Presidente de Ecuador decreta emergencia por posible tsunami

Marzo 11, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE

El presidente Rafael Correa decretó el viernes el estado de emergencia y la evacuación de la población de las Islas Galápagos y del litoral ecuatoriano hacia zonas altas para hacer frente a un posible tsunami derivado del fuerte terremoto ocurrido en Japón.

El presidente Rafael Correa decretó este viernes el estado de emergencia y la evacuación de la población de las Islas Galápagos y del litoral ecuatoriano hacia zonas altas para hacer frente a un posible tsunami derivado del fuerte terremoto ocurrido en Japón.En rueda de prensa, el mandatario señaló que "en este momento el país se encuentra en estado de emergencia y los habitantes, los ciudadanos de Galápagos y del perfil costanero tienen que evacuar de dicho perfil y subir a tierras altas; sus enseres serán resguardados por fuerzas armadas y policía nacional dentro de lo que establece la ley".Pidió a los pescadores que lleven las grandes embarcaciones a mar abierto para evitar daños y a los pequeños pescadores les prohibió cualquier actividad pesquera, además suspendió las actividades escolares en las zonas expuestas.Señaló que "lo más importante es precautelar las vidas humanas, tenemos tiempo suficiente, están activados los Comités de Operaciones de Emergencia, las cosas están funcionando bastante bien, ordenadamente"."Por lo pronto debemos estar pendientes de un escenario más grave, que llegue un tsunami a las costas ecuatorianas y las islas Galápagos", afirmó.Añadió que ese decreto tiene una vigencia de 60 días.El capitán de Marina, Jorge Cárdenas, del Instituto Oceanográfico, dijo en la red de televisión Ecuavisa que "cerca de Hawái tenemos un incremento de la altura del nivel del mar de 3,3 metros, eso nos indica que en mar abierto las olas se han incrementado 3,3 metros, lo cual es bastante preocupante, porque al llegar a la costa el nivel del mar se incrementa mucho más".Agregó que "existe la posibilidad de que esa ola se vaya disipando mientras llega a las costas ecuatorianas" sobre la cuales hay permanente vigilancia.Se espera que en dos o tres horas se pueda conocer si ese fenómeno afectará a Ecuador.Hasta el momento los sistemas de monitoreo de las condiciones del mar no han detectado ninguna anormalidad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad