Policía no logra frenar disturbios en Londres

Agosto 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

Desde el sábado, cientos de manifestantes han quemado carros, edificios y saqueado el comercio. Van 215 detenidos.

Londres vive un caos después de tres días de disturbios, en los que cientos de manifestantes han quemado carros, edificios y saqueado el comercio. La Policía presentó ayer un balance de 215 personas detenidas. Las protestas contra la Fuerza Pública también han dejado 35 agentes de la Policía heridos, entre ellos tres a los que atropelló un automóvil cuando intentaban hacer arrestos en el este de la capital de Inglaterra.Ayer los saquesos se extendieron a la ciudad norteña de Liverpool, informó la policía británica.Los ataques contra la Policía comenzaron el sábado en la noche tras la muerte, en un tiroteo con agentes, de Mark Duggan, un hombre de 29 años, padre de cuatro hijos.El caso de Duggan, quien recibió un disparo de la Policía cuando iba en un taxi, es investigado por una comisión independiente.Aunque la protesta comenzó de forma pacífica, la situación se tornó difícil cuando entre 300 y 500 personas se congregaron alrededor de la estación de Policía de Tottenham. Algunos manifestantes llenaron botellas con gasolina y las arrojaron contra filas de policías. Otros confrontaron a los agentes con armas improvisadas como bates de béisbol y barras, e intentaron irrumpir en la estación.Varios jóvenes encapuchados saquearon negocios, atacaron a agentes e incendiaron vehículos en una ola de violencia que no se veía en la ciudad desde 1986 y que expuso la inconformidad contra la Policía.Políticos en descansoEl último incidente se presentó ayer en Hackney, un barrio conocido por sus altas tasas de criminalidad, donde algunas requisas de las autoridades dieron lugar a que un grupo de encapuchados se les enfrentara.Las imágenes aéreas de la calle Mare, una de las arterias principales de este barrio, mostraban cómo los manifestantes utilizaban palos para romper escaparates en las tiendas y las ventanas de algunos autobuses.Los gobernantes británicos han sido criticados por seguir de vacaciones pese a la violencia en las calles. Es por esto que el primer ministro David Cameron decidió suspender su descanso y regresar al país para enfrentar la crisis.Lo mismo hizo la ministra del interior, Theresa May, quien se reunió ayer con altos mandos policiales. En una rueda de prensa, la funcionaria dijo que los causantes de estos disturbios son simplemente “delincuentes” y prometió que serán llevados ante la justicia. May agregó que “habrá más arrestos” una vez se analice el contenido de las cámaras de seguridad instaladas en la calle. Se estima que los daños están por encima de los 115 millones de euros.Las causasPara algunos manifestantes la muerte de Mark Duggan en Tottenham fue el detonante de las protestas. Argumentan que el hombre de raza negra fue asesinado por motivos raciales.Sin embargo, otros apuntan a que los recortes presupuestarios de los últimos meses, la reducción de las ayudas a los jóvenes en barrios humildes y el aumento del desempleo, se han sumado al descontento de los manifestantes.Las autoridades aseguraron que los desórdenes fueron obra de una minoría criminal y no un indicio de tensiones sociales o problemas de seguridad.En el área más afectada, Tottenham, muchos residentes coincidieron que los saqueos fueron obra de delincuentes. “Un montón de jóvenes oyeron que había una protesta y se sumaron”, dijo Marcia Simmons, habitante de Tottenham.La Policía británica culpó a Twitter y al programa BlackBerry Messenger, BBM, de facilitar la propagación de la violencia en Londres, mediante mensajes que incitaban a los jóvenes a unirse a los disturbios. La compañía Research in Motion, RIM, fabricante de BlackBerry, hizo público un mensaje a través de su cuenta de Twitter en el que asegura que está en contacto con las autoridades para prestar la “asistencia” que sea necesaria para las investigaciones.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad