Polémica por posible aprobación de ley que despenalizará el aborto en Uruguay

Septiembre 27, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Resumen de agencias
Polémica por posible aprobación de ley que despenalizará el aborto en Uruguay

Activistas a favor de la despenalización del aborto en Uruguay realizaron una manifestación frente al Palacio Legislativo, donde se decide la ley que permitiría la interrupción del embarazo en ese país.

El polémico proyecto avanzó en la Cámara de Diputados de Uruguay y su aprobación final está en manos del Senado. Sobre la iniciativa, que generó manifestaciones a favor y en contra, el presidente José Mujica ya anunció su posición a favor del aborto.

La iniciativa que está a un paso de convertir en ley la despenalización del aborto en todas sus formas tiene divididos a los uruguayos, más cuando al proyecto sólo le queda por surtir su último trámite en el Senado y, de ser aprobado, pasaría a sanción presidencial.El proyecto aprobado por los diputados la noche del martes en un candente debate que duró más de catorce horas, modifica sustancialmente al que votó en diciembre la Cámara de Senadores.Así las cosas, la Cámara alta tendrá que darle el visto bueno y definitivo a la iniciativa, aunque se espera que su concepto sea positivo, pues ellos ya votaron un proyecto inicial que defendía la legalización del aborto.Con anterioridad, el presidente José Mujica anunció que no vetaría un proyecto de estas características, lo que convertiría a Uruguay en el tercer país de América Latina (Cuba y Puerto Rico) en despenalizar el aborto.Choques morales y éticosUna encuesta realizada por la consultora Cifra revela que el 52 % de la población de Uruguay está a favor de despenalizar el aborto, mientras que el 34 % lo censura y el 14 % no se pronuncia.La división incluso se evidenció en el debate de aprobación donde algunos diputados se retiraron del recinto para evitar votar el proyecto con el que no estaban de acuerdo.El diputado Darío Pérez argumentó con tristeza que no podía acompañar la votación porque aún recordaba el dolor que le supuso la pérdida de un hijo cuando su esposa abortó de forma espontánea mientras cursaba el cuarto mes de embarazo. Su hómologo Javier García, del Partido Nacional, consideró que el proyecto es “ineficaz e incoherente” y cuestionó que se valide el aborto en un país con “un serio problema demográfico”, donde la tasa de fecundidad es menor a dos hijos por mujer.El diputado Fitzgerald Cantero agregó que no estaba de acuerdo con la iniciativa porque “con este proyecto la madre podrá hacer, de acuerdo a su estado de ánimo, lo que quiera con el embarazo”.El diputado Iván Posada, promotor del proyecto, sostuvo que “éste opta por un camino intermedio, la senda del menor mal ante valores en conflicto, y nos recuerda que la salida civilizada cuando la humanidad ha enfrentado situaciones de esta naturaleza siempre ha consistido en apelar a la participación de terceros que tomen en cuenta todos los aspectos involucrados”.La diputada oficialista Daisy Tourné defendió el texto en su intervención ante la cámara y afirmó que es un derecho “de las mujeres” el de disponer de su cuerpo y decidir abortar un embarazo.Entre tanto, la organización Mujer y Salud Uruguay cuestionó frente al Palacio Legislativo que para abortar las mujeres tengan que “comparecer ante un tribunal interdisciplinario”.Según la Coordinadora por el Aborto Legal, el proyecto no le reconoce a la mujer el derecho a decidir libremente sobre su vida y no prevé sanciones a los servicios de salud que no cumplan con los plazos previstos.“Las mujeres tendrán que comparecer ante un tribunal de expertos para dar explicaciones. Es casi imposible cumplir los plazos pautados, concretar todo antes de las 12 semanas de embarazo, y si se pasa el plazo, hay mujeres que no van a tener más remedio que recurrir a otra forma y eso será delito”, agregó la organización.Lo que permitiría la leyDe ser aprobado el proyecto de Ley que entrará en curso en el Senado de Uruguay, las mujeres en ese país podrán abortar siempre y cuando tengan menos de doce meses de gestación.Sin embargo, deberán acudir a un médico para expresar su deseo y éste enviará a la mujer ante un consejo formado por un ginecólogo, un trabajador social y un psicólogo para que la informen sobre todas las posibilidades que tiene tanto si quiere tener el hijo como si no.Luego, la interesada tendrá cinco días para reflexionar y si quiere seguir adelante el aborto, éste se realizará de forma inmediata y obligatoria tanto por el sistema público como privado de salud del país.Si la mujer no acude a este mecanismo para realizar la intervención o si el aborto se produce con más de doce semanas de gestación, el delito de aborto seguirá vigente.La iniciativa también dice que el personal de salud podrá presentar “objeción de conciencia” para no tener que participar de abortos si no está de acuerdo con ellos por motivos éticos. Resumen de agencias

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad