Papa Francisco, la nueva cara de la iglesia católica frente al mundo

Diciembre 22, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Papa Francisco, la nueva cara de la iglesia católica frente al mundo

Papa Francisco.

El argentino Jorge Mario Bergoglio no ostenta grandes lujos, carga su propio maletín y ha creado una nueva cercanía con la gente. Uno de los personajes del año para El País.

Solo bastaron nueve meses en el Vaticano para que el papa Francisco revolucionara a la Iglesia Católica. Luego de que Benedicto XVI renunciara como sumo Pontífice, el argentino Jorge Mario Bergoglio ascendió a ocupar su lugar como máximo líder del catolicismo, tras dos días de cónclave, el pasado 13 de marzo. Desde ese momento, Francisco empezó a dar muestras de que trazaría un camino diferente al de sus antecesores, no solo por ser el primer Papa americano, sino por su humildad y austeridad, reflejada desde sus primeros días como jefe de la Iglesia al cambiar el tradicional ‘Papamóvil’, blindado, con todas las comodidades y la última tecnología en vehículos, por un sencillo Renault 4 blanco que le regaló un sacerdote italiano. No ostenta grandes lujos, usa los mismos zapatos negros, carga su propio maletín y ha creado una nueva cercanía con la gente, como lo mostró el pasado Jueves Santo, o cuando esta semana, en la celebración de su cumpleaños 77, decidió cenar en compañía de cuatro indigentes. Francisco ha hecho llamados por la paz en Siria, envía cartas a líderes mundiales y se reúne con ellos sin mayores miramientos; trata temas que han sido tabú en la Iglesia como la unión entre homosexuales, el celibato, el papel de las mujeres en la sociedad y se ha dedicado a hacer un ‘revolcón’ en la Curia romana para terminar con los escándalos de corrupción y pedofilia que tanto han afectado a la credibilidad del catolicismo. Ha viajado y ha interactuado con sus fieles, como lo hizo en Río de Janeiro, Brasil, cuando tomó mate e hizo un llamado a los jóvenes a rebelarse. Criticado por los sectores más conservadores frente a temas como el aborto o la homosexualidad, Francisco se ha mostrado conciliador, aclarando que frente a estos asuntos, que son polémicos, ya se conoce la opinión de la Iglesia y que, aunque él es su hijo, “no es necesario estar hablando de estas cosas sin cesar”.Con él, los cambios siempre parecen ir mucho más allá. Además de las transformaciones en el trato con la gente y sus opiniones controvertidas, encaminadas al respeto por el prójimo, pues como él mismo lo dijo, “en esta vida Dios acompaña a las personas y es nuestro deber acompañarlas a partir de su condición”, Francisco creó una comisión de ocho cardenales de los cinco continentes para pronunciarse sobre las propuestas de la reforma de la Curia. Asimismo, creó otras dos comisiones para analizar el funcionamiento económico y del Banco Vaticano.Nueve meses han sido suficientes para que el papa Francisco sea reconocido mundialmente como el personaje del año, no solo por la revista Time y el diario Le Monde, sino también por la revista gay The Advocate, una de las más importantes en su género y que le reconoce como un Pontífice que ha cambiado el rumbo de la Iglesia sin juzgar, sino abriendo puertas al diálogo y la aceptación. Francisco revolucionó a la Iglesia Católica y sin duda, lo seguirá haciendo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad