Pese al control aéreo de los aliados, Gadafi no se rinde

Marzo 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Mientras los aliados bombardeaban , por segunda vez, instalaciones militares del régimen de Muamar el Gadafi, éste arreció sus ataques contra los rebeldes en la ciudad de Mistrata, donde intentaba retomar el control.

Mientras los aliados bombardeaban , por segunda vez, instalaciones militares del régimen de Muamar el Gadafi, éste arreció sus ataques contra los rebeldes en la ciudad de Mistrata, donde intentaba retomar el control. La ofensiva del líder libio dejó al menos 16 muertos, entre ellos 5 niños, y 23 heridos. El portavoz del Consejo Nacional Transitorio Interino (Cnrt), Abdelhafiz Hoga, explicó que “hay francotiradores apostados en las azoteas de los edificios y las fuerzas de seguridad bloquean las entradas de los hospitales”.Los aviones de la coalición internacional bombardearon las instalaciones militares del barrio de Tayura y el palacio de Gadafi en el complejo militar de Bab el Aziza, al sur de Trípoli. Gadafi compareció anoche en este palacio ante sus seguidores y reiteró su intención de permanecer en Libia.La secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, pidió al líder libio y a su círculo cercano que tomen la “decisión adecuada” y se marchen.“Gadafi tiene que tomar una decisión y también la gente que le rodea. La manera más rápida de poner fin a esto y servir a los libios es marcharse de Libia”, afirmó Clinton.En el plano militar, el comandante de la Real Fuerza Aérea británica (RAF), Greg Bagwell, dijo que la aviación de Gadafi está destruida y que la coalición internacional patrulla “casi con total impunidad” por el espacio aéreo de Libia.En declaraciones a los medios británicos desde la base italiana de Gioia del Colle, el vicemariscal aseguró que los aviones aliados “han destruido la mayor parte de la fuerza aérea” del dictador libio, que “ha dejado de existir como fuerza de combate”.De otro lado, el Gobierno francés dijo que la Otan no ejercerá la “dirección política” de la operación sobre Libia y que la Alianza tendrá un papel técnico en el cumplimiento de la resolución de la ONU sobre ese país, según dijo el ministro de Asuntos Exteriores, Alain Juppé.El grupo de contacto sobre Libia, que reúne a Estados Unidos, Francia, el Reino Unido y el resto de países participantes en las operaciones militares avaladas por la ONU en Libia, mantendrá su primera reunión el martes en Londres para evaluar la situación, según informó Juppé.Ayer, barcos de la Otan patrullaban las costas de Libia para hacer cumplir el embargo de armas a ese país. Estados Unidos volvió a dejar en claro que deben ser otros países quienes encabecen la operación internacional. El secretario de la Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, indicó que su país entregaría el control de la misión probablemente el sábado, pero no dio respuesta a un posible estancamiento en la situación si Gadafi se agazapa y si la coalición carece de autorización de la ONU para perseguirlo.De otra parte, el portavoz del Cnrt, Abdelhafiz Hoga, desmintió que Ahmud Yabril hubiera sido designado nuevo jefe de un Gobierno provisional de los rebeldes, como informó el canal Al Yazira.ONU, preocupada por civilesLa ONU está "extremadamente preocupada" por la suerte de los civiles en Libia en medio de los combates, dijo hoy el coordinador humanitario de la organización para el país árabe, Rachid Jalikov.Jalikov advirtió que "las organizaciones humanitarias tienen actualmente una presencia muy limitada" en Libia, por lo que "falta información sobre lo que realmente está ocurriendo a los civiles".El representante de la ONU, que visitó Libia entre el 12 y el 16 de marzo, es decir, antes de comenzar la intervención internacional sancionada por el Consejo de Seguridad, aclaró que sólo estuvo en la capital, Trípoli, donde se entrevistó con las autoridades del régimen de Muamar al Gadafi, y que realizó una breve visita a Zauiya, al oeste del país."No puedo decir que tuve plena libertad de movimientos. No fue una visita ideal, pero sí fue la primera de un representante de la ONU a esa ciudad", dijo."El gobierno me dijo que la situación era normal allí, pero yo vi que había mucho movimiento de personal militar desde Trípoli a Zauiya. La situación me pareció que es de calma pero extremadamente tensa, y vi que había muchos edificios dañados" , agregó.Jalikov dijo no poder confirmar las informaciones de que el régimen libio ha empleado a civiles como escudos humanos.El enviado de la ONU reconoció en una conferencia de prensa que no pudo visitar otras ciudades como Adjabiya o Misurata, en el este del país, donde las tropas gubernamentales y los rebeldes mantienen fuertes combates por el control."Pedí tener acceso a Misurata, pero no me dio tiempo de terminar las negociaciones (con las autoridades libias) para visitarla" , señaló, para aclarar que no sabÍa si habría obtenido el permiso.Debido a su reducido movimiento en el país y a la ausencia de organismos internacionales en el interior de Libia, Jalikov subrayó que "desconocía" cuáles son las necesidades humanitarias de los civiles.Y a pesar de las insistentes preguntas no supo explicar en qué se basaba para estar "extremadamente preocupado" por la suerte de los civiles, aparte de señalar que éstos "siempre sufren en los conflictos" ."Yo vi con mis propios ojos que el conflicto está afectando a los civiles y que se requiere una presencia internacional para mantener el diálogo", dijo.Jalikov reconoció que pidió a las autoridades libias que autorizaran una presencia de organismos humanitarios en el país, pero aunque "no dijeron que no, señalaron que no hay grandes necesidades" , aclaró.También justificó el hecho de no haber visitado ciudades en el este como Bengasi o Tobruk, bastiones de los rebeldes, entrando desde la frontera egipcia, pues "de acuerdo a la ley del país -dijo- no puedes entrar sin visado, y cualquier miembro de la ONU que entre sin visado corre un riesgo" .Pero "no tenemos razones para pensar que hay grandes necesidades humanitarias en Bengasi o Tobruk" , agregó.Acerca de si tenía datos sobre la situación en Libia desde el inicio de la intervención internacional, Jalikov señaló que "no tenemos canales independientes para saber qué pasa".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad