Presidente ucraniano advierte del riesgo de "guerra total" con Rusia

Junio 04, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co l AFP
Presidente ucraniano advierte del riesgo de

El presidente ucraniano, Petró Poroshenko (foto), aseguró que la amenaza de una reanudación de las acciones militares por parte de los grupos rebeldes prorusos sigue siendo gigantesca.

Las autoridades ucranianas acusaron a los separatistas prorrusos de haber desencadenado una gran ofensiva con más de 10 carros de combate y 1.000 efectivos contra sus posiciones en Marinka.

Ucrania advirtió contra la amenaza "gigantesca" de una reanudación de los ataques de los rebeldes un día después de que los combates dejaran 24 muertos en el este del país, mientras Rusia avisaba que el proceso de paz podría "estallar en pedazos".

Lea también: El conflicto ucraniano considerado la "mayor amenaza" a la paz desde 1945.

Los combates de este miércoles fueron los más importantes ocurridos desde que los rebeldes retomaran el nudo ferroviario estratégico de Debaltsevo, a medio camino entre los bastiones separatistas de Donetsk y Lugansk, poco después de la entrada en vigor del alto el fuego del 15 de febrero, fruto de los acuerdos de paz de Minsk 2.  

"La amenaza de una reanudación de las acciones militares de gran envergadura de los grupúsculos terroristas rusos sigue siendo gigantesca" , declaró el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, durante su discurso anual ante el Parlamento ucraniano, afirmando que más de 9.000 soldados rusos se encuentran actualmente en el campo.

"Ante la permanente amenaza de que Rusia lance una guerra total contra Ucrania, la defensa de nuestro país sigue siendo una prioridad clave", sostuvo.

Mientras que los rebeldes negaron toda implicación en la ofensiva denunciada por Kiev cerca de Marinka, a unos 20 kilómetros de Donetsk, Rusia, acusada por Ucrania y los occidentales de apoyar y armar a los separatistas prorrusos, denunció las "provocaciones" ucranianas y mostró su preocupación por el futuro de los acuerdos de Minsk.

Estos últimos "están permanentemente amenazados de estallar en pedazos a causa de los actos de las autoridades de Kiev, que intentan evitar sus obligaciones de establecer un diálogo directo" con los rebeldes, declaró el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, citado por la agencia Interfax.

Sin embargo, las autoridades ucranianas acusaron a los separatistas prorrusos de haber desencadenado este miércoles al amanecer una gran ofensiva con más de 10 carros de combate y 1.000 efectivos contra sus posiciones en Marinka. Los rebeldes confirmaron que se produjeron combates cerca de esta localidad. 

En un informe publicado este miércoles, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa, Osce, indicó haber observado el "movimiento de un gran número de armas pesadas en los territorios controlados por la República Popular de Donetsk, generalmente hacia el oeste de la línea del frente, cerca de Marinka, antes y durante los combates".

Entre estas armas, se incluiría una pieza de artillería de calibre superior a 122 milímetros, informó la organización, que se encarga de observar los acontecimientos que ocurren en el este de Ucrania.

Los acuerdos de Minsk establecían la retirada del frente de armas de calibre superior a 100 milímetros, aunque un estado mayor ucraniano admitió que sus tropas las habían llevado al frente para responder a los rebeldes.

El balance de los enfrentamientos alcanza al menos los 24 muertos. Según el portavoz de los rebeldes prorussos, 14 de sus combatientes y cinco civiles murieron en las últimas 24 horas, mientras que las autoridades de Kiev informaron que cinco de sus soldados murieron en los enfrentamientos.

Ante esta situación, una portavoz de la diplomacia de la Unión Europea denunció este jueves la "escalada" de los enfrentamientos de la víspera en el este de Ucrania y consideró que se trataba de la "violación más grave" del alto el fuego alcanzado en febrero.

Este miércoles por la noche, la portavoz de la diplomacia estadounidense, Marie Harf, advirtió que "todo nuevo ataque (...) de las fuerzas ruso-separatistas es inaceptable" .

Este estallido de violencia hace temer por los acuerdos de Minsk, que buscaban poner fin a un conflicto en el este que ha dejado ya más de 6.400 muertos desde que comenzara en abril de 2014.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad