Papa Francisco condena la persecución a minorías y la violencia contra niños

Diciembre 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP.
Papa Francisco condena la persecución a minorías y la violencia contra niños

El Vaticano dijo que las palabras del Papa eran parte de un correo electrónico personal y que solo había repetido una frase que empleó su amigo.

En su mensaje de Navidad, el Sumo Pontífice se mostró entristecido por conflictos mundiales, crisis del ébola y sufrimiento de los niños.

El papa Francisco está centrando su atención estas Navidades en los que lloran, mencionando expresamente a los refugiados, prisioneros y todos aquellos que sufren en conflictos en Oriente Medio, África e Ucrania. Lea también: Francisco pide usar la "ternura" contra las dificultades que enfrenta el mundo. En un día que lleva alegría a los niños en buena parte del mundo, Francisco expresó su angustia por los niños que son víctimas de actos de violencia como el reciente atentado terrorista contra una escuela militar paquistaní, o los que son vendidos o forzados a ser soldados. Decenas de miles de romanos y turistas escucharon este jueves en la plaza de San Pedro mientras el pontífice ofrecía el tradicional mensaje navideño 'Urbi et Orbi' (que significa "a la ciudad y al mundo" en latín) desde el balcón central de la basílica de San Pedro. "En verdad hay demasiadas lágrimas esta Navidad", dijo Francisco al hablar del dolor y el sufrimiento en el mundo. El Papa deploró que hubiera tantos niños "convertidos en objeto de comercio y tráfico" u obligados a combatir como soldados. Francisco pasó revista a los lugares más turbulentos del mundo, recordando en principio la persecución de las antiguas comunidades cristianas de Irak y Siria, así como las de otros grupos étnicos y religiosos. "Que la Navidad les traiga esperanza. así como a tantos desplazados y refugiados (...) de aquella región y de todo el mundo", dijo en su mensaje transmitido por televisiones del todo el mundo. Francisco, que esta vez no hizo alusión a América Latina, deploró también que en Nigeria "demasiadas personas" sean "retenidas como rehenes o masacradas". Igualmente, se refirió a los niños "muertos antes de ver la luz", en una condena explícita del aborto. Respecto a Ucrania, pidió "vencer el odio y la violencia, y emprender un nuevo camino de fraternidad y reconciliación". En fin, expresó su solidaridad con las víctimas de la epidemia del ébola, "especialmente en Liberia, Sierra Leona y Guinea" . Segunda Navidad, gran popularidad El pontífice argentino pasa su segunda Navidad al frente de la Santa Sede con una fuerte popularidad en el mundo entero, incluso entre algunos ateos y miembros de otras religiones. En la tradicional misa de Gallo, celebrada el miércoles por la noche, Francisco instó a los católicos a responder con "ternura" ante las dificultades del mundo. "¡Cuánta necesidad de ternura tiene el mundo de hoy!", clamó ante los miles de peregrinos y centenar de concelebrantes que asistían a la ceremonia. "¿Tenemos el coraje de acoger con ternura las situaciones difíciles y los problemas de quien está a nuestro lado, o bien preferimos soluciones impersonales, quizás eficaces pero sin el calor del Evangelio?", interrogó el papa. En Oriente Medio, la fiesta de Navidad estuvo marcada por la guerra y el éxodo de los cristianos.En la ciudad palestina de Belén, donde según la tradición nació Jesucristo, el clima de tensión ahuyentó a los peregrinos extranjeros. Esta Navidad es especialmente difícil para los 150.000 cristianos iraquíes desplazados, quienes "viven una trágica situación", declaró a la AFP en Bagdad el patriarca caldeo Luis Rafael I Sako. En una larga carta dirigida a los cristianos de Oriente, Francisco les había exhortado el martes a la "perseverancia" pese a las dificultades, y un día después llamó personalmente a algunos de los cristianos refugiados cerca de Erbil, en el Kurdistán iraquí. En Cuba, las celebraciones de Navidad, durante mucho tiempo prohibidas por el régimen, se celebran este año en un clima animado por una regalo anticipado: el acercamiento con Estados Unidos. En Sierra Leona, debido al ébola, las celebraciones públicas fueron prohibidas. En China, una ciudad del este, Wenzhou, conocida por su importante comunidad cristiana, prohibió a los establecimientos escolares celebrar la Navidad, por ser una tradición demasiado "occidental". Las autoridades locales aseguraron "querer incitar a las escuelas que otorguen mayor atención a las fiestas tradicionales chinas, en lugar de concentrarse en las fiestas occidentales", según el diario Global Times

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad