Por falta de fondos, Gobierno de Estados Unidos inició un cierre parcial

Por falta de fondos, Gobierno de Estados Unidos inició un cierre parcial

Enero 20, 2018 - 10:04 a.m. Por:
Agencia EFE
Congreso de Estados Unidos.

Congreso de Estados Unidos.

Foto: Agencia EFE

El Gobierno de Estados Unidos inició a la medianoche del pasado viernes un cierre parcial de sus actividades por la falta de fondos para financiarlas después de que republicanos y demócratas no alcanzasen un acuerdo presupuestario en el Congreso.

Este cierre coincide con el primer aniversario del presidente Donald Trump en la Casa Blanca.

La última vez que el Gobierno de Estados Unidos tuvo que cerrar por falta de fondos fue en octubre de 2013, con Barack Obama en la presidencia del país, un paro que se alargó durante 16 días.

En 2013, Obama mandó a más de 800 mil trabajadores públicos -los considerados "no esenciales"- a sus casas suspendidos de empleo, cerró museos y parques nacionales y canceló tratamientos experimentales en los centros médicos de investigación federales.

A la espera de comprobar las consecuencias prácticas del presente cierre, el jefe del Pentágono, James Mattis, advirtió de que algunas operaciones militares quedarán suspendidas a la espera de fondos, aunque la falta de presupuesto no afectará a la guerra de Afganistán ni contra el Estado Islámico (EI).

Los demócratas, que forzaron el cierre con su oposición a las cuentas en el Congreso, habían condicionado su voto a que Trump y los republicanos accedieran a regularizar a los cerca de 800 mil jóvenes indocumentados conocidos como 'dreamers' o "soñadores".

Después de la medianoche del viernes al sábado, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que advirtió de que "no negociará" con los demócratas el estatus de los "soñadores" para lograr nuevos fondos y calificó a la oposición de "perdedores".

"No negociaremos el estatus de inmigrantes ilegales mientras los demócratas mantienen a nuestros ciudadanos legales rehenes de sus insensatas demandas. Este es un comportamiento de perdedores obstruccionistas, no de legisladores", expresó la Casa Blanca.

El Gobierno de Trump dijo que solo "reabrirá las negociaciones sobre la reforma migratoria" una vez los demócratas desbloqueen las cuentas.

Vea el video: Trump promete estar "siempre" en contra el aborto para proteger la "santidad de la vida"

Un "inconveniente" para el Pentágono

A pesar de los mensajes alarmistas del presidente Donald Trump el cierre parcial del Gobierno estadounidense implica apenas un "inconveniente" para las Fuerzas Armadas.

"Supone un inconveniente, tendrá un efecto en el Ejército, pero no va a dejar a Estados Unidos sin protección", explicó el coronel Mark Cancian, experto en seguridad internacional que trabaja para el Centro de Estudios Internacionales y Estratégicos, Csis.

Esta afirmación dista mucho de la visión catastrofista que en las últimas semanas venía propagando Trump, quien llegó a decir que un cierre del Gobierno sería "lo peor que le podría pasar al Ejército".

El presidente no ha dudado en responsabilizar al Partido Demócrata de los efectos que la falta de fondos podría tener en la seguridad del país.

La realidad, sin embargo, parece ser bien diferente puesto que, según apuntan numerosos expertos, el Departamento de Defensa es posiblemente el aparato del Estado mejor protegido ante un eventual cierre del Gobierno.

"Todo el personal militar en activo continuará ejerciendo sus funciones con normalidad, si bien es cierto que no recibirán su salario hasta que el Congreso apruebe la dotación de fondos", aclaró el pasado viernes el Departamento de Defensa en un memorándum interno destinado a su personal.

En todo caso, de acuerdo con Cancian, que ocupaba el cargo de director nacional de la división de seguridad de la Oficina de Gestión y Presupuestos en 2013, cuando los republicanos forzaron el cierre del Gobierno del entonces presidente, Barack Obama, el Pentágono tiene acceso a una provisión de fondos para emergencias.

Esta provisión asegura que haya fondos suficientes para cualquier operación militar en la que tomen parte las tropas estadounidenses en estos momentos. Además, recordó Cancian, existen otras vías para asegurar que los militares reciban su tan merecida soldada.

"En 2013 -apuntó-, el Gobierno aprobó una ley que establecía que los miembros del Ejército recibirían su paga, de manera que esto no fue un problema, e imagino que ahora se podría autorizar algo así este lunes".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad