Profesora afgana de niñas refugiadas gana el premio Nansen de la ONU

Profesora afgana de niñas refugiadas gana el premio Nansen de la ONU

Septiembre 15, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | AFP

La profesora Aqeela Asifi, de 49 años de edad, ha acompañado a más de un millar de niñas refugiadas en sus estudios primarios.

La profesora y refugiada afgana Aqeela Asifi fue la laureada de 2015 con la distinción Nansen para los refugiados que otorga el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados, Acnur. El premio Nansen para los refugiados, concedido por Suiza y Noruega y con un valor de 100.000 dólares, fue instituido en 1954 en honor de Fridtjof Nansen, explorador y científico noruego, primer Alto Comisionado para los refugiados. Asifi ha dedicado su vida a ofrecer educación a las niñas refugiadas en Pakistán. De 49 años, esta profesora fue recompensada por su valiente entrega e incansable labor por la instrucción de las niñas afganas refugiadas en Kot Chandna, provincia de Pakistán y en Mianwali, Pakistán, señaló este martes Acnur.  A pesar de contar con unos recursos muy limitados y de toparse con obstáculos culturales importantes, Aqeela Asifi acompañó a un millar de niñas refugiadas en sus estudios primarios. Con más de 2,6 millones de afganos viviendo en el exilio, de los que más de la mitad son niños, en Afganistán se ha producido la crisis de refugiados más importante y más antigua del mundo, recuerda el Acnur.  El organismo calcula que, en el mundo, solo un niño refugiado de cada dos puede ir a la escuela primaria, y solo uno de cada cuatro acude a la escuela secundaria. Para los refugiados afganos en Pakistán, las cifras son todavía más bajas, pues alrededor del 80% de los menores no están escolarizados.  "El acceso a una educación segura y de calidad ayuda a los niños a convertirse en adultos que encontrarán empleo, crearán empresas y contribuirán a sacar adelante a su comunidad; esto los vuelve menos vulnerables a la explotación y a los malos tratos", afirmó el alto comisionado, Antonio Guterres.  "Personas como Aqeela Asifi entienden que los niños refugiados hoy determinarán el futuro de su país, así como el futuro del mundo", subrayó.  Asifi es una exprofesora que huyó de Kabul con su familia en 1992, hallando refugio en el apartado campamento paquistaní de Kot Chandna. La falta de escolarización de las niñas del campamento, obligadas a quedarse en casa a causa de unas estrictas tradiciones culturales, le afectó profundamente.  Lentamente, convenció a la comunidad y empezó a enseñar a un puñado de alumnas en una tienda de campaña que hacía las veces de escuela. En la actualidad, más de un millar de niños asisten a las escuelas permanentes del pueblo.  

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad