Presunto ladrón de arte denunciará a museo por no proteger bien los cuadros

Octubre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | EFE
Presunto ladrón de arte denunciará a museo por no proteger bien los cuadros

Entrada de los juzgados donde se celebra el juicio por el robo de obras del Kusthal de Rotterdam en Bucarest (Rumania).

El hombre, acusado de robar en el 2012 siete cuadros de un museo de Rotterdam, afirma que las medidas de seguridad no eran suficientes.

La defensa de uno de los acusados de robar siete valiosos cuadros del Kunsthal de Rotterdam en 2012 anunció este martes que denunciará al museo porque las medidas de seguridad no eran suficientes, en lo que su defensa argumenta es un atenuante del delito."Se ha demostrado una clara negligencia respecto a la seguridad del perímetro del museo y, sobre todo, de las obras de arte expuestas", explicó durante una sesión del juicio Catalin Dancu, letrado de Radu Dogaru, cabecilla del robo.El abogado explicó que esta acusación parte de un informe elaborado por la Policía holandesa que revela deficiencias en el sistema de seguridad del museo, informan los medios locales.El abogado precisó que no existían sensores cerca de las obras de arte y "ni siquiera un cristal de protección para evitar que fueran manoseadas o que se tirara tinta sobre ellas".Asimismo, Dancu admitió que esta denuncia pretende crear una circunstancia atenuante en el juicio que se celebra en Rumanía contra su cliente y otros cuatro acusados, todos de nacionalidad rumana.El abogado estimó que, si el museo es declarado culpable de negligencia, deberá asumir de manera solidaria la cuantía del seguro de los lienzos. De esta forma, se reduciría la suma que debería pagar su cliente en caso de ser condenado y no devolver los lienzos.Las siete obras de arte, entre las que se encuentran un picasso, un gauguin y dos monet y que suman un valor total de unos 100 millones de euros (132 millones de dólares), continúan en paradero desconocido.La madre de Dogaru confesó en un primer momento a los investigadores que había quemado los cuadros para destruir pruebas y proteger así a su hijo. Luego, los acusados propusieron revelar donde se encuentran los cuadros a cambio de ser juzgados en Holanda y no en Rumanía.Dogaru y otros dos acusados se declararon culpables de los cargos de robo, una estrategia que podría reducir hasta en un tercio su condena de cárcel en caso de que sean declarados culpables.Los presuntos ladrones se apropiaron de 'Cabeza de Arlequín', de Picasso; 'La Lectora en Blanco y Negro', de Matisse; y 'El Puente Waterloo de Londres', de Monet. 'El Puente Charing Cross de Londres', también de Monet; 'Mujer delante de una ventana abierta, llamada la novia', de Paul Gauguin, 'Autorretrato', de Meyer de Haan, y 'Mujer con los Ojos Cerrados', de Lucian Freud, completan la lista de obras sustraídas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad