el nuevo Mandatario: Antes de la suspensión de Dilma, estudios de la encuestadora local Datafolha mostraban que solo el 2 % de la población votaría por Temer en una elección presidencial, mientras que el 60 % pedía desde entonces  su renuncia y el 58 % opinaba que él también debería ser sometido a un juicio político.

Esa controvertida vida pública comenzó en 1982, cuando se convirtió en el procurador general de Sao Paulo, pero descolló en  1994, al ser electo como  diputado por primera vez y comenzar a ascender  dentro del Partido de Movimiento Democrático Brasileño, hasta ser dos veces  presidente del este y en tres oportunidades presidente de la Cámara de Representantes.

Pero el máximo brillo que alcanzó a tener en el gobierno de Fernando Henrique Cardoso se opacó con la llegada al poder de Luiz Inácio Lula da Silva, hasta que los escándalos de corrupción lo obligaron a un acercamiento con el oficialismo que nunca fue más allá de los votos necesarios para mantenerse en el poder.

 

(*) Con información de agencias

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad