Organizaciones defienden derecho a publicar informes de Wikileaks

Diciembre 21, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

ONU y CIDH también hacen un llamado a la responsabilidad periodística.

Los relatores de la ONU y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para la Libertad de Expresión defendieron este martes el derecho a difundir informaciones reservadas considerada de "interés público", pero también demandaron "responsabilidad periodística" en referencia al caso de WikiLeaks.En un comunicado conjunto emitido Catalina Botero, relatora de CIDH, y Frank LaRue, relator de la ONU, recuerdan que periodistas y otros miembros de la sociedad civil "no deben ser sometidos a sanciones por violación del deber de reserva, a menos que hubiesen cometido fraude u otro delito para obtenerla".Botero y LaRue también indicaron que los denunciantes ('whistleblowers') que "siendo empleados gubernamentales" revelen información "deberán estar protegidos frente a sanciones legales, administrativas o laborales siempre que hayan actuado de buena fe" en la divulgación de información de interés público.El comunicado de Botero y LaRue se produce semanas después de que el sitio de internet WikiLeaks empezara a publicar cables diplomáticos de Estados Unidos que contienen información reservada y confidencial sobre prácticamente todos los Estados del planeta y muchos líderes del mundo.Tras el inicio de la publicación de los cables, destacados políticos estadounidenses han solicitado incluso la pena de muerte para Julian Assange, el creador de WikiLeaks, al considerar que las revelaciones dañaban la seguridad de Estados Unidos.Mientras, el soldado estadounidense Bradley Manning, acusado de ser la fuente de las filtraciones, gracias a su acceso a redes de comunicación reservadas, se encuentra detenido por las autoridades militares.Assange se encuentra en libertad provisional en Gran Bretaña tras ser acusado en Suecia por supuestos delitos de agresión sexual, lo que muchos de sus partidarios y el propio Assange consideran "trucos sucios" de las autoridades estadounidenses para silenciarlo.De forma paralela, varias empresas estadounidenses, desde bancos hasta compañías de tarjetas de crédito como Visa y Mastercard, pasando por PayPal y Amazon, han tomado decisiones contrarias a WikiLeaks en lo que muchos también interpretan fruto de las presiones del Gobierno estadounidense.Assange ha defendido la publicación de los cables diplomáticos como un ejercicio de periodismo y transparencia.Pero los relatores de la ONU y CIDH también recordaron que las entidades periodísticas y "las nuevas formas de comunicación y nuevos medios" también tienen responsabilidades."La responsabilidad periodística es especialmente necesaria cuando se reporta información de fuentes confidenciales que puede afectar valiosos bienes jurídicamente protegidos como los derechos fundamentales o la seguridad de las personas" afirmaron Botero y LaRue."Los códigos de ética para periodistas deben contemplar la necesidad de evaluar el interés público en conocer la información" continuaron. "Dichos códigos también resultan de utilidad para las nuevas formas de comunicación y para los nuevos medios" .Y agregaron que estos medios "deben adoptar voluntariamente buenas prácticas éticas para asegurar, entre otras cosas, que la información publicada sea precisa, presentada imparcialmente, y que no cause daño sustancial y desproporcionado a bienes jurídicos legítimamente protegidos por las leyes como los derechos humanos".

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad