Papado de Benedicto XVI, salpicado por diversos escándalos de abusos sexuales

Papado de Benedicto XVI, salpicado por diversos escándalos de abusos sexuales

Febrero 11, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP
Papado de Benedicto XVI, salpicado por diversos escándalos de abusos sexuales

El papa Benedicto XVI.

El papa fue el erncargado de soportar la crisis más grande de la Iglesia Católica en Siglos a causa de los casos de pederastia. La traición de uno de sus colaboradores cercanos, otro de los grandes problemas.

Benedicto XVI ha dicho que él se ve como un Papa renuente, un tímido ratón de biblioteca que prefiere dar paseos solitarios en los Alpes que los reflectores y la majestad de la pompa vaticana. El Vaticano anunció el lunes que el líder de mil millones de católicos en todo el mundo ha decidido abdicar: el primer pontífice en hacerlo desde 1415. El teólogo alemán, cuya misión era reavivar el cristianismo en una Europa secularizada, se topó en cambio con la tarea monumental de purgar la Iglesia de un escándalo de abusos sexuales cometidos por clérigos en diferentes países que creció durante el papado de Juan Pablo II y que le estalló en las manos, siendo la crisis más grande de la Iglesia en las últimas décadas, si no siglos. A febrero de 2012, el Vaticano reconoció un total de 4.000 casos de abusos sexuales a menores por parte de clérigos que llegaron a la Congregación para la Doctrina de la Fe en los últimos diez años, lo que se convirtió en un escándalo monumental y por el que el Papa Benedicto ofrecer excusas."La curación de las víctimas debe ser la preocupación prioritaria de la comunidad cristiana y tiene que ir unida a una profunda renovación de la Iglesia en todos los niveles”, señaló el Sumo Pontífice en su momento.También enfrentó el robo y filtración de documentos reservados del Pontífice y de la Santa Sede desde la Curia Roma.Estos escándalos causaron gran impresión en Ratzinger, que no entendía -como dijo- que los hombres de Iglesia, los que tiene que dar más ejemplo, fueran capaces de "delitos tan atroces".Ratzinger ha cambiado la legislación para regenerar la Iglesia, esa "barca que hace aguas, en la que hay tanta inmundicia", como había dicho pocos días antes de ser elegido Papa.Más recientemente, Benedicto XVI cargó con el peso doloroso de la traición de uno de sus colaboradores más cercanos: su propio mayordomo, quien fue hallado culpable por un tribunal del Vaticano de robar documentos personales del pontífice para dárselos a un periodista, una de las filtraciones de seguridad papal más graves de los tiempos modernos. El hombre, identificado como Paolo Gabriele, fue condenado por el Vaticano a tres años de prisión pero su pena fue reducida a 18 meses por carecer de antecedentes penales. Al mismo tiempo, Benedicto XVI prosiguió su visión inquebrantable de reavivar la fe católica en un mundo que, como él se lamentaba con frecuencia, parecía creer que puede prescindir de Dios. "En numerosas partes del mundo de hoy, hay un extraño olvido de Dios", dijo a un millón de jóvenes reunidos en un campo enorme de Colonia, Alemania, en 2005, durante su primer viaje al extranjero como Papa. Con algunas medidas decisivas y a menudo controvertidas, Benedicto XVI trató de recordarle a Europa de su herencia cristiana y de colocar a la Iglesia Católica en un camino tradicional, que a menudo alejó a los progresistas y emocionó a los conservadores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad