Partidarios de Mubarak rodean hotel donde se alojan periodistas extranjeros

Febrero 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE

Grupos de partidarios del presidente egipcio, Hosni Mubarak, rodearon hoy el hotel Ramsés Hilton, en el centro de El Cairo, en busca de los corresponsales extranjeros que se alojan allí, según varios testigos.

Grupos de partidarios del presidente egipcio, Hosni Mubarak, rodearon este jueves el hotel Ramsés Hilton, en el centro de El Cairo, en busca de los corresponsales extranjeros que se alojan allí, según varios testigos.Dos periodistas españoles que se encuentra en el hotel informaron de esta situación, mientras que la cadena de televisión qatarí Al Yazira había anunciado que grupos de matones habían irrumpido en el edificio, algo que no ha sido confirmado por los responsables del establecimiento.Fuentes de la embajada española en El Cairo confirmaron que por lo menos cuatro periodistas de esa nacionalidad fueron arrestados hoy, pero dos de ellos quedaron libres después de varias horas, mientras se desconoce el paradero de los otros dos.Además, se informó de ataques a periodistas extranjeros en los alrededores de la plaza Tahrir, epicentro de las manifestaciones contra el régimen de Mubarak.Seis corresponsales de Al Yazira fueron detenidos el pasado lunes durante varias horas, pero sus equipos han quedado requisados y la oficina de la corresponsalía en El Cairo sigue ocupada por las autoridades.Los periodistas extranjeros que están cubriendo los disturbios en El Cairo denunciaron hoy un grave empeoramiento de sus condiciones de trabajo por el deterioro general de las condiciones de seguridad.Desde el hotel Ramsés, la enviada especial de la cadena Cope Beatriz Mesa dijo a Efe por teléfono que "nadie puede poner un pie en la calle"."Las patrullas civiles que antes preservaban la seguridad son las que paran a los periodistas sistemáticamente delante del hotel" y no les dejan salir, agregó.Mesa explicó que esta mañana las calles estaban repletas de brigadas civiles que detenían coches, sobre todo, taxis, y que en ocasiones, si los ocupantes eran periodistas, los llevaban a comisarías de policía."A mí me han llevado dos veces a la comisaría -señaló Mesa. Primero, a las puertas del hotel, me ha parado un grupo de jóvenes de paisano que me han llevado a una comisaría y después iba en un taxi del que me han sacado junto a una compañera y nos han llevado de nuevo" para liberarlas poco después.Mesa se quejó de que en la comisaría le abieron el bolso y le sacaron la cámara, la libreta y el teléfono móvil.Por otro lado, apuntó que en el hotel los empleados han recibido instrucciones de no prolongar las reservas de los periodistas alojados.El enviado especial del diario brasileño Estado de Sao Paulo, Jamil Chade, corroboró esa información y dijo que el hotel les ha informado de que a partir de mañana no renovarán ninguna reserva y anularán las ya existentes.Además, "anoche mi habitación fue invadida por seis policías de paisano para efectuar registro y ver nuestro material" y ya no pueden filmar dentro del hotel.Fuera del hotel, Chade y otros dos periodistas brasileños intentaron coger un taxi, "pero debajo del puente 6 de octubre había tres militares y cinco agentes de la policía secreta que nos pidieron los pasaportes y nos revisaron las maletas"."Cuando vieron las cámaras de fotos, miraron si había imágenes y al ver que eran de las manifestaciones nos quitaron las tarjetas de memoria", recordó Chade.También, a uno de sus colegas le quitaron la cinta de la grabadora que contenía una entrevista con un manifestante.Chade destacó que "hay tantas dificultades que es complicado poder comprobar la información y hacer un periodismo objetivo" y apuntó que tiene intención de trasladarse a otro hotel en la zona de Heliópolis, cercana al aeropuerto.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad