Piden elevar condena a sacerdote pedófilo en Bolivia

Piden elevar condena a sacerdote pedófilo en Bolivia

Diciembre 25, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencia AP

Piden 30 años de prisión para ex sacerdote boliviano José Mamani Ochoa.

El gobierno municipal de la ciudad de Cochabamba, en el centro de Bolivia, anunció que pedirá a la justicia una pena más dura contra un cura pedófilo condenado a 22 años de cárcel.La directora de Género de la Alcaldía de esa ciudad, Raquel Melgar, dijo a medios locales que apelará el fallo en primera instancia y reclamarán 30 años de cárcel para el ex sacerdote boliviano José Mamani Ochoa por existir "agravantes".El Tribunal Tercero de Sentencia de Cochabamba declaró el jueves pasado culpable a Mamani Ochoa, de 50 años, de la violación de varios menores en un internado rural y lo condenó a 22 años de prisión."Hay muchas agravantes: él era un padre, un maestro, estaba encargado de proteger a los niños, pero además cometió otros delitos como la trata y tráfico de menores con fines de explotación laboral, falsificación de documentos, corrupción de menores", declaró Melgar.Mamani Ochoa estaba acusado de la violación de 19 menores, pero sólo seis declararon en su contra, las otras víctimas no presentaron testimonio. El juicio fue impulsado por los padres de los menores, en su mayoría campesinos pobres, y por organizaciones gubernamentales.El ex religioso dirigía un hogar de menores en la localidad rural de San Benito, donde cometió las violaciones. Los abusos ocurrieron en las duchas o dormitorios del albergue, según los testimonios de las víctimas, de entre 5 años y 15 años de edad.La jerarquía eclesiástica denunció al cura pedófilo y lo entregó a las autoridades tras una investigación interna. El arzobispo de Cochabamba, Tito Solari, pidió perdón a los familiares de los menores el julio de 2009 cuando el caso fue denunciado públicamente.La Defensoría de la Niñez y Adolescencia de esa región anunció que también apelará la sentencia y pedirá para Mamani Ochoa 30 años cárcel, la pena más alta prevista en la legislación boliviana para este delito.Mamani Ochoa es el segundo cura condenado por pedofilia. En abril, otro sacerdote fue sentenciado a 10 años de cárcel en la región sureña de Chuquisaca tras haber sido encontrado culpable del abuso sexual de tres menores en una localidad rural de esa zona.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad