“Para este conflicto no hay solución militar”

“Para este conflicto no hay solución militar”

Abril 10, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE, Libia y Bruselas.
“Para este conflicto no hay solución militar”

Soldados rebeldes libios disparan misiles hacia las tropas leales al líder libio Muamar Gadafi mientras intentaban mantener sus posiciones en la ciudad oriental de Ajdabiya, Libia.

El Secretario de la Otan dice que se necesita una solución política en Libia. Este sábado arreciaron combates.

Mientras las tropas del líder Muamar el Gadafi, bombardearon intensamente la estratégica ciudad oriental de Ajdabiya, en algunas de cuyas zonas entraron poco después y libraron combates cuerpo a cuerpo con los soldados rebeldes, los ataques aéreos de la Otan en Libia destruyeron varios vehículos blindados y depósitos de armas de gran importancia del régimen gadafista.Se conoció también ayer, la declaración del danés Anders Fogh Rassmusen, secretario general de la Otan, quien considera que la situación actual en Libia no tiene salida militar, pese a considerar necesario el operativo que adelantan actualmente los aliados.“La respuesta sincera es que para este conflicto no hay una solución militar”, dijo Rassmusen en una entrevista que publica la revista alemana ‘Der Spiegel’ en su edición de la próxima semana, al ser interrogado sobre si la guerra se podía ganar sin tropas de tierra.“Necesitamos una solución política y es el pueblo libio el que tiene que encontrarla. Nosotros sólo podemos apelar al régimen para que cese sus ataques violentos, reconozca los derechos legítimos de la gente y permita una transición pacífica hacia la democracia”, agregó Rassmusen.Preguntado sobre el camino a seguir si el régimen no hacía caso de esos llamados, Rassmusen dijo que, aún en ese caso, el operativo militar tiene que limitarse a hacer cumplir la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU y velar por el cumplimiento del embargo de armas.El dirigente aliado indicó que el hecho de que Gadafi esté escondiendo sus blindados y otro material militar de los ataques de la coalición internacional supone un éxito en los operativos, ya que así no puede usarlos tan fácilmente contra la población civil.Combates en doble víaCerca del mediodía, Efe comprobó cómo comenzaron a oírse en el hospital de Ajdabiya fuertes explosiones y detonaciones procedentes de la zona oeste de la ciudad.Poco después empezaron a llegar al centro sanitario algunos vehículos con heridos y milicianos rebeldes, que relataban que las tropas gadafistas estaban cerca de la puerta oeste de la ciudad, que la conecta con la carretera hacia Brega, donde se situaba el frente de batalla desde hace días.Mientras arreciaban las detonaciones y el intercambio de ráfagas de ametralladora, los soldados insurgentes conminaron a los presentes en el hospital, salvo a algunos médicos, a abandonar al instante el lugar y salir rápidamente de la ciudad en dirección a Bengasi.Apenas quince minutos después, dejando Ajdabiya a unos dos kilómetros por la carretera que la une a Bengasi, se veían salir de la ciudad varias columnas de humo negro.Efe comprobó igualmente que un helicóptero de combate sobrevolaba a baja altura el cielo sobre el desierto en dirección hacia Ajdabiya, sin que los propios soldados rebeldes acertaran a identificar si se trataba de una aeronave de sus fuerzas o de las gadafistas. La Otan ha declarado que no utilizaría helicópteros en sus operaciones en Libia por no ser operativos en la misión de protección de los civiles establecida por la resolución 1973 de Naciones Unidas.Por otra parte, los depósitos de armas destruidos por la Otan suministraban municiones para los bombardeos de las fuerzas de Gadafi sobre la ciudad de Misrata y otras zonas pobladas.“Además de golpear a sus suministros, nuestros aviones destruyeron un porcentaje significativo de las fuerzas blindadas” del régimen, señaló en un comunicado el general Charles Bouchard, responsable de las operaciones de la Otan en Libia.En públicoGadafi hizo ayer una nueva aparición en público, la primera en cinco días, al visitar una escuela en un barrio de Trípoli. No hizo declaraciones.Saludó a los alumnos y profesores, que corearon lemas en su honor.La última aparición de Gadafi en público fue el 4 de abril, cuando a bordo de un vehículo todoterreno blindado y en medio de fuertes medidas de seguridad, hizo un recorrido por los alrededores del complejo de gobierno de Bab el Azizia, donde tiene su residencia oficial.El 6 de abril, Gadafi envió un mensaje al Presidente de EE.UU. en el que le instaba a detener los bombardeos de la Otan.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad