Pandillas de Honduras, Salvatrucha y Barrio 18, se declararon en tregua

Mayo 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

Con una tasa de 85,5 homicidios por cada 100.000 habitantes, Honduras es considerada la nación más peligrosa del mundo sin conflicto bélico.

En una declaración histórica ante la prensa las dos pandillas más poderosas de Honduras, Barrio 18 y Mara Salvatrucha, ofrecieron el martes una tregua y un cese de la violencia, pidieron perdón a la sociedad y el gobierno por el daño causado y llamaron a las autoridades a abrir un diálogo para la pacificación del país a cambio de un espacio de rehabilitación y trabajo para sus miembros. "Ofrecemos cero violencia en las calles, cero crímenes, este es sólo un primer paso y lo vamos a demostrar con los hechos", sostuvo un integrante de Mara Salvatrucha que dijo llamarse Marco y habló en representación de los miembros de su organización tanto en el interior de los penales como en las calles. El pandillero añadió "nuestra tregua es con dios, con la sociedad y con las autoridades. Pedimos perdón, le pedimos perdón a la sociedad y a las autoridades por el daño que les hemos hecho" y propuso "jalemos todos por un mismo lado, tendemos la mano, queremos trabajar para darle ejemplo a nuestros hijos y nuestras familias". Los pandilleros dieron dos ruedas de prensa diferentes en el interior de sus respectivas celdas colectivas. Pocos minutos después, un portavoz de Barrio 18 con la cara tapada por un pañuelo y que rehusó identificarse ante la prensa se sumó al proceso acompañado de varios miembros de su organización. "Se trata de una tregua con la sociedad. Muchos inocentes han sido afectados por la violencia y ofrecemos lo mismo que el otro grupo... Todos estamos dispuestos. Damos nuestra palabra de reducir el índice de violencia a partir de hoy mismo" , dijo el miembro de Barrio 18. Con una tasa de 85,5 homicidios por cada 100.000 habitantes, Honduras es considerada la nación más peligrosa del mundo sin conflicto bélico. Eso significa que alrededor de 20 personas mueren violentamente cada día. "Quiero que mi hijo sea doctor o camarógrafo y no pandillero", dijo el portavoz de la Mara Salvatrucha en un discurso repleto de referencias a la ausencia de trabajo y la falta de oportunidades con las que dicen haberse encontrado. Agregó que "en nuestros barrios están los jóvenes que se introducen a este tipo de vida y para ellos no pedimos más que trabajo para conciliar el dinero que ganamos con el sudor de nuestra frente, queremos que el gobierno nos ayude a que nuestros jóvenes aprendan un oficio para que no sean como nosotros, que no tuvimos oportunidades y tuvimos que agarrar el lado más caro".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad