Papa Benedicto XVI se reunió con Fidel Castro en La Habana

Marzo 29, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I EFE
Papa Benedicto XVI se reunió con Fidel Castro en La Habana

El ex líder de la revolución cubana recibió al Papa Benedicto XVI en La Habana.

El Sumo Pontífice y el ex líder cubano se reunieron durante media hora.

El papa Benedicto XVI reclamó ayer que nadie se vea impedido en Cuba por la limitación de sus libertades fundamentales y abogó por “cimentar una sociedad de amplios horizontes, renovada y reconciliada”.“Que nadie se vea impedido de sumarse a esta apasionante tarea por la limitación de sus libertades fundamentales, ni eximido de ella por desidia o carencia de recursos materiales”, afirmó el Pontífice en su discurso de despedida en el aeropuerto de La Habana en presencia del presidente cubano, Raúl Castro.Esta situación, prosiguió, “se ve agravada cuando medidas económicas restrictivas impuestas desde fuera del país pesan negativamente sobre la población”, en una clara condena al bloqueo que Estados Unidos ejerce sobre Cuba desde hace más de 50 años.El Pontífice reafirmó su mensaje de reconciliación al pedir que “Cuba sea la casa de todos y para todos los cubanos, donde convivan la justicia y la libertad”.“El respeto y cultivo de la libertad que late en el corazón de todo hombre es imprescindible para responder adecuadamente a las exigencias fundamentales de su dignidad, y construir así una sociedad en la que cada uno se sienta protagonista indispensable del futuro de su vida, su familia y su Patria”, recalcó.Horas antes, durante la misa en la Plaza de la Revolución, en la Habana, Benedicto XV había demandado mayores libertades para la Iglesia Católica en Cuba, tras denunciar el “fanatismo” que intenta imponerse.“Cuba y el mundo necesitan cambios” y reivindicó la dignidad inviolable del ser humano. Añadió que los cambios “sólo se darán si cada uno está en condiciones de preguntarse por la verdad y se decide a tomar el camino del amor, sembrando reconciliación y fraternidad”.Esas palabras recordaron las pronunciadas hace 14 años por Juan Pablo II en 1998 cuando visitó la isla y dijo esa ya famosa frase: “Que Cuba se abra al mundo y el mundo a Cuba”.Reconoció que en la isla “se han ido dando pasos para que la Iglesia lleve a cabo su misión insoslayable de expresar pública y abiertamente su fe. Sin embargo, es preciso seguir adelante, y deseo animar a las instancias gubernamentales de la Nación a reforzar lo ya alcanzado y a avanzar por este camino de genuino servicio al bien común de toda la sociedad cubana”.Joseph Ratzinger aseguró que cuando la Iglesia pone de relieve el derecho a la libertad religiosa “no está reclamando privilegio alguno”, sino que pretende ser “sólo fiel al mandato de Cristo”.Benedicto XVI recordó la labor de la Iglesia para difundir el testimonio de Cristo en los ámbitos escolares y universitarios. “Es de esperar que pronto llegue aquí también el momento de que la Iglesia pueda llevar a los campos del saber los beneficios de su misión”.Encuentro con FidelTras la homilía el Papa se reunió durante 30 minutos con el ex presidente Fidel Castro en la sede de la Nunciatura Apostólica. Castro lo consultó sobre las actividades propias de un Papa hasta los cambios en la liturgia de la Iglesia, según el vocero del Vaticano, Federico Lombardi. También bromearon sobre sus edades. Castro tiene 85 años, y el Pontífice 84. El Papa le dijo: “Soy anciano, pero puedo todavía realizar mi deber”. Benedicto XVI estuvo tres días en Cuba y antes había llevado su mensaje a México.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad