Papa lamenta muerte de siete bomberos y dos rescatistas en incendio en Argentina

Papa lamenta muerte de siete bomberos y dos rescatistas en incendio en Argentina

Febrero 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP

Los voluntarios murieron cuando se derrumbó una pared, mientras intentaban sofocar las llamas en un depósito. Entre los fallecidos está la primera mujer bombero de la Policía Federal.

El papa Francisco pidió este jueves por el "eterno descanso" de las nueve personas fallecidas el miércoles pasado cuando intentaban sofocar el incendio de un almacén al sur de Buenos Aires y se solidarizó con sus familiares, compañeros y amigos."Quisiera transmitir a todos mi cercanía y decirles que me siento muy unido a los que sufren y están abatidos por tan lamentable suceso" , dijo Francisco a través de una misiva difundida hoy por la Agencia Informativa Católica Argentina.El Pontífice se manifestó "profundamente apenado" por la tragedia y agregó que pide a Dios "que otorgue consuelo y fortaleza a los afectados por tan trágica desgracia e inspire a todos sentimientos de solidaridad fraterna, que ayuden a afrontar esta adversidad de la mejor forma posible" .El Gobierno argentino declaró dos días de duelo nacional por el fallecimiento de siete bomberos y dos miembros de los equipos de rescate el miércoles, durante la extinción de un incendio en un almacén situado en el barrio de Barracas de la capital argentina.La investigación del siniestro no sólo apuntará a determinar sus causas, sino también a si funcionaban correctamente los sistemas de alerta en el depósito perteneciente a la empresa estadounidense Iron Mountain, con dos antecedentes de incendios similares en otros países, y si los bomberos fallecidos cumplieron con el protocolo para este tipo de operativos, según un comunicado del Ministerio Público Fiscal. Mientras continuaban los trabajos para sofocar las llamas, crecía la consternación tras conocerse las identidades e historias personales de las víctimas, entre ellas Anahí Garnica, la primera mujer bombero de la Policía Federal. "Una tragedia, un día muy triste para la Argentina. Nunca en la historia de la ciudad seis bomberos murieron. No hicieron ninguna acción temeraria, estaban de lado de afuera y de golpe la pared se cayó" , dijo el alcalde Mauricio Macri al canal Todo Noticias. Otras nueve personas continuaban internadas en estado delicado. El siniestro se desencadenó en horas de la mañana en la planta de la compañía estadounidense --dedicada al archivo de documentación -- ubicada en el barrio de Barracas, sur de la capital. "En momentos en que los bomberos intentaban derribar un portón para poder ingresar y combatir las llamas, una pared de siete metros de altura se desplomó, provocó la muerte de nueve de los rescatistas y dejó heridos a otros siete" , confirmó el Ministerio Público Fiscal en un comunicado. Ese organismo dijo que el depósito "almacenaba documentación de empresas bancarias, telefónicas y petroleras" , que no fueron identificadas. Agregó que el edificio contaba con habilitación del gobierno de la ciudad desde el 8 de noviembre de 2007, información que fue ratificada por el propio alcalde Macri. La fiscal Marcela Sánchez informó que las tareas de peritajes en el lugar comenzarán "apenas se termine de sofocar el incendio" para intentar determinar el origen del fuego. Iron Mountain, con sede en Boston, ha sufrido incendios intencionales en depósitos de Londres y Nueva Jersey. La empresa dijo en un comunicado que "investigará la causa del incendio" y trabajará estrechamente con los investigadores argentinos "para comprender lo que pasó" . La compañía indicó que el deposito siniestrado estaba equipado con un "sistema de detección de incendios" y otro de con "rociadores" para apagar las llamas. "Reconocemos que nuestros clientes tendrán preocupaciones y preguntas y estamos contactando a los que han sido afectados" por el hecho, señaló. Seis de las víctimas pertenecían a la división bomberos de la Policía Federal, otro era bombero voluntario del barrio de la Boca y otros dos eran de Defensa Civil. Sus restos serán velados en la medianoche en el cuartel central de la Policía Federal. Garnica, de 28 años y la única mujer entre las víctimas, era hija de un bombero y quiso seguir sus pasos. Para ello tuvo que esperar a que la Policía Federal iniciara una política de apertura hacia las mujeres a principios de este siglo y fue la primera destinada a un cuartel de bomberos en 2006. "Me gusta salir a incendios, ayudar a la gente, salvar sus vidas, sus objetos, sus mascotas" , contó en una entrevista al diario Página/12. Sebastián Campos, 35 años, era bombero voluntario del cuartel del barrio de La Boca. Tenía una hija recién nacida y su padre, bombero retirado, dijo a periodistas que "nunca intenté convencerlo de no ser bombero como mis padres no lo intentaron conmigo. Era buen pibe, muy trabajador, responsable. Sentía mucha pasión por el cuartel, era muy apegado" . Un depósito de la empresa en Londres fue destruido en 2006 por un incendio y otro fue pasto de las llamas en Nueva Jersey (EEUU) en 1997. Según investigadores, el fuego fue provocado en ambos casos de forma intencional. Sendos hechos generaron demandas contra la empresa por la documentación perdida. El depósito siniestrado en Buenos Aires está situado en una zona donde están instaladas distintas fábricas. La empresa, que está en Argentina desde 2000 y cuenta con cuatro locales en esta capital, además de contar con sedes en una treintena de países que cuentan con más de 150.000 clientes, señala en su página web que cuenta con un sistema de detección temprana de incendios y también de protección contra los mismos a través de una red hidrante y rociadores automáticos que penden de los techos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad