Papa Benedicto XVI pidió solidaridad con damnificados en América Latina

Diciembre 25, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Agencia AP
Papa Benedicto XVI pidió solidaridad con damnificados en América Latina

El papa Benedicto XVI pidió a los gobernantes que no olviden a los damnificados de los desastres naturales como los de Haití y Colombia.

El Sumo Pontífice señaló que la Navidad debe ser una celebración reforzar el espíritu de fe, paciencia y fortaleza en los fieles. Oró por aquellas personas que sufren por causa de los desastres naturales y la guerra.

El papa Benedicto XVI pidió hoy a los gobernantes que presten solidaridad efectiva a los damnificados del terremoto y la epidemia de cólera en Haití y no se olviden de las personas que en Colombia, Venezuela, Guatemala y Costa Rica han sido afectadas por recientes calamidades naturales.Ante miles de fieles que llegaron hasta la plaza San Pedro, en un día lluvioso, el Pontífice pronunció el tradicional mensaje "Urbi et Orbi" (a Roma y el mundo), en que también hizo votos para que se impulse el diálogo entre Nicaragua y Costa Rica.Pidió solidaridad en favor de "los que todavía sufren por las consecuencias del terremoto devastador y la reciente epidemia de cólera en Haití. Y que tampoco se olvide a los que en Colombia y en Venezuela, como también en Guatemala y Costa Rica, han sido afectados por recientes calamidades naturales", afirmó.Benedicto XVI exhortó a los que viven en los lugares más agitados del mundo a derivar esperanzas del "mensaje reconfortante" de la Navidad. Esos lugares abarcan desde Afganistán hasta la volátil península coreana e incluso la Tierra Santa donde nació Jesús, además de China.Las tensiones se han exacerbado de nuevo entre la Santa Sede y Beijing debido al desafío de China a la autoridad papal para el nombramiento de obispos.Benedicto XVI exhortó a los católicos en China a que afronten con valor las restricciones a las libertades religiosa y de conciencia en ese país."Que la celebración del nacimiento del Redentor refuerce el espíritu de fe, paciencia y fortaleza en los fieles de la Iglesia en la China continental, para que no se desanimen por las limitaciones a su libertad de religión y conciencia y, perseverando en la fidelidad a Cristo y a su Iglesia, mantengan viva la llama de la esperanza", expresó el Papa.El Pontífice también dijo tener la esperanza de que la Navidad ayude a inspirar respeto por los derechos humanos en Afganistán y Pakistán y "favorezca la reconciliación en la península coreana".Benedicto XVII se refirió en múltiples oportunidades al sufrimiento de los cristianos en Iraq, muchos de los cuales han abandonado el país huyendo de la persecución y la violencia, incluyendo un ataque contra una basílica cristiana durante una misa.El Papa rezó para que la Navidad "alivie el dolor y conforte en las pruebas a las queridas comunidades cristianas en Iraq y en todo el Medio Oriente"."Que la luz de la Navidad resplandezca de nuevo en aquella Tierra donde Jesús ha nacido e inspire a israelitas y palestinos a buscar una convivencia justa y pacífica", dijo Benedicto XVI.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad