¿Qué tan cierta es la amenaza de Corea del Norte de desatar un guerra?

¿Qué tan cierta es la amenaza de Corea del Norte de desatar un guerra?

Marzo 31, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
¿Qué tan cierta es la amenaza de Corea del Norte de desatar un guerra?

Miles de norcoreanos se reúnen para apoyar a su líder Kim Jong-un en su determinación de declarar el estado de guerra. Esta es la primera vez desde 1953 que las dos coreas llegan a este punto de conflicto. EE. UU. dijo que se toma en serio un posible conflicto.

El régimen de Kim Jong-un declaró estado de guerra, pero un conflicto parece improbable. Estados Unidos anunció su apoyo a Corea del Sur. Tensión.

Nunca antes como este fin de semana los tambores de guerra entre las dos Coreas (del norte y el sur) habían sonado tan fuerte y habían retumbado tanto que hoy, después de 60 años del último conflicto, de nuevo hay un clamor internacional para que la situación no escale a un ataque nuclear.En plena Semana Santa el líder norcoreano Kim Jong-un ordenó que el arsenal de su país se prepare para ser usado “en cualquier momento” y anunció que se encuentra en “estado de guerra”, fijando como objetivos bases militares ubicadas en territorio de su vecino del Sur. Hawaii, e incluso ciudades como Washington y Austin, Texas, en EE.UU., fueron señaladas también como posibles blancos. Tanto Estados Unidos como Corea del Sur mostraron los dientes y aseguraron estar preparados para responder un eventual ataque, lo que podría desatar un conflicto nuclear en la región. La tensión generada por una posible confrontación bélica está basada en las amenazas que Kim Jong-un ha venido profiriendo desde el 21 de febrero pasado cuando aseguró, a través de un comunicado, que estaba dispuesto a usar misiles y cohetes para “destruir” Corea del Sur. Y al tiempo realizó pruebas nucleares con armas propiedad del régimen que él preside, afirmando que eran una respuesta a los ejercicios militares de Surcorea y Estados Unidos.Esto no es una novedad en sí misma, porque el estado norcoreano siempre rechazó fervientemente las maniobras militares conjuntas de sus enemigos.Lo inédito es la intensidad de las amenazas recientes. En esa línea está el anuncio de la anulación de importantes pactos de paz e incluso del armisticio, que mantenía congelada la guerra iniciada en 1950. Los analistas consideran que el estallido de una guerra es altamente improbable, y destacaron que la península coreana permanece en un estado técnico de guerra desde hace 60 años.Expertos creen que el discurso guerrerista de Kim Jong-un está basado en un afán de mostrarse como un líder fuerte para su país, es decir, que tienen como objetivo una legitimidad política interna.Y es que el líder del régimen norcoreano debió asumir el poder de manera inesperada, luego de que su padre sufriera un deterioro de salud demasiado veloz como para entrenarlo plenamente.El problema es que, como consecuencia, Kim Jong-un ascendió sin mostrar que efectivamente tuviera las calificaciones necesarias.Hay quienes consideran que mostrarse como un líder fuerte frente a los enemigos nacionales puede ganarle algo de ese respeto político y militar que no pudo consolidar en su carrera previa. El problema es que no se ha quedado en simple retórica. Las pruebas nucleares de febrero y las amenazas de marzo llevaron a Estados Unidos a declarar que está “codo con codo con su aliado Corea del Sur”. Así lo dijo el secretario de Estado norteamericano John Kerry, quien viajará la próxima semana a Seúl, Tokio y Pekín para conversar sobre la situación en la península coreana.El martes, Corea del Norte cortó la única comunicación telefónica militar con Corea del Sur y habló de la posibilidad del inicio de una guerra “en cualquier momento”.Este viernes pasado Pyongyang difundió en internet un video en el que se ve una animación en la que Estados Unidos se encuentra bajo una lluvia de misiles coreanos. Estados Unidos aseguró el viernes que las amenazas de Pyongyang deben ser “tomadas en serio”. China y Rusia se pronunciaron pidiendo a los tres países involucrados en el conflicto que tengan mesura. Hoy, los ojos del mundo están puestos en Corea del Norte, que, tiene sonando muy fuerte los tambores de guerra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad