Preocupación mundial por situación política de Haití

Preocupación mundial por situación política de Haití

Enero 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
EFE

La restitución a Haití de los fondos del clan del expresidente Jean Claude Duvalier, derrocado hace 25 años, puede tardar aún meses o años, según reconoció hoy a Efe un responsable del Ministerio de Exteriores suizo.

La comunidad internacional expresó ayer su preocupación por la situación política de Haití, que sumada a la devastación del país por el terremoto de 2010, la epidemia de cólera y la pobreza y la desigualdad crónicas pinta un sombrío panorama.Haití está en “una encrucijada”, dijo ayer el subsecretario general para Operaciones de Paz de la ONU, Alain Le Roy, en reunión del Consejo de Seguridad.Le Roy consideró de “gran importancia que la actual crisis política termine con rapidez para que el Gobierno y el pueblo haitiano se centren en la reconstrucción” de los daños del terremoto del 12 de enero de 2010.El origen de la crisis está en los resultados oficiales de las elecciones presidenciales del 28 de noviembre, cuestionados por la oposición que alega que favorecen al oficialista Jude Celestin, en perjuicio de Michel Martelly, como rival de Mirlande Manigat en una segunda vuelta para la que no hay fecha.Le Roy dijo que el Consejo Electoral Provisional debe acatar recomendaciones de la OEA, que verificó el proceso tras denuncias, para evitar el riesgo de “una crisis constitucional, con el consiguiente malestar social e inseguridad”.El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, expresó su esperanza de que Haití acepte las recomendaciones de los expertos que verificaron los resultados electorales. “Tengo la esperanza de que sean acogidas. Más allá de las discusiones que se han producido por la filtración del documento y las conclusiones políticas, las recomendaciones están bien fundadas”, dijo.La misión de expertos determinó que 234 hojas de resultados electorales no cumplían las condiciones y se recomienda excluirlas del cómputo.A la incertidumbre creada por el proceso electoral se ha sumado el inesperado regreso al país del ex presidente Jean Claude Duvalier después de 25 años de exilio en Francia, con la consiguiente polarización entre partidarios y detractores de su régimen.Otro haitiano ex presidente, Jean Bertrand Aristide, manifestó desde Sudáfrica, donde está exiliado desde 2004, su deseo de regresar. “El objetivo es muy claro: contribuir como un simple ciudadano a servir a mis hermanas y hermanos haitianos en el terreno de la educación”, dijo en una carta.Insulza dijo que la OEA está concentrada en resolver lo electoral y recordó que son las autoridades haitianas las que deben manejar los casos de Duvalier y Aristide.El Gobierno de Estados Unidos, por su parte, instó a Haití a que continúe con su proceso electoral para formar un Gobierno “legítimo” y “creíble” que permita continuar con la reconstrucción del país, y no volver al pasado con figuras como Duvalier.“Lo último que necesita Haití son distracciones, tales como la llegada de Jean-Claude Duvalier y el posible viaje a Haití del ex presidente Aristide”, indicó el portavoz del Departamento de Estado de EE.UU., Philip Crowley, quien subrayó que Haití vive un momento “delicado” por lo que “es muy importante que continúe con el proceso electoral en curso”.Los haitianos “tienen que ver el surgimiento de un Gobierno creíble y legítimo que continúe el vital trabajo de reconstrucción de Haití”, añadió. Crowley recordó que el Gobierno haitiano no ha respondido aún al informe de la misión de verificación de la OEA sobre las elecciones e instó a Haití a “centrarse firmemente en el futuro (...) y no ser arrastrado hacia el pasado”.Ayer EE.UU. recomendó “enérgicamente” a sus ciudadanos que no viajen a Haití por diversos motivos, entre ellos la delincuencia, el cólera, los disturbios frecuentes y violentos en Puerto Príncipe y la limitada protección policial.En el Consejo de Seguridad, la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Susan Rice, advirtió que Haití corre el riesgo de perder apoyo internacional si no cuenta pronto con un gobierno democrático.“El apoyo duradero de la comunidad internacional, incluidos los EE.UU., exige un proceso creíble que represente la voluntad del pueblo haitiano”, dijo. La enviada especial de la Unesco para Haití, Michalle Jean, destacó la necesidad de que el actual proceso electoral se realice “con calma porque hace falta que los trabajos de reconstrucción continúen y que la comunidad internacional no ceda a la tentación de quedarse a la espera para apoyar” al país.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad