Putin presenta a Rusia como defensora del derecho internacional en el mundo

Diciembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Putin presenta a Rusia como defensora del derecho internacional en el mundo

Vladimir Putin, presidente del Gobierno de Rusia.

Según el mandatario ruso, su país no aspira a una hegemonía regional o mundial.

El jefe del Kremlin, Vladimir Putin, presentó este jueves a Rusia como reserva moral y defensora del derecho internacional en el mundo, en particular en Siria e Irán, en su informe anual sobre el estado de la nación."No aspiramos a la etiqueta de superpotencia en el sentido de pretender una hegemonía regional o mundial. No atentamos contra los intereses de nadie (...) y no intentamos enseñar a nadie cómo vivir", dijo Putin ante los miembros de las dos cámaras del Parlamento.Durante un discurso pronunciado en la Sala de San Jorge del Gran Palacio del Kremlin, aseguró que Rusia "quiere ser líder", pero en la defensa del "derecho internacional, el respeto a la soberanía nacional y la independencia de los pueblos".Putin acusó veladamente a Occidente de intentar "imponer a otros países un modelo de desarrollo supuestamente más progresista" que desembocó en Oriente Medio y el norte de África en "regresión, barbarie y derramamiento de sangre"."Como demostró la situación en Siria y ahora en Irán, cualquier problema internacional debe solucionarse exclusivamente por medios políticos, sin recurrir a acciones violentas que no tienen perspectiva y que causan rechazo en casi todos los países del mundo", dijo.En alusión al conflicto en el país árabe, el líder ruso aseguró que "es nuestro éxito común que se optara por los principios fundamentales del derecho internacional, el sentido común y la lógica de la paz"."Se logró eludir, al menos de momento, la intervención militar internacional en los asuntos sirios y la propagación del conflicto fuera de las fronteras de la región", dijo.Entre los aplausos de los asistentes, el jefe del Kremlin no dudó en sacar pecho sobre el decisivo papel de Rusia en el acuerdo para el desarme químico de Siria.Según Putin, Rusia "hizo una contribución muy significativa a este proceso. Actuamos de manera firme, reflexiva y sopesada. En ninguna ocasión pusimos bajo amenaza nuestros intereses, la seguridad y la estabilidad global"."En mi opinión, así es como debe actuar una potencia madura y responsable. Como resultado, los socios logramos juntos revertir la evolución de los acontecimientos de una guerra a un proceso político sirio para lograr la concordia civil" , apuntó.En cuanto a Irán, aseguró que los recientes avances en las negociaciones sobre la crisis nuclear iraní son "sólo el primer paso", al tiempo que defendió el derecho de Teherán a la energía nuclear civil."Es necesario seguir buscando pacientemente una solución más amplia que garantice tanto el derecho inalienable de Irán al desarrollo de la energía nuclear pacífica como la seguridad, y esto quiero subrayarlo, de todos los países de la región, incluido Israel", resaltó.Y aprovechó para pedir a Estados Unidos y la OTAN que renuncien a sus planes de desplegar un escudo antimisiles en Europa cuyo objetivo es defender el continente de ataques con misiles por parte de regímenes como el iraní, sistema que Putin tachó de "ofensivo" y una amenaza para la seguridad de Rusia."Que nadie tenga ilusiones sobre una posible superioridad militar sobre Rusia. Nunca lo permitiremos. Rusia hará frente a todos los desafíos, sean políticos o tecnológicos", apuntó.Además, negó que Moscú pretenda obligar a Ucrania a ingresar en la Unión Aduanera como alternativa al Acuerdo de Asociación que la Unión Europea ofrece a Kiev, escenario de protestas antigubernamentales desde hace tres semanas por la renuncia de su Gobierno a asociarse con los Veintiocho.Durante un discurso de más de una hora, Putin hizo una encendida defensa de los valores familiares tradicionales, frente al relativismo moral que campa a sus anchas en Occidente, en clara alusión a la legalización del matrimonio homosexual."Actualmente, en algunos países se revisan las normas de la moral. De la sociedad se exige (...) el obligatorio reconocimiento de la igualdad entre el bien y el mal. Dicha destrucción de los valores tradicionales (...) es en si misma antidemocrática", señaló.Putin, cuyo país es considerado un abanderado de las políticas homófobas, se mostró convencido de que "cada vez en el mundo hay más gente" que apoya "la postura rusa de defensa de los valores tradicionales".En el ámbito de la política interna, dio un rapapolvo a los Gobiernos centrales y regionales por incumplir las promesas electorales de mejora sustancial de salarios y subsidios, que refrendó en forma de decretos al regresar al Kremlin en 2012.A su vez, aseguró que a pesar de la mala coyuntura económica internacional, las principales causas de la brusca ralentización de la economía, que crecerá este año poco más del 1 por ciento, se deben a factores internos como la escasez de inversiones.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad