Presidente de BP toma las riendas para restaurar la reputación de la empresa

Junio 18, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencia EFE

Carl-Henric Svanger, dijo buscará restablecer la reputación de la petrolera británica tras el vertido de crudo en el golfo de México, y agregó que el consejero delegado, Tony Hayward, dejará la gestión de ese desastre.

El presidente de BP, Carl-Henric Svanger, dijo este viernes que tomará las riendas para restablecer la reputación de la petrolera británica tras el vertido de crudo en el golfo de México, y agregó que el consejero delegado, Tony Hayward, dejará la gestión de ese desastre, como ya se había anunciado el 4 de junio.En una entrevista con la cadena de televisión Sky News, Svanger reconoció que ciertos comentarios del consejero delegado han "disgustado a algunas personas". El máximo ejecutivo de la petrolera afirmó que Hayward se fue a Estados Unidos con la misión expresa de resolver la cuestión, pero la contención del derrame, que empezó tras un accidente el pasado 20 de abril en el que murieron 11 personas, no ha ido según lo planeado."Todo el mundo pensaba que se haría más rápidamente", declaró Svanger, en lo que se ha interpretado como una aparente falta de apoyo del presidente de British Petroleum (BP) para Hayward.La multinacional petrolera operaba la plataforma Deepwater Horizon que explotó el 20 de abril desencadenando el peor desastre ecológico en la historia de Estados Unidos.El máximo responsable de la empresa recordó que como ya se anunció a los accionistas el 4 de junio la gestión de la respuesta al desastre se trasladará al responsable de América de BP, Bob Dudley, quien velará por el cumplimiento de todas las obligaciones de la compañía.El consejero delegado Hayward fue acusado el jueves de dirigir una empresa en la que prima la rentabilidad sobre la seguridad, al comparecer por primera vez en el Congreso de Estados Unidos para responder por la mayor catástrofe medioambiental ocurrida en ese país.Los congresistas estadounidenses coincidieron de forma casi unánime en que BP tomó decisiones "arriesgadas" en el diseño del pozo que explotó e ignorar las señales de advertencia que precedieron al accidente. Hubo también quien utilizó las propias palabras de Hayward contra él."A nosotros también nos gustaría recuperar nuestra vida", dijo el legislador Bart Stupak, en referencia a la reciente y polémica afirmación de Hayward de que quería que el derrame acabase para poder así "recuperar su vida".Stupak señaló que el directivo de BP probablemente verá cumplido su deseo y además se llevará un sustancioso paquete de compensación. Por el contrario, dijo el legislador, los estadounidenses tendrán que afrontar las "terribles consecuencias" del comportamiento "temerario" de BP.Hayward, que mantuvo silencio durante la primera hora de la audiencia sentado solo en una mesa desde la que escuchaba los comentarios de los legisladores, dijo durante su testimonio estar "asolado" por el vertido."Estoy personalmente asolado", afirmó, para añadir que "BP es una empresa poderosa que no escatimará esfuerzos" para reparar el daño del derrame.En la entrevista, Svanberg admitió que lo que empezó como un accidente industrial se ha transformado en un conflicto de mayor alcance. "Se ha convertido en un asunto de reputación, un apretón económico para BP y un asunto político, y por eso ahora me veréis más a mí", manifestó. Hasta ahora, la estrategia de la empresa había sido que Hayward fuera su principal portavoz, pero las repercusiones polÍticas de lo ocurrido requieren un cambio de estructura."Dado que esto se está convirtiendo en un tipo de crisis diferente, aquí es cuando entro yo", insistió. El presidente de la petrolera británica dijo que el accidente ocurrido en el pozo Deepwater Horizon "era muy poco probable" aunque ha causado "graves consecuencias".La empresa, que ha suspendido el pago de dividendos a sus accionistas para invertir el dinero en solventar la crisis y crear un fondo de 20.000 millones de dólares (16.300 millones de euros) para indemnizar a los afectados, "es fuerte", dijo el máximo ejecutivo, y negó que, como ha sugerido el Gobierno ruso, se enfrente a su "desaparición"."Aún creo firmemente en BP y pienso que saldremos de ésta", afirmó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad