¿Por qué los militares chavistas no han traicionado a Maduro?

¿Por qué los militares chavistas no han traicionado a Maduro?

Octubre 22, 2017 - 07:50 a.m. Por:
Juan Francisco Alonso, corresponsal de El País en Caracas
Militares Nicolás Maduro

Durante la Presidencia de Nicolás Maduro los militares han aumentado las ya elevadas cuotas de poder que tenían con el fallecido Hugo Chávez.

Agencia EFE

Ni por las buenas ni por las malas. Al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, parece que nada la impedirá terminar su período en enero de 2019.

Tras soportar una ola de protestas que mantuvo al país en jaque durante cuatro meses, de ver como la fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, de ser aliada se convertía en su archienemiga, de que buena parte de los vecinos y de las grandes potencias lo tacharan de dictador, el mandatario acaba de obtener una increíble victoria en las elecciones regionales del pasado 15 de octubre.

Nicolás Maduro

“Maduro hace lo que hace porque los militares lo respaldan”, aseguran analistas del vecino país.

Agencia EFE

Esto a pesar de que el 90 % de los venezolanos califica la situación del país como mala, debido a problemas como la galopante inflación, la cual organismos como el Fondo Monetario Internacional (FMI) estiman que este año superará el 1700 % o la aguda escasez de alimentos y medicinas, la cual ronda el 80 %; y de que el 70 % lo responsabiliza a él de todo lo malo.

Los resultados de los comicios, sin embargo, han sido cuestionados no solo por la oposición sino por gobiernos como el de Estados Unidos, Canadá o España, así como por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para quienes no fueron limpios ni transparentes, debido a decisiones del Consejo Nacional Electoral (CNE), el cual es controlado por el chavismo, como la de mudar, apenas horas antes de los comicios y sin que lo hubieran solicitado, a 700 mil votantes.

Lea también: Maduro advierte con repetir elecciones en estados donde no reconozcan Constituyente

¿Pero cómo un gobierno impopular no solo ha podido resistir meses de protestas, muchas de ellas violentas, divisiones internas y que medio mundo le dé la espalda, justo cuando más lo necesita y además puede darse el lujo de cometer lo que algunos califican de “fraude masivo” en unas elecciones?

Gracias al apoyo militar, coincidieron el investigador del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas, Juan Manuel Track; y el jefe del Departamento de Estudios Políticos de la también capitalina Universidad Metropolitana, Oscar Vallés.

“Chávez se sostenía con tres soportes básicos: su carisma y popularidad, las cuales le permitieron ganar elecciones y tener legitimidad; el apoyo de la Fuerza Armada Nacional (FAN), y la bonanza petrolera, gracias a la cual pudo crear una red clientelar. Maduro, en cambio, no tiene popularidad y no tiene recursos para tener a la gente contenta y por ello ha tenido que aferrarse a la FAN y otorgarles cada vez más cuotas de poder en áreas muy importantes y rentables”, afirmó Track.

En la actualidad un tercio de los 32 ministerios son dirigidos por militares activos o retirados, entre ellos algunos que manejan grandes recursos, como el de Infraestructura o Vivienda; mientras que 7 de las 18 gobernaciones que tiene el oficialismo las encabezan otroras hombres y mujeres de armas.

Por su parte, Vallés agregó: “Si mañana desde Fuerte Tiuna (la principal base militar de Caracas y donde está el Ministerio de la Defensa) comenzarán a actuar con neutralidad, como manda la Constitución, Maduro no dura un día más en el Palacio de Miraflores. La FAN es la que sostiene a este Gobierno”.

¿El TSJ y el CNE no juegan?

Aunque desde la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no son pocos los que han dicho que el control que el Gobierno ejerce sobre el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y el Consejo Nacional Electoral (CNE) también es un factor fundamental que explica el por qué el chavismo sigue en el poder, Vallés no cree que sea tan importante.

“Maduro hace lo que hace porque los militares lo respaldan. Si (el ministro de la Defensa, general Vladimir) Padrino López renunciara o públicamente dijera que no reprimirá más al pueblo, como lo vimos que lo hicieron en los meses pasados, y que no tolerará más violaciones a la independencia de los poderes el Gobierno, no podría hacer lo que hace, porque al instante el TSJ y el CNE comienzan a desmarcarse”, aseveró.

De los 32 magistrados del TSJ, 28 simpatizan abiertamente con el oficialismo, así como 4 de los 5 rectores del árbitro electoral. Los fallos del TSJ han anulado a la Asamblea Nacional, dominada por la oposición; y el CNE ha modificado las condiciones electorales en beneficio del chavismo.

Mirando a los cuarteles

¿Si los militares mantienen a Maduro en el Gobierno es porque a ellos no les afecta la inflación ni la escasez? “No”, replicó Rocío San Miguel, presidenta de la organización Control Ciudadano, quien atribuyó el apoyo castrense al chavismo a dos motivos: “Ni los militares chavistas ni los institucionales ven una alternativa de poder y por eso prefieren que se mantenga el status quo”.

Lea también: "Facebook e Instagram vetan mis contenidos": Nicolás Maduro

Y, “los incentivos a la lealtad, bien sean económicos, políticos o diplomáticos, son muy atractivos”, dijo al recordar que en los últimos seis años tanto Maduro como el fallecido Hugo Chávez nombraron más de mil generales y almirantes, más que los que tiene hoy Estados Unidos, y muchos de ellos ocupan importantes cargos dentro y fuera del país.

El proteger esas prebendas y cuotas de poder sería otro motivo que los expertos dan para que los uniformados cierren filas con el mandatario, pese a su enorme impopularidad. Hay que recordar que con Maduro los militares han aumentado las ya elevadas cuotas de poder que tenían con Chávez, pese a que en diciembre de 2015 el primero dijo que los devolvería a los cuarteles.

Así, por ejemplo, Padrino López recibió el año pasado la tarea de garantizar el abastecimiento de alimentos y medicinas, lo cual supuso la apertura total para que los militares controlen el negocio de importación y distribución de esos productos con divisas a precios preferenciales. Y meses después les abrió las puertas a participar en el negocio petrolero y minero al crear la Compañía Anónima Militar de las Industrias Mineras, Petrolíferas y de Gas (Camimpeg).

Para Track, la única manera en que podrá producirse un cambio de Gobierno en Venezuela es quebrando la alianza que este tiene con los militares.

“Hay que generar incentivos para que dejen de apoyar a Maduro y apoyen una transición”, dijo y, al ser consultado sobre cómo hacerlo, replicó: “Elevando los costos mediante un resurgimiento de la presión de calle, pero con una agenda clara y que vaya más allá de los partidos. La comunidad internacional debería endurecer las sanciones contra los militares, por ejemplo”.

Desde la MUD, por su parte, reconocen que el reto que tienen por delante no es fácil. “La FAN en Venezuela es un actor de la problemática, no es un árbitro no deseado que podría intervenir para resolver el asunto con un golpe como en otros momentos de nuestra historia”, afirmó un dirigente que pidió el anonimato.

La misma fuente agregó: “La FAN forma parte de la extorsión por hambre que viene aplicando el Gobierno en los últimos tiempos con las bolsas de comida que vende a precios subsidiados, porque ella es la que importa y distribuye la comida. Es necesario trazar una estrategia hacia ella, porque, de lo contrario, lo que nos espera es sangre. El país es una bomba de tiempo”.

Los Consejos Legislativos de los cinco estados en los que la oposición obtuvo un triunfo en las elecciones de gobernadores se han negado a juramentar a los candidatos electos.

Otro intento

El Grupo de Lima se reunirá en Toronto este jueves 26 de octubre para “explorar formas” de que los países del continente busquen una “solución a la crisis” de Venezuela y “mantener la presión” sobre el régimen de Maduro.

El Grupo está compuesto por doce países americanos (Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay y Perú).

El Ministerio de Asuntos Exteriores canadiense dijo que se discutirán opciones “para ampliar la cooperación con otros socios y traducir su inquebrantable apoyo al pueblo venezolano en acciones concretas”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad