Portugal reelige al presidente conservador Aníbal Cavaco Silva

Portugal reelige al presidente conservador Aníbal Cavaco Silva

Enero 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
Portugal reelige al presidente conservador Aníbal Cavaco Silva

El reelegido Presidente de Portugal, Aníbal Cavaco Silva, sonríe mientras le habla a los periodistas, luego de depositar su voto en Lisboa, durante las elecciones presidenciales de su país que se llevaron a cabo el 23 de enero del 2011.

Portugal eligió este domingo a su Presidente conservador, Aníbal Cavaco Silva, para un segundo período, al propinarle un duro revés al gobierno socialista minoritario que pasa grandes dificultades para contener una aguda crisis económica.

Portugal eligió este domingo a su Presidente conservador, Aníbal Cavaco Silva, para un segundo período, al propinarle un duro revés al gobierno socialista minoritario que pasa grandes dificultades para contener una aguda crisis económica.Aníbal Cavaco Silva, respaldado por el Partido Socialdemócrata -el principal de la oposición-, se llevó el 53% de los votos, en comparación con el 20% para Manuel Alegre, candidato del Partido Socialista, mostraron cifras oficiales tras recibirse los resultados del 98% de los distritos. Otros cuatro candidatos se repartieron el resto de los sufragios.El Gobierno ha implementado medidas de austeridad profundamente impopulares en medio de la preocupación de que la crisis financiera se convierta en un desastre para Portugal.El arrollador triunfo de Cavaco Silva añade más presión política sobre el atribulado gobierno de centro-izquierda encabezado por el primer ministro José Sócrates, el cual se esfuerza por recuperar la confianza internacional en la golpeada economía portuguesa.Sócrates prometió cooperar con el presidente reelecto para asegurar la estabilidad política y rechazó cualquier relación entre el resultado electoral y el hecho de que se tache a su gobierno de "mal encaminado".El destino político y económico de Portugal es importante para el resto de Europa porque el colapso de su gobierno alimentaría la crisis de deuda del continente. Muchos analistas creen que los problemas económicos llevarán a Lisboa a aceptar un paquete de auxilio financiero similar al otorgado a Grecia e Irlanda el año pasado.El gobierno ha insistido en que no necesita tal rescate. En lugar de ello recortó los salarios de los empleados públicos y las prestaciones sociales, y aumentó impuestos a fin de reducir su pesada deuda.Las medidas de austeridad desataron decenas de huelgas el año pasado, incluyendo un paro general de 24 horas que detuvo muchos servicios públicos. Se preparan nuevas protestas en los sectores de transporte y correo para el mes que viene.Cavaco Silva ha respaldado el programa de austeridad del gobierno y ha dicho que no quiere empeorar los predicamentos del país provocando conflictos con el partido gobernante.No obstante, ya ha criticado los planes del gobierno para reactivar la economía con grandes proyectos de infraestructura, como una vía férrea de alta velocidad hacia España, porque el país no puede costearlos.Partidos opositores de centro-derecha han advertido que podrían pedir un voto de retiro de la confianza en el Parlamento si las medidas del gobierno fallan y solicita un rescate financiero.Manuel Vasques, un ingeniero jubilado que votó en Lisboa, dijo que los políticos son los culpables de que Portugal acabara en crisis, pero agregó que "Cavaco (Silva) es la opción menos mala" porque entiende, dijo, las cuestiones financieras internacionales.El descontento con los líderes políticos pareció traducirse el domingo en un elevado abstencionismo. Las encuestas indican que cerca de la mitad de los 9,6 millones de votantes registrados no acudieron a las urnas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad