Por primera vez logran secuenciar el genoma de un indígena de la época precolombina

Por primera vez logran secuenciar el genoma de un indígena de la época precolombina

Febrero 19, 2018 - 04:04 p.m. Por:
Agencia EFE
Logran secuencia del genoma de un indígena antes de la época precolombina

Cuando Cristóbal Colón llegó a Cuba, la isla estaba habitada por tres pueblos indígenas, entre los que estaban los taínos. Estos monolitos son una huella de su cultura que desapareció tras ser aniquilados casi del todo por los españoles.

Foto: Agencia EFE

Un equipo de científicos logró secuenciar por primera vez el genoma humano completo de un individuo del Caribe precolombino, partir de los dientes de una mujer taína, los primeros indígenas americanos que experimentaron el impacto de la colonización europea en 1492.

Los resultados se publicaron en la revista científica Pnas, en un artículo firmado por científicos de las universidades de Copenhague, en Dinamarca; Oxford, en Reino Unido; Stanford, en California; Leiden, en Países Bajos; así como la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Santiago de Compostela, USC, de España.

Los restos fósiles son piezas dentales con más de mil años, encontrados en una cueva en la isla de Eleuthera en las Bahamas. Se hallaron tres enterramientos, dos se correspondían a hombres y uno a una mujer, cuyas edades oscilaban entre los 20 y los 35 años, explica el español Antonio Salas Ellacuriaga, de la USC.

Solo la mujer pudo ser analizada porque los otros restos estaban muy deteriorados; se consiguió extraer ADN de sus dientes.

Los análisis realizados (con métodos de radiocarbono 14) permitieron precisar que las piezas pertenecían a una mujer de la etnia de los Taínos, que vivió entre los siglos VIII y X, 500 años antes de la llegada de Cristóbal Colón a América. La colonización asociada a este desembarco derivó en lo que se conoció como la colonización de América.

Los taínos habitaban las islas que hoy abarcan Bahamas, Antillas Mayores: Cuba, Jamaica, República Dominicana, Haití y Puerto Rico, así como el norte de las Antillas Menores.

Las poblaciones nativas "fueron desapareciendo en un corto espacio de tiempo y asimiladas cultural y biológicamente", detalla Salas, quien añade que a pesar de que fueron pueblos totalmente extinguidos -hacia mediados del XVI- existe la esperanza de identificar su génesis usando aproximaciones como la arqueología, lingüística o genética.

Salas y parte del equipo que ahora presenta este trabajo publicaron en 2015, también por primera vez, el genoma entero de tres individuos que fueron enterrados en la Isla de San Martín (Caribe), pero esa vez eran esclavos trasladados allí en el período del tráfico de esclavos transatlántico y no originarios del Caribe.

"Lo que ahora presentamos es el primer genoma entero de un indígena original del Caribe", resume Salas.

¿Para qué sirve este hallazgo?

A partir de este análisis, los científicos sacaron algunas conclusiones, entre ellas que la mujer ahora identificada muestra un genoma semejante al de las poblaciones actuales del sur de América.

También, que los habitantes de Puerto Rico tienen en su 10 - 15% del genoma un ADN taíno, que rememora a sus ancestros indígenas.

En el genoma taíno se observaron asimismo señales que indican una reducción poblacional extrema muy ancestral, coincidiendo con la llegada de los primeros pobladores del continente americano a través del estrecho de Bering.

Además, no se evidenció la existencia de una fuerte endogamia o signos de aislamiento, por lo que lo datos apuntan a que el tamaño efectivo de esta comunidad era "razonablemente grande, superior a los 1600 individuos reproductores -este tamaño es incluso superior al de algunas poblaciones que habitan hoy el continente, como los Karitiana y Surui-.

Salas considera que se trata de un resultado "muy llamativo, si tenemos en cuenta que la isla de Eleuthera tiene una extensión de tan sólo 518 kilómetros cuadrados y resulta difícil imaginar cómo una comunidad tan grande podía convivir en un espacio tan reducido".

Los investigadores interpretan que la explicación podría estar en que todos los habitantes de las islas del Caribe estaban tremendamente conectados, formando una gran red comercial y de intercambio genético.

Lea también: Exitosa separación de siamesas en EE. UU. que estaban unidas en pecho y abdomen

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad