Presidente de EE.UU. urge reforma para indocumentados

Presidente de EE.UU. urge reforma para indocumentados

Julio 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias

En su primer discurso sobre la inmigración en los Estados Unidos, Barack Obama afirmó este jueves que su gobierno procederá adelante con una reforma exhaustiva del sistema migratorio, que “refleje nuestros valores como un Estado de Derecho y un país de inmigrantes”.

En su primer discurso sobre la inmigración en los Estados Unidos, el Presidente de ese país afirmó este jueves que su gobierno procederá adelante con una reforma exhaustiva del sistema migratorio, que “refleje nuestros valores como un Estado de Derecho y un país de inmigrantes”.El Mandatario estadounidense desde la Facultad de Diplomacia de la Universidad Americana, en Washington, acusó a la palabrería política y a la intervención de intereses económicos de haber empantanado la reforma a las leyes de inmigración, pero dijo que su gobierno no “dejará para más adelante” la tarea de reparar el sistema.Tras reconocer que la inmigración es un asunto “emocional” que se presta a la demagogia, subrayó su convencimiento de que es posible “dejar la política a un lado” y que los partidos, tanto el Demócrata como el Republicano, se unan.La reforma incluiría una vía para la regularización de los cerca de once millones de indocumentados que se calcula residen en Estados Unidos; multas para los empresarios que contraten a ilegales y que refuerce la seguridad en la frontera.Obama llamó a los republicanos a trabajar en el tema, en particular a once senadores del partido opositor que apoyaron esfuerzos recientes para mejorar el sistema de inmigración.Tratando de retomar impulso en un asunto que muchos activistas esperaban tener resuelto para esta época, Obama expuso sus razones para un enfoque integral que arregle lo que él y otros, como los republicanos, dicen que es un sistema de inmigración quebrantado.Dijo que el problema no puede resolverse “sólo con cercos y patrullas fronterizas”, pero que el gobierno debe rendir cuentas de su responsabilidad de asegurar las fronteras.Obama agregó que los negocios también deben enfrentar las consecuencias de darle empleo a indocumentados y que quienes ingresan al país ilegalmente deben resolver sus acciones antes de comenzar el proceso de ganar la ciudadana.Obama, quien durante su campaña había prometido que la reforma de la inmigración sería una de sus prioridades, dijo que la nueva ley antiinmigración de Arizona y las protestas que ha provocado han generado nuevas tensiones.María Elena Durazo, secretaria y tesorera de la central Sindical AFL-CIO en el Condado de Los Ángeles, elogió el discurso y dijo que “los republicanos están aguantando su apoyo a la reforma migratoria. Si no se mueven, si no hacen nada, al menos serán expuestos como obstruccionistas y si hacen eso, deberán pagarlo en las siguientes elecciones”.Por su parte, Janet Murguía, presidente y directora ejecutiva del Consejo Nacional de La Raza, sostuvo que “un solo discurso no es suficiente, y no hará ninguna diferencia si el Presidente no le da seguimiento y empuja a ambos partidos en el Congreso para que avancen una propuesta. Es tiempo de ver quién quiere soluciones y quién quiere seguir jugando política con las vidas de la gente y los intereses de Estados Unidos”.“Espero que este discurso a la Nación contribuya a cambiar la opinión de gente que no está convencida o bien informada sobre la reforma migratoria”, apuntó Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Angeles.Sin embargo, Salas lamentó que Obama no haya mencionado o establecido fechas para la reforma. “Queríamos escuchar un compromiso de fechas o a lo que él se comprometía”, agregó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad