Osama Bin Laden, un hombre que durante diez años puso en jaque a Occidente

Osama Bin Laden, un hombre que durante diez años puso en jaque a Occidente

Mayo 01, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Resumen de agencias
Osama Bin Laden, un hombre que durante diez años puso en jaque a Occidente

Osama Bin Laden.

Desde los atentados del 11-S, Bin Laden fue el blanco de una de las persecuciones más espectaculares de la historia. ¿Quién era el hombre que propinó a Estados Unidos los mayores golpes de la historia?

Nunca antes se logró tan poco con tantos medios. Estados Unidos gastó millones de dólares, movilizó ejércitos completos, pagó informantes e interceptó comunicaciones en el mundo entero. Y, sin embargo, Osama Bin Laden, el hombre más buscado sobre la faz de la Tierra, fue fugitivo por casi una década. Incluso, tras su búsqueda Washington lideró dos guerras (una en Afganistán y otra en Iraq), montó una cadena de cárceles clandestinas en Europa para torturar a los prisioneros y obtener información, y dio de baja a cientos de miembros de Al Qaeda, pero el flamante líder mundial de los terroristas parecía seguir vivito y coleando, hasta hoy.Osama, el hombreOsama Bin Laden nació el 10 de marzo de 1957 en Yeda (Arabia Saudí), en el seno de una familia multimillonaria. Era el decimoséptimo de los 52 hijos de Muamar Bin Laden, campesino saudí de origen yemení que se convirtió en magnate de la construcción. Estudió Religión y Ciencias Económicas y se graduó en la Universidad Rey Abdul Aziz.En 1979, tras la invasión soviética de Afganistán, luchó con los muyahidin contra el ejército de la URSS y organizó el reclutamiento de miles de voluntarios en el mundo musulmán. En 1988 creó la organización Al Qaeda (La Base), en referencia a la base de datos donde apuntaba a los combatientes. Su objetivo es "la guerra santa contra los judíos y los cruzados".Tras la retirada soviética en 1989, regresó a su país, donde vertió duras críticas contra la monarquía por el apoyo prestado a EE.UU. durante la Guerra del Golfo en 1991, lo que le valió la ruptura con el rey Fahd y con su propia familia. En 1991 se exilió en Sudán, donde dirigió una empresa constructora, considerada una 'fachada'.En 1994, el Gobierno saudí le retiró la nacionalidad y en 1996, Sudán, presionado por la ONU, le pidió que se marchara. Volvió a Afganistán, donde le acogió la milicia talibán que había conquistado Kabul con apoyo estadounidense. Se instaló en los montes afganos con un grupo de leales, los Muyahidin Jalq (Combatientes del Pueblo). Desde allí dirigió las operaciones de Al Qaeda en 33 países de Oriente Medio, Asia, Europa y América, y financió campos de entrenamiento en Afganistán, Sudán y Pakistán.Se cree que Osama Bin Laden tenía cuatro esposas y diecinueve hijos. En noviembre de 2008, su hijo Omar Osama solicitó asilo político en España, pero su solicitud fue rechazada.Una vida dedicada al terrorismoBin Laden creía que la restauración de la ley Sharia haría del mundo islámico un lugar mejor y se oponía al resto de las ideologías.El líder rebelde saudí era un declarado antijudío y antiisraelí, y tenía como idea que la muerte de civiles (incluidos mujeres y niños) eran daños colaterales de la santa yihad.Estados Unidos considera que financió o inspiró un primer atentado -en febrero de 1993- contra las Torres Gemelas de Nueva York (6 muertos); el derribo de tres helicópteros estadounidenses en Somalia en octubre de 1993 (18 muertos); el ataque de noviembre de 1995 contra el edificio de la Guardia Nacional saudí en Riad (7 muertos) y otro, en junio de 1996, que mató a 19 soldados norteamericanos en Arabia Saudí. Tras este atentado, Bin Laden señaló que era el principio de una guerra entre los musulmanes y Estados Unidos.En agosto de 1998, dos atentados de Al Qaeda contra las embajadas estadounidenses en Kenia y Tanzania causaron 224 muertos (12 de ellos estadounidenses) y 4.000 heridos. EE.UU. bombardeó varias bases afganas y una fábrica en Sudán.En noviembre de 1998 Washington ofreció cinco millones de dólares por su captura, que elevó posteriormente a 25 millones de dólares y, en 2007, dobló a 50 millones (36 millones de euros).En junio de 1999 fue incluido en la lista de los diez más buscados por el FBI y, en noviembre siguiente, entraron en vigor las sanciones de la ONU a Afganistán por ampararlo.Se cree que su fortuna superaría los 250 millones de dólares (una pequeña parte del patrimonio familiar, de 5.000 millones) y que llegó a controlar más de 60 empresas en el mundo.El 11 de septiembre de 2001 (11-S), 19 terroristas de Al Qaeda perpetraron en Estados Unidos el mayor ataque terrorista de la historia, con unos tres mil muertos. Cinco días después, Bin Laden negó su implicación en un comunicado de la agencia Afghan Islamic Press.Pero en octubre de 2001 la televisión qatarÍ Al Yazira mostró imágenes de Bin Laden junto a su segundo, el egipcio Ayman al Zawahiri. Días después, tras atacar Estados Unidos a Afganistán, Al-Jazira difundió un mensaje en que Bin Laden alababa el 11-S, aunque sin reivindicar su autoría.En octubre de 2001 fue entrevistado en Afganistán por el periodista sirio-español Taysir Alony, que trabajaba para la cadena Al Yazira, aunque la cinta nunca fue emitida.Tras caer, el 9 de noviembre, la localidad de Mazar i Sharif, huyó con unos 200 leales y se refugió en las montañas fronterizas entre Afganistán y Pakistán. Desde entonces se desconocía su paradero.En diciembre de 2001 Estados Unidos divulgó un nuevo vídeo en el que Bin Laden se congratulaba por los ataques del 11-S. En el primer aniversario del atentado terrorista, nombró en un mensaje sonoro a los 19 perpetradores y alabó su acción, en una aparente reivindicación de esos atentados.En octubre de 2003, en una nueva grabación, amenazó con atacar los países que participasen en la ocupación de Irak, entre ellos España. En abril de 2004, en una cinta magnetofónica, reivindicó implícitamente los atentados del 11-S y del 11-M en Madrid: "es vuestra propia mercancía, que os ha sido devuelta".En octubre siguiente, irrumpió en la campaña electoral de Estados Unidos con un vídeo (el último con imágenes suyas), en el que lee una carta al pueblo norteamericano. Por primera vez explica las causas y las consecuencias del 11-S: "Fue ideado en 1982, cuando Estados Unidos permitió a Israel invadir el LÍbano". También advirtió a los estadounidenses de que eran conducidos "de forma errónea" por el presidente Bush.Dos meses después, afirmó en una grabación sonora que el jordano Abu Mosab al Zarqaui era el líder de Al Qaeda en Irak, e instó a los iraquÍes a boicotear las elecciones de enero 2005.En enero de 2006, ofreció, en un mensaje sonoro "al pueblo americano", una tregua a largo plazo, mientras amenazaba con más ataques en territorio estadounidense.Sobre el conflicto de Darfur (Sudán), pidió, en un mensaje sonoro en abril siguiente, que los "muyahidin" se preparasen para una "larga guerra contra los cruzados" y acusó a EEUU de pretender "robar el petróleo sudanés".En mayo 2006 aseguró en una cinta sonora en internet que el francés Zacarias Moussaui no tenía nada que ver con el 11-S. Dijo que él mismo había encargado "a los 19 hermanos" los atentados terroristas en Nueva York y Washington, y que "Mousaui no fue uno de ellos".En otra cinta sonora, de junio de 2006, lamenta la muerte de Al Zarqaui, al que llamó "león de la yihad". En septiembre de 2007, en el sexto aniversario del 11-S, Bin Laden emitió un vídeo de 30 minutos en que aparece con su habitual chilaba y turbante pero, a diferencia de los anteriores, tiene la barba completamente negra. Son las últimas imágenes filmadas del líder de Al Qaeda.Desde entonces emitió una docena de mensajes, la mayoría sonoros y algunos montajes de vídeo sobre fotos fijas, en internet o en "Al Yazira". En algunos se refería a acontecimientos políticos.En noviembre de 2007 instó a los europeos a concluir su participación en Afganistán y reafirmó su responsabilidad en los atentados del 11-S. En el quinto aniversario de la invasión de Irak, en marzo 2008, amenazó a Europa por su actitud ante las "caricaturas insultantes" de Mahoma y arremetió contra el Papa Benedicto XVI. La situación en la Franja de Gaza fue el tema principal de sus mensajes en 2008, en el 60 aniversario de la creación de Israel, y en 2009, cuando calificó de "holocausto" el ataque israelÍ contra Gaza de diciembre anterior.El 3 de junio de 2009, acusó al presidente Barack Obama de sembrar "nuevas semillas de odio y de venganza" siguiendo "el camino de su predecesor". En su último mensaje, el 21 de enero de este año, el líder de la red terrorista Al Qaeda amenazó, en una grabación de audio emitida por la televisión catarí Al Yazira, con matar a los rehenes franceses que sean secuestrados por su grupo, si los soldados de este país no se retiran de Afganistán."Nuestro mensaje a vosotros ayer y hoy es el mismo, y es que la liberación de vuestros rehenes de las manos de nuestros hermanos está condicionada a la salida de vuestros soldados de nuestro país", advirtió el líder saudí en la grabación emitida por la cadena y cuya autenticidad no pudo ser verificada.La cacería humana más intensa en la historia finalmente llegó al final con el deceso de Osama Bin Laden, pero la historia de su vida será contada de muchas maneras diferentes por personas diferentes. Vilipendiado en Occidente como la personificación del mal, bin Laden fue admirado e incluso venerado por algunos musulmanes que compartieron su visión de una interminable yihad en contra de Estados Unidos y los gobiernos árabes que él consideró infieles.El dinero de Bin Laden, lo mismo que su discurso, inspiraron el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001, que desgarró para siempre el sentimiento de seguridad de Estados Unidos en el mundo.Sus acciones desencadenaron una serie de eventos que llevaron a Estados Unidos a declarar guerras contra Afganistán e Irak y una guerra clandestina en contra los simpatizantes del extremismo islámico que trastocó países de todos los continentes salvo la Antártida. El aparato de inteligencia de Estados Unidos fue reorganizado para contrarrestar la amenaza terrorista temiendo más ataques en casa.Posiblemente tan significativa fue su capacidad -incluso de esconderse- para inspirar a una nueva generación de terroristas para asesinar en su nombre. La mayoría de tenientes de alto rango de Al-Qaeda murieron o fueron capturados en los años subsecuentes al 11 de septiembre de 2001, y funcionarios de inteligencia en Europa y Asia afirman que ven una mayor amenaza de grupos radicales locales que se han reforzado con la causa de Bin Laden.Uno de sus escoltas, Nasser al Bahri, reveló que Osama le dijo que si algún día las tropas los sitiaban lo asesinara con su propia arma. “Confío en que Alá nunca lo quiera, pero si algún día el enemigo nos rodea y si estamos seguros de que seremos apresados, prefiero que me incrusten dos balas en la cabeza antes que caer preso. ¡Quiero morir como un mártir y no acabar en la cárcel!”, le aseguró.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad