Prohiben difundir datos sobre asesinato de embajador ruso para proteger investigación

Diciembre 27, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP
Prohiben difundir datos sobre asesinato de embajador ruso para proteger investigación

El embajador de Rusia en Turquía, Andréi Karlov, fue asesinado en Ankara por un policía turco, que afirmó actuar en venganza por la tragedia de la ciudad de Alepo.

La prohibición del gobierno de Turquía durará hasta el final de la investigación policial, precisó la agencia de prensa Anadolu, y se aplicará tanto a las imágenes del asesinato, como a las informaciones sobre sospechosos, testigos o víctimas.

Un tribunal turco prohibió la difusión de informaciones relacionadas con el asesinato del embajador ruso en Ankara la semana pasada, indicó este martes la agencia de prensa progubernamental Anadolu. Lea también: Lo que se sabe del asesinato del embajador ruso en Turquía

Ante varias cámaras de televisión, un policía de 22 años disparó nueve balas al diplomático Andrei Karlov durante la inauguración de una exposición el 19 de diciembre, antes de ser abatido por las fuerzas de seguridad.

La prohibición durará hasta el final de la investigación policial, precisó Anadolu, y se aplicará tanto a las imágenes del asesinato, muy difundidas por la prensa internacional, como a las informaciones sobre sospechosos, testigos o víctimas.

El tribunal de Ankara cumple así una petición del fiscal general, que aseguró que la difusión de esas informaciones podría perjudicar la investigación y poner en peligro la seguridad nacional, explicó la agencia.

La prohibición llega un día después de que el diario Hürriyet publicara una larga entrevista de la hermana del asesino. La joven explica en el artículo que su hermano, Mevlüt Mert Altintas, sufrió "un lavado de cerebro" a su paso por la escuela de policía.

Según el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, Altintas estaba vinculado al movimiento del predicador islamista Fethulah Gülen, a quien también atribuye el fallido golpe de Estado del 15 de julio.

Una acusación cuestionada por Rusia, que considera que aún es demasiado pronto para sacar este tipo de conclusiones. Turquía ha impuesto con frecuencia este tipo de prohibiciones tras los atentados, alegando la defensa de la seguridad nacional.

Algunos opositores afirman que la libertad de expresión se ha ido reduciendo cada vez más desde que Erdogan fue elegido presidente en agosto de 2014, tras haber sido primer ministro durante 11 años. Ankara responde que todas sus decisiones respetan el marco legal turco.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad