Problemas de electricidad y muertos por hipotermia deja ola de frío en Europa

Febrero 06, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Problemas de electricidad y muertos por hipotermia deja ola de frío en Europa

El río Elba permanece cubierto de hielo frente al Semperoper en Dresde (Alemania. La navegación fluvial, estratégica para el transporte de mercancías, se encuentra paralizada en todo el norte del país por la congelación de ríos, lagos y canales.

La fuerte ola de frío que azota a Europa desde hace más de una semana sigue causando la muerte de un centenar de personas por hipotermia y congelamiento, además de problemas de electricidad en los hogares, problemas para el transporte y dificultad en la distribución del gas natural.

Desde hace más de una semana el continente europeo es azotado por una ola de frío, las temperaturas extremas hasta de 30 grados bajo cero ha provocado la muerte y la hospitalización de cientos de personas en diferentes países siendo Ucrania uno de los más afectados.Por otra parte, los problemas en el suministro del gas natural tiene en alerta a países como Italia, donde la distribución del mismo cada vez se hace menor. A esto se suman los problemas de electricidad, donde más de 40.000 familias se encuentran sin este servicio actualmente. También hay muchas dificultades en la movilización puesto que el cierre de las vías fluviales debido a las fuertes heladas ha provocado que el transporte sea un problema más. En UcraniaEl número de muertos por la ola de frío polar que azota Ucrania desde finales de enero ha ascendido hasta los 135, informó este lunes el Ministerio de Emergencia.En total, unas 2.600 personas se han dirigido a los servicios sanitarios con síntomas de hipotermia y congelación parcial, de los cuales unas 2.000 tuvieron que ser hospitalizadas.Las autoridades ucranianas han habilitado hasta ahora 3.265 espacios con calefacción para que los ciudadanos puedan resguardarse del frío.Más de 85.000 personas se han dirigido a estos puntos para solicitar comida desde el pasado 27 de enero, más de 10.000 sólo en las últimas 24 horas.Las temperaturas extremas han remitido desde el sábado en Ucrania, donde de los casi 30 grados centígrados bajo cero que se registraban el viernes han pasado ayer a valores máximos que rondan los 20 grados bajo cero.Ante la gravedad de la situación, el Ministerio de Sanidad prohibió a los hospitales dar de alta a los pacientes sin techo hasta que no remita el fenómeno meteorológico.En Polonia El frío ha causado la muerte a 42 personas en Polonia en lo que va de febrero, nueve de ellas en las últimas 24 horas, víctimas de las bajas temperaturas provocadas por la ola polar que afecta al país.El Ministerio del Interior polaco volvía hoy a pedir a los ciudadanos que no sean indiferentes y que alerten de inmediato a la policía si observan a personas tendidas a la intemperie o en sótanos u otras instalaciones sin calefacción.Y es que la mayoría de las víctimas de las fuertes heladas son mendigos o ancianos que viven solos, en algunos casos con problemas de adicción al alcohol.La ola de frío siberiano, que irrumpió en Polonia el pasado 27 de enero, ha causado ya 62 muertos por congelación o hipotermia."Si observan a alguien que no tiene donde guarecerse durante la noche, por favor contacten con la policía", reiteró la portavoz ministerial, Malgorzata Wozniak, quien lamentó que los agentes no puedan "estar en todas partes" para evitar que estas personas pernocten a la intemperie.La policía también ha redoblado sus patrullas por las riberas de los ríos y los lagos para evitar el acceso a las superficies congeladas, ya que en los últimos días se han producido varios accidentes al romperse el hielo.Mientras, en algunas provincias del este de Polonia, donde las temperaturas mínimas alcanzaban este lunes los 22 grados bajo cero, varias escuelas permanecen cerradas.El aumento en el uso de sistemas de calefacción caseros y braseros de carbón es una de las principales causas de los más de 1.500 incendios declarados este fin de semana en el país centroeuropeo, donde 15 personas fallecieron por el fuego y cinco por inhalación de gases tóxicos.El mercurio se mantendrá entre los 10 y los 20 grados bajo cero durante los próximos días.En LituaniaLa ola de frío polar que azota Lituania ha causado la muerte de 17 personas durante los últimos nueve días, según informa la prensa del país báltico.El fin de semana seis personas murieron, tres de ellos en la noche del viernes al sábado, cuando las temperaturas rondaron los 30 grados bajo cero.La temperatura más baja se registró en la localidad Radbilishkis (31,7 grados bajo cero), mientras en la capital los termómetros marcaron una mínima de 26,9 grados.Aunque el invierno es duro, no supone un récord. En 1956 la mínima fue de 42,9 grados bajo cero. Con todo, hacía cinco años que no teníamos fuertes heladas", dijo Vida Railene, jefa del departamento de pronósticos meteorológicos de Lituania.Con vistas a esta semana, las temperaturas subirán ligeramente, aunque el frío siberiano se mantendrá hasta la segunda mitad de febrero, apuntó. En Hungría Nueve personas han muerto en Hungría desde el viernes por la ola de frío y sus consecuencias, como hipotermia, accidentes e intoxicación de dióxido de carbono, informó la agencia MTI.En total, 14 personas han muerto en Hungría por el frío siberiano que ha azotado Europa central desde mediados de la semana pasada.El Servicio húngaro de Meteorología mantenía la alerta en nivel amarillo por 'frío extremo' en 13 de las 19 provincias.En todo el país hubo atrasos en el transporte ferroviario y la nieve bloqueó varias carreteras de la provincia de Borsod, en el norte del país.Según informó la Policía, durante el fin de semana las autoridades han trasladado a casi 200 personas si techo a albergues, para salvarles de la hipotermia. En ItaliaLa ola de frío que desde hace varios días afecta a toda Italia y que ya ha causado 18 muertos continuará en las próximas 48 horas, por lo que se esperan nuevas heladas y precipitaciones de nieve en toda la península, informó hoy el servicio meteorológico de la Aeronáutica militar.De las 18 personas que han perdido la vida a causa del mal tiempo, 10 dormían a la intemperie.Se encontró muerto a un italiano de 84 años que vivía solo en la localidad de Campomarino Lido, en la región central de Molise, y según los médicos había fallecido desde hace algunos días debido a las bajas temperaturas.Otra persona, se cree que un inmigrante indocumentado, de unos 40 años, fue encontrado muerto esta mañana en una casa de campo abandonada en la localidad de Acquangera sul Chiese, en provincia de Mantiova (norte).También hallaron muerto dentro de su vehículo a un camionero que había quedado bloqueado por la nieve en la carretera Sora-Avezzano, en la región central de Los Abruzzos.Otro de los grandes problemas de esta ola de frío son los cortes en el suministro de electricidad debido a las heladas o a la caída de los árboles.Según la compañía eléctrica Enel, el número de familias sin electricidad en el centro y sur de Italia descendió a las 41.960, de las cuales 15.000 en la provincia de Roma, otras 23.000 en la provincia sureña de Frosinone y el resto en diferentes partes de Italia, mientras que ayer se habían llegado a más de 60.000 casas sin suministro.En Roma es obligatorio el uso de cadenas hasta las 12.00 hora local (11.00 GMT) y, aunque ha vuelto a circular el transporte público, se están registrando importantes retrasos.Por otra parte, se suma también el ministro de Desarrollo Económico, Corrado Passera, dijo hoy que la situación del suministro de gas es 'crítica'.En el norte continúan las heladas y se esperan nuevas precipitaciones de nieve en las próximas horas, mientras que en el centro, en las regiones de Lacio, cuya capital es Roma, en Los Abruzzos, Molise y Basilicata, la situación empeorará durante la tarde y se espera que vuelva a nevar.La ola de frío se va desplazando también al sur del país y tras llegar a Campania, con una fuerte nevada en Nápoles, también está previsto que afecte a las sureñas Calabria y Apulia.Por otra parte, continúan los problemas en el tráfico ferroviario y esta mañana han sido suspendidos decenas de trayectos en tren, sobre todo en el norte y el centro del país, mientras que por el momento no se registran problemas en los principales aeropuertos.Decenas de miles de familias del centro-sur de Italia siguen sin suministro eléctrico y hoy se informó de que 26.000 hogares continúan sin luz en la provincia de Frosinone, en el Lacio.El alcalde de Canterano (en el Lazio) , Pierluca Dionisi, informó hoy a los medios de comunicación de que su pueblo, donde viven 400 personas, lleva cuatro días sin luz y sin gas, y comienzan a escasear los alimentos y el agua.En Roma, una de las ciudades más afectadas por las nevadas de los últimos días, es obligatorio el uso de cadenas hasta las 12.00 hora local (11.00 GMT) , cuando se espera que suban las temperaturas, ya que hay placas de hielo en las vías de acceso al centro.Desde esta mañana, vuelve a circular el transporte público, después de tres días con servicios mínimos, y se han abierto las dos líneas de metro, aunque debido al hielo en la zona norte de la capital se están registrando importantes retrasos.Los colegios y oficinas públicas están cerrados hasta una nueva disposición del alcalde de Roma, Gianni Alemanno, y en vista de que se esperan nuevas nevadas durante la noche.Por otra parte, continúa la polémica entre Alemmano y la Protección Civil, pues el alcalde les acusa de no haber comunicado las previsiones exactas sobre Roma, lo que provocó que la ciudad no estuviese preparada para la emergencia."Yo admito mi responsabilidad, pero la alerta de Protección Civil era inadecuada, y además no se pueden limitar a informar y después dejarnos solos", se lamentó Alemanno en una entrevista publicada hoy por el "Corriere de la Sera".En este sentido, la ministra de Interior, Anna Maria Cancellieri, dijo en una entrevista al diario romano 'Il Messaggero' que los alcaldes tienen la responsabilidad de reaccionar ante estas emergencias y añadió que la ausencia de transportes en estos dÍas en Roma es algo 'gravÍsimo', pues los medios de transporte tienen que estar dotados de cadenas y es necesario que la capital este preparada para emergencias de este tipo. En AlemaniaAl menos cuatro personas murieron este fin de semana como consecuencia del frío en Alemania, donde la navegación fluvial, estratégica para el transporte de mercancías, se encuentra paralizada en todo el norte del país por la congelación de ríos, lagos y canales.Dos patinadores murieron en las últimas 48 horas al romperse el hielo bajo sus pies y sumergirse en aguas heladas en las localidades de Obertsontheim, en el sureño estado de Baden-W rttemberg, y Nettetal, en la occidental Renania del Norte Westfalia, informaron hoy las autoridades locales.En Melle, en la norteña Baja Sajonia, murió por congelación un hombre al caer en una zanja de la que no pudo salir, mientras en un lago al este de Berlín falleció un pescador al romperse el hielo y caer en las aguas heladas.Los servicios meteorológicos anunciaron que la pasada noche se registraron temperaturas de hasta 28 grados bajo cero en el este de Alemania, y que en Berlín y la vecina región de Brandeburgo los termómetros cayeron hasta los 23 grados bajo cero.El frío intenso de los últimos días ha provocado además el cierre de las vías fluviales y canales en todo el norte de Alemania, donde los ríos Oder, fronterizo con Polonia, y Elba, este último hasta su desembocadura en Hamburgo, se encuentran congelados y muestran una gruesa capa de hielo.El bloqueo afecta también a canales estratégicos como el Oder-Havel, que une Polonia con Alemania, o los de Charlottemburg, Spandau y Treptow en la capital alemana, donde los ríos Havel y Spree también se encuentran completamente congelados por el frío glacial.Al igual que en la capital alemana, en numerosas ciudades servicios de voluntarios recogen con autobuses al iniciarse la noche a los indigentes de la calle para su traslado a albergues donde pueden pasar la noche. En Europa Central y los BalcanesLa ola de frío siberiano que afecta desde hace diez días Europa Central y los Balcanes ha causado hasta este lunes, 103 muertes en la región y ha hundido los termómetros hasta los 39 grados bajo cero.El país más afectado es Rumanía, con 39 fallecidos en total, cinco de ellos tan solo en las últimas 24 horas, según informó hoy el Ministerio de Sanidad.El código naranja por las fuertes nevadas se mantiene activado en veinte provincias del país, donde el tráfico sigue cortado en decenas de carreteras nacionales y cientos de escuelas mantienen cerradas sus puertas por los efectos del temporal.En Hungría han muerto desde el viernes nueve personas por causas relacionadas con el frío, como hipotermia, accidentes y por fuga de dióxido de carbono de calefactores, con lo que la cifra total de fallecidos ha aumentado a 14, según informó la agencia estatal MTI.El Servicio de Meteorología mantiene el estado de alerta amarilla en 13 de las 19 provincias del país por 'Frío extremo'.En todo el país se registran importantes atrasos en el transporte ferroviario, mientras que la nieve bloqueó varias carreteras de la provincia de Borsod, al norte del país.En República Checa han muerto hasta ahora 14 personas, después de haberse encontrado los cadáveres de cuatro personas durante el fin de semana, fallecidas a causa de las bajas temperaturas.La inmensa mayoría de las víctimas son indigentes sin hogar y personas mayores que murieron congeladas, según informaron las autoridades checas.En el sur de Bohemia se registraron la noche del domingo temperaturas de menos 39,4 grados bajo cero.En Francia, donde la ola de frío ha causado cuatro muertos, hay un aviso de alerta en 39 departamentos del sureste del país, donde la empresa RTE (Red de Transporte Eléctrico) , encargada de la distribución de la electricidad cree que existen riesgos 'reales' de cortes por el elevado consumo.En el Reino Unido hay aviso de formación de hielo en las autovías, especialmente en Gales e Inglaterra, mientras que los aeropuertos británicos esperan operar sus servicios con normalidad después de las cancelaciones y los retrasos del domingo.El aeropuerto londinense de Heathrow, el de mayor tráfico de Europa, canceló hoy cuarenta vuelos tras suspender ayer el 42 % de los servicios programados.En Bulgaria han muerto hoy cinco personas, tres de ellas debido a la rotura de un dique por el deshielo en Biser, una población de unas 800 personas cerca de la sureña ciudad de Harmanli y de la frontera con Grecia, informaron las autoridades locales.En la misma región otras dos personas han sido halladas muertas dentro de su vehículo, después de que se rompiera un puente por las aguas de un río cercano que se desbordó por el deshielo.Las cifras de fallecidos en Bulgaria por el temporal ascienden hasta ahora a 11 personas.En Bosnia-Herzegovina, las nevadas y el frío se cobraron hoy una octava víctima, una anciana, cuyo cuerpo fue hallado congelado en las inmediaciones de su casa en una aldea de la zona de Mrkonjic Grad, en el oeste, informó la policía.En Sarajevo, el espesor de la nieve ha alcanzado 107 centímetros, y en la meridional Mostar se ha registrado un récord jamás visto en esa zona, con 82 centÍmetros.La nieve sigue paralizando el país desde el viernes, y las autoridades proclamaron el pasado fin de semana la situación de calamidad natural en la mayoría de las zonas.En Herzegovina, cerca de Siroki Brijeg, un autobús con un número todavía desconocido de pasajeros está atrapado por una avalancha de nieve, y las autoridades están intentando acceder a la zona.Varias decenas de aldeas montañosas están bloqueadas por las grandes cantidades de nieve, y las autoridades han recurrido a helicópteros para acceder a las personas que necesitan ayuda.En Serbia, unos 70.000 ciudadanos de aldeas montañosas están aislados del resto del país debido a las copiosas nevadas que desde el inicio del temporal ha causado 10 víctimas mortales, mientras que en la vecina Montenegro ha muerto una persona.El Gobierno serbio ha declarado la situación de emergencia en todo el país y las escuelas han suspendido las clases por la nieve y las bajas temperaturas, pero también para ahorrar energía, según fuentes oficiales.En otros países de la región se han producido también víctimas. En Austria fallecieron cuatro personas, en Macedonia una y en Eslovaquia otra desde el inicio del temporal.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS