Paraguay, el protagonista ausente de la cumbre de Mercosur

Diciembre 03, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Paraguay, el protagonista ausente de la cumbre de Mercosur

Presidente de Paraguay Federico Franco.

Paraguay no acudirá al encuentro regional los días 6 y 7 de diciembre en Brasilia, como tampoco asistió a la cumbre de la Unasur en Lima la semana pasada, ni a la Cumbre Iberoamericana de Cádiz, España a mediados de noviembre.

Paraguay será el gran ausente y también el protagonista de la cumbre del Mercosur, organismo del que está suspendido desde el 29 de junio pasado a raíz de la destitución de Fernando Lugo como presidente. Su sucesor, Federico Franco, no acudirá al encuentro regional los días 6 y 7 de diciembre en Brasilia, como tampoco asistió a la cumbre de la Unasur en Lima la semana pasada, ni a la Cumbre Iberoamericana de Cádiz, España a mediados de noviembre.Argentina, Brasil y Uruguay, socios fundadores del Mercosur en 1991 junto a Paraguay, decidieron el pasado 29 de junio en la cumbre de Mendoza (Argentina) suspender a este país una semana después de la destitución de Lugo.Ese mismo día, el Mercosur aprobó la plena incorporación de Venezuela, bloqueada desde hacía años por el Legislativo paraguayo.El Gobierno de Franco ha repetido sin cesar que todas las resoluciones adoptadas por el Mercosur en su ausencia son "ilegales" y carecen de validez, pero de momento sus recursos a instancias judiciales no han dado frutos.Paraguay tramitó ante el Tribunal Permanente de Revisión del Mercosur, con sede precisamente en Asunción, un procedimiento excepcional de urgencia para buscar el levantamiento de su suspensión y bloquear la entrada de Venezuela, petición que fue rechazada el 21 de julio pasado.Unas semanas antes, el 4 de julio, el Gobierno paraguayo había declarado "persona non grata" al canciller venezolano, Nicolás Maduro, y al embajador en Asunción, José Arrúe, tras acusar a Venezuela de "injerencia" en la crisis de junio por una supuesta "arenga" de Maduro -miembro de una misión mediadora- a la cúpula militar paraguaya para que apoyara a Lugo.Mientras el Gobierno explora nuevos recursos legales -contrató un equipo jurídico de EE.UU, que analiza una posible demanda ante el Tribunal de la Haya- el Legislativo aprobó el 23 de agosto una resolución que rechaza el ingreso de Venezuela.Y tres meses después, el Senado también rechazó el Protocolo de Montevideo sobre compromiso con la democracia del Mercosur ("Ushuaia II") , invocado por el bloque para suspender a Paraguay.Ahora, en Brasilia se abre la posibilidad del ingreso de un nuevo miembro, Bolivia, también en ausencia de representantes paraguayos.El ministro paraguayo de Relaciones Exteriores, José Félix Fernández Estigarribia, advirtió el pasado 22 de noviembre que el ingreso de Bolivia en el Mercosur sin que Paraguay dé su aprobación sería tan inválido como el de Venezuela.Estigarribia salía al paso de unas declaraciones de su homólogo boliviano, David Choquehuanca, quien confirmó que su país había recibido la invitación formal para sumarse como miembro del bloque, del que es país asociado.Para Paraguay, la suspensión del Mercosur ha sido mucho más dolorosa que la de Unasur, decidida el mismo día en una cumbre extraordinaria también en Mendoza.Los vecinos adujeron que la sanción era "política", pendiente del resultado de las elecciones de abril de 2013, con las que Franco concluye el mandato que inició Lugo, y que no afectaría a los fondos de ayuda al desarrollo ni las relaciones económicas, fundamentales para la economía de Paraguay.Pero hace un mes, un informe del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya reflejó que las exportaciones de los productos industriales paraguayos a Argentina habían sufrido una caída del 18% en los primeros nueve meses de este año, en relación al mismo periodo de 2011.La caída se vio compensada con un crecimiento del 10% de los envíos paraguayos a Brasil.Un rayo de esperanza de una pronta reincorporación de Paraguay lo dio a principios de octubre el canciller brasileño, Antonio Patriota, tras una reunión con el uruguayo, Luis Almagro, al decir que la reincorporación podría producirse sin esperar a las elecciones, siempre que se verificara "la plena vigencia democrática" en el país.Pero el propio Patriota echó por tierra esa posibilidad un par de semanas después, al observar la "ausencia de hechos que corroboren la plena vigencia de la democracia" en Paraguay.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad