¿Qué camino queda para adaptarse a un planeta cada vez más caliente?

Junio 04, 2017 - 07:40 a.m. Por:
Redacción de El País 
Calentamiento global dos

Calentamiento global.

Foto: El País

La noticia ya la conocemos: Donald Trump anunció esta semana el retiro del Acuerdo de París que establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Entre otras cosas, el acuerdo busca que los países reduzcan sus emisiones para, a su vez, prevenir el aumento de la temperatura del planeta. Pero aquello no se está logrando y con Estados Unidos fuera del Acuerdo quizá todo se va a tornar más complicado.

De hecho, el año 2016 quedó registrado como uno de los más calurosos de la historia. Además, 16 de los 17 años más calurosos desde 1880 – cuando se comenzó a medir la temperatura- se registran en este siglo XXI. El dato fue revelado por la Organización Meteorológica Mundial.
Es decir: la Tierra es cada vez más caliente - por la variedad climática natural o por el calentamiento global - y las consecuencias ya las padecemos en Colombia.

Lea también: Los ocho argumentos de Trump para justificar la salida del Acuerdo de París.

“En este momento lo que se puede documentar es que, evidentemente, la temperatura del planeta ha ido aumentando y en algunos sitios ha habido unos cambios con respecto a las precipitaciones y extremos climáticos que podrían responder al calentamiento global.

Estamos viendo, por ejemplo, que los fenómenos del Niño y la Niña son recurrentes. Y se están presentando niveles de precipitaciones que por lo menos en los últimos 150 años de registro no se habían presentado.

En Colombia ya tenemos casos como las tragedias de Mocoa y Manizales de este año”, explicó Jeimar Tapasco, investigador del Centro Internacional de Agricultura Tropical, Ciat.

En el país, por cierto, ya desapareció el 84 % del área glaciar. Según el Ideam, si la temperatura continúa aumentando, en aproximadamente 50 años desaparecerán completamente.

Le puede interesar: ¿El cambio climático es un 'cuento chino?, estas fotos muestran lo contrario.

La mala noticia es que se haga lo que se haga, no hay manera de detener los efectos del calentamiento global, por lo menos en la próxima década. Es una de las estimaciones de los expertos.

“Lo que hay que tener en cuenta es que los efectos del calentamiento global que van a ocurrir durante los próximos 10 años van a suceder con, o sin Acuerdo de París. Ya el daño que ocasionamos para los próximos diez años está hecho. Y cualquier cosa que hagamos ahora no va a cambiar nada de lo que va a pasar en una década. Lo que sí va a suceder es que todas las acciones que tomemos van a jugar un papel fundamental con el clima que vamos a tener dentro de 20, 30, 40 años”, agrega Tapasco.

Precisamente, la Organización Meteorológica Mundial anunció que para el último trimestre del año hay una probabilidad de un 50% para que ocurra, de nuevo, un Fenómeno del Niño. Evidentemente hay fenómenos climáticos que se presentan con mayor frecuencia.

Aunque hay que advertir que tras la decisión de Estados Unidos de salirse del Acuerdo de París hay, por supuesto, un interés político, pero sobre todo, económico. Sin las responsabilidades que implica el acuerdo, en teoría, el país de Trump no se ve obligado a cambiar sus modelos productivos ni sus políticas energéticas.

Y eso, advierte Jeimar Tapasco, podría generar la deserción de otros países del Acuerdo de París. Un poco con la lógica de si Estados Unidos lo hace, porqué nosotros no... “Por eso la preocupación de una posible deserción de más naciones”.

Harold González, del área de hidroclimatología de la CVC, considera, por su parte, que Estados Unidos, pese al Acuerdo de París, jamás redujo sus emisiones, por lo que su salida a la larga no impactaría como se está previendo en la temperatura del planeta.

“Lo que hacía Estados Unidos era apoyar proyectos de conservación en el mundo, o compraba bonos de carbono, y con eso cumplía su cuota de emisiones. Pero propiamente no dejó de emitir gases de efecto invernadero. Y analizando los datos disponibles, China, que no está en el Acuerdo de París, es de los países que más contaminan. Por eso en mi opinión no creo que sea tan determinante para la temperatura del planeta la salida de Estados Unidos del Acuerdo”.

La gran discusión política del calentamiento global es justamente que las potencias que ya se desarrollaron contaminando al mundo, les están diciendo a las que pretenden hacerlo ahora: no lo hagan.

A propósito, en el escenario de un planeta cada más caliente, los más afectados serán los países que no cuentan con la tecnología y el poder económico para adaptarse al cambio; las naciones, paradójicamente, que menos emiten gases de efecto invernadero, entre ellos, Colombia.
“No hay manera de blindarse. El calentamiento es un fenómeno global. Lo que sí puede hacer Colombia es empezar a trabajar en adaptación.

Eso implica una serie de acciones que nos ayuden a prepararnos frente a nuevas condiciones de clima. Por ejemplo, si sabemos que la temperatura va a aumentar, necesitamos ciudades que tengan un sistema de arborización mucho mejor para tener un confort térmico; si los cultivos van a sufrir sequías o inundaciones se deben producir variedades que toleren esas condiciones. Y además, el país debe declarar áreas nuevas que sean refugio para la fauna, también muy afectada por las nuevas temperaturas”, explica Tapasco.

Colombia, que por supuesto firmó el Acuerdo de París, hace de momento sus esfuerzos.

Según el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Nación ha desarrollado una serie de instrumentos y medidas como la Política Nacional de Cambio Climático, el Sistema Nacional de Cambio Climático, el impuesto al carbono, además de las estrategias de reducción de emisiones, de adaptación al cambio climático y de deforestación, “lo que demuestra el gran compromiso que tiene el país frente a temas definitivos para el futuro del planeta”.

– En Colombia el cambio climático ya ha cobrado muchas vidas y ha transformado territorios, ha arrasado cultivos y la esperanza de muchas personas. Tenemos, por ejemplo, el caso de los municipios de La Mojana, inundados a causa de los embates de la ola invernal. O las más recientes tragedias ocurridas en Mocoa y Manizales; la avalancha en Mocoa dejó 332 fallecidos y más de 7600 familias damnificadas, en Manizales la tragedia dejó 17 muertos y más de 100 familias damnificadas. Frente a este panorama, ¿tenemos que esperar más para crear conciencia sobre el cambio climático? Estamos seguros de que el acuerdo de París es la nueva hoja de ruta de la esperanza para la supervivencia del Planeta y hay que seguirla – dijo el ministro de Ambiente , Luis Gilberto Murillo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad