Pentágono asegura que es improbable una intervención militar en Libia

Marzo 02, 2011 - 12:00 a.m. Por:
AP y EFE

El secretario de la Defensa, Robert Gates, dijo que había ordenado el envío de dos buques anfibios de guerra al Mediterráneo, junto con 400 infantes de marina adicionales, en caso de que sean necesarios para evacuar a civiles o proporcionar ayuda humanitaria.

Funcionarios prominentes del Pentágono sugirieron que es improbable una intervención militar estadounidense en Libia, incluso cuando la secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton, dijo a un panel del Congreso que el gobierno del presidente Barack Obama contemplaba "cualquier palanca que pudiera usar" para que Moamar Gadafi deje el poder. Durante una conferencia de prensa en el Pentágono, el secretario de la Defensa, Robert Gates, dijo que había ordenado el envío de dos buques anfibios de guerra al Mediterráneo, junto con 400 infantes de marina adicionales, en caso de que sean necesarios para evacuar a civiles o proporcionar ayuda humanitaria. Y aunque no descartó otras opciones, como la de proporcionar cobertura por aire a los rebeldes libios, dejó claro que hay poco entusiasmo por una intervención militar directa. Gates destacó que la resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en materia de sanciones, aprobada la semana anterior, no autorizó el uso de las fuerzas armadas en Libia, y que no hay acuerdo entre los aliados de la OTAN para emprender ese tipo de medidas. Cuando se le preguntó específicamente por el posible establecimiento de una zona de veda de vuelos sobre Libia, Gates dijo que ésta y otras acciones militares que se sugieren con frecuencia "tienen sus propias consecuencias" para los intereses de Estados Unidos, no sólo en Libia, sino en todo el Medio Oriente. "Francamente, tenemos también que pensar antes de que se use a las fuerzas militares estadounidenses en otro país del Medio Oriente" , añadió Gates, en referencia a la larga guerra en Irak y a sus repercusiones en el mundo árabe. "Así, creo que somos sensibles a muchas de estas cosas, pero daremos al presidente una gama completa de opciones" . El Senado sopesó el asunto el martes por la tarde, luego de aprobar en forma unánime una resolución no vinculante que pedía al Consejo de Seguridad imponer una zona de prohibición a los vuelos sobre Libia. La resolución condenó las "graves y sistemáticas violaciones de los derechos humanos" en Libia y exigió que Gadafi deje el cargo. El martes, la embajadora estadounidense ante las Naciones Unidas, Susan Rice, pidió a Moamar Gadafi que considere la posibilidad de exiliarse, y agregó que le preocupa que la situación en Libia pueda convertirse en un "desastre humanitario". Según indicó Rice a la cadena de televisión CBS, "es importante que (Gadafi) desaparezca" del escenario mundial. El exilio "quizá sea una alternativa que ha considerado" , agregó, aunque aclaró que ni siquiera esa posibilidad le librará de un posible encausamiento "por los crímenes que él y sus allegados han cometido". La conferencia de prensa de Rice coincidió con el desplazamiento de barcos de guerra estadounidenses a un sector más cercano a Libia ante la posibilidad de tener que intervenir en misiones humanitarias y militares. Por su parte, la secretaria de Estado norteamericana Hillary Rodham Clinton advirtió que Libia está en riesgo de una "guerra civil prolongada". Durante su comparecencia ante el Congreso de su país, Clinton dijo que Estados Unidos debe dirigir la respuesta internacional a la crisis, y aunque afirmó que imponer una zona de exclusión aérea en Libia es una posibilidad, también señaló que sería todo un reto y que habría reveses. El canciller ruso Sergey Lavrov rechazó la idea por considerarla "superflua" y agregó los países deberían atenerse a las sanciones aprobadas el sábado por el Consejo de Seguridad de la ONU. Entre ellas figura un embargo de armas, congelación de bienes y la prohibición de viajar al extranjero de Gadafi, su familia y sus inmediatos colaboradores. La congelación de bienes depositados en Estados Unidos y ejecutada el viernes ha producido ya 30.000 millones de dólares, indicó el Departamento de Estado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad