Presidentes latinoamericanos piden a potencias actuar ante efectos del cambio climático

Noviembre 30, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP
Presidentes latinoamericanos piden a potencias actuar ante efectos del cambio climático

Evo Morales, presidente de Bolivia durante su intervención en la cumbre del cambio climático en París.

Los presidentes de Colombia, Bolivia, México y Chile, dieron sus opiniones sobre las consecuencias del cambio climático y lo que debería hacerse par salvar el planeta.

La cumbre mundial de Cambio Climático COP21 fue el escenario para que mandatarios latinoamericanos advirtieran este lunes sobre las fuertes consecuencias que tiene el cambio climático en zonas insulares y países en vías de desarrollo. Uno de los discursos más enérgicos vino por parte del presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien propuso que la principal respuesta contra este fenómeno ambiental, debe ser la creación de una corte internacional de justicia ambiental para proteger los derechos de la naturaleza. "Nada -planeta entero, escúcheme- nada justifica que tengamos tribunales para proteger inversiones, para pagar deudas financieras, pero que no tengamos tribunales para proteger a la naturaleza y obligar a pagar las deudas ambientales", dijo Correa. 

Asimismo, en su intervención ante delegaciones de otros 150 países, el presidente de Bolivia, Evo Morales, arremetió contra el capitalismo, modelo que calificó como "la fórmula más salvaje y destructiva en nombre de la libertad de mercado, de libre competencia y de los derechos humanos". 

Lea también: Cumbre de París lanza enérgico llamado a preservar el planetaPrecisamente Morales pidió que se escuche a las regiones latinoamericanas más afectadas por las potencias mundiales y los cambios que sus políticas económicas provocan sobre el medio ambiente. Agregó que tiene una "profunda preocupación por los dramáticos efectos que están ocurriendo hoy, en torno al cambio climático que amenazan con acabar con la vida y con nuestra madre tierra". 

"Hacemos un llamado urgente pero necesario a todos los gobiernos, en particular a las potencias capitalistas, a que cesen la irreversible destrucción de nuestro planeta", añadió el mandatario boliviano.

Bolivia, como miembro del grupo de países latinoamericanos Alba, es uno de los portavoces más críticos en las negociaciones para un acuerdo de lucha contra el cambio climático, y exige a los países ricos que asuman sus responsabilidades.

"No podemos mantener el silencio cómplice y tampoco podemos hablar de prudencia cuando estamos en el umbral de la destrucción asegurada", indicó.

A su turno la presidenta chilena, Michelle Bachelet, dijo que es fundamental volcar la atención del debate ambiental en la importancia de los océanos, especialmente por el cambio climático. 

En ese sentido, sobre el papel de Chile en el acuerdo vinculante que se concretará en la COP21, Bachelet espera que éste sea “ambicioso, diferenciado, universal y vinculante para que las nuevas generaciones sepan que ha estado a la altura del desafío planteado por el cambio climático". No obstante, recalcó que su país ha puesto en marcha un impuesto a las emisiones de dióxido de carbono que empezará a aplicarse en dos años y que Chile hace parte de un grupo de líderes por el precio del carbono, que buscan la internalización de los costes asociados al cambio climático. 

Lea también: Con minuto de silencio inició Cumbre Mundial de Cambio Climático

"El cambio climático no es sólo un problema continental, también es un problema social" , dijo Bachelet ante 150 jefes de Estado y gobierno reunidos en Le Bourget, al norte de París.

"Los países desarrollados son los llamados a ejercer un claro compromiso verdadero y vinculante".

La mandataria chilena recordó que su país, a pesar de ser un "emisor marginal" de gases de efecto invernadero responsable del calentamiento de planeta, padece los fenómenos extremos que ese fenómeno está generando.

Recordó al respecto las inundaciones padecidas por el norte de Chile en abril pasado, cuando en un día llovió lo que en 14 años y que casi simultáneamente en la península antártica se había alcanzado 17,5 ºC, la temperatura más alta jamás registrada.

Bachelet anunció su participación el lunes en una iniciativa al margen de la cumbre destinada a impulsar los esfuerzos para fijar un precio del carbono, "que internacionalice los costos asociados al cambio climático". 

La presidenta incluyó en su discurso un mensaje de solidaridad al pueblo francés por los atentados del 13 de noviembre en París, que dejaron 130 muertos, incluyendo tres chilenos, en la sala de conciertos Bataclan, donde Bachelet rindió un sentido homenaje a las víctimas el domingo. 

A su turno el presidente mexicano Enrique Peña Nieto manifestó que "sí, es posible crecer económicamente para generar bienestar social al tiempo que cuidamos de nuestro medioambiente".

México fue uno de los primeros países en presentar su plan de acción para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

"Hoy vemos con entusiasmo el compromiso político de 183 países", añadió el mandatario mexicano, en referencia al número de compromisos presentados hasta la fecha.

La COP21, que debe cerrar de aquí al 11 de diciembre un acuerdo mundial de lucha contra el cambio climático, fue abierta por jefes de Estado y de gobierno este lunes, en la más importante cita de este nivel en la historia de la ONU.

"Esta COP21 debe ser un parteaguas para el mundo, debemos transicionar hacia economías bajas en emisiones de carbono", pidió Peña Nieto.

En su plan presentado ante Naciones Unidas en febrero de este año, México se comprometió a reducir en un 25 % sus emisiones de gases de efecto invernadero de aquí a 2030, y hasta un 40 % si hay un acuerdo mundial que contemple ayudas financieras y transferencia de tecnología a los países en desarrollo, entre otros.

La conferencia de París tiene como objetivo un acuerdo para frenar el aumento de la temperatura del planeta y para ayudar a los países en vías de desarrollo a adaptarse y a mitigar el impacto del cambio climático.

Los mandatarios que subieron al podio antes de Morales coincidieron en señalar el peligro para el futuro del planeta, pero también en las enormes posibilidades del cambio tecnológico.

"Se trata de decidir aquí mismo, en París, el futuro del planeta", advirtió el anfitrión, el presidente francés, François Hollande. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad