Organismos de socorro trabajan para rescatar a mineros en Nicaragua

Agosto 29, 2014 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | AP.
Organismos de socorro trabajan para rescatar a mineros en Nicaragua

Mineros caminan en línea para ingresar al socavón de oro y plata en el cerro El Comal donde 24 mineros quedaron atrapados tras un deslizamiento de tierra en Bonanza, Nicaragua.

El derrumbe se produjo el pasado jueves en la mina El Comal en Bonanza, un municipio minero ubicado en el Caribe Norte del país, informaron las autoridades.

Rescatistas en Nicaragua trabajan con desesperación este viernes para liberar a 20 mineros artesanales localizados vivos que llevaban más de 24 horas atrapados en una mina de oro. El derrumbe se produjo el pasado jueves en la mina El Comal en Bonanza, un municipio minero ubicado en el Caribe Norte del país, informaron las autoridades. La vocera del gobierno nicaragüense, Rosario Murillo, dijo que el presidente Daniel Ortega estaba en gestiones con los gobiernos de México, Venezuela y Chile para conocer su experiencia ante accidentes similares. "Estamos desplegados atendiendo esta situación dolorosa, como debe ser atendida", añadió. Cuando ocurrió el accidente, había un total de 26 obreros. Uno de ellos fue rescatado la noche del jueves, otro la madrugada del viernes y se desconoce el paradero de cuatro que no estaban en la zona donde se ubicó a los supervivientes, los que, al parecer, trataron de salir cuando ocurrió el derrumbe. Gracias a los equipos de rescate caninos desplegados por el gobierno, se pudo localizar a 20 supervivientes en una especie de cueva de la mina, pero todavía no ha sido posible acceder al lugar para sacarles o para proporcionarles algo de agua o alimentos. Mientras, familiares de los mineros atrapados, como Margarita Méndez, que tiene a su hijo en el interior del cerro, seguían el avance de las labores de rescate con el corazón en un puño. El comandante Javier Amaya, miembro del equipo de rescatistas del Sistema Nacional de Prevención, Atención y Mitigación de Desastres, dijo a la Associated Press que han estudiado los sitios por los cuales pueden llegar hasta los mineros sin provocar más derrumbes. Para ello con la ayuda de otros trabajadores y de habitantes de la zona que conocen bien el cerro El Comal. "Nos hemos organizado para intentar lograr el rescate, cada 15 minutos entra un grupo de cinco a diez brigadistas y mineros de la zona con escaleras de madera, se van amarrando hacia abajo e intentan llegar hasta donde están los compañeros mineros", dijo Amaya. Mientras se trabaja en el rescate de los localizados, los perros siguen rastreando el lugar en busca de las otras cuatro personas, dijo Amaya. Se presume que los hombres están a unos 50 metros de profundidad. Marta Lagos, secretaria del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional, confirmó a la AP que "se está haciendo todo lo posible porque esos 20 compañeros salgan con vida, no sabemos cuánto tiempo se va a llevar eso, pero tenemos orientaciones de que se haga lo humanamente posible para que salgan con bien". No obstante, recordó que la zona es peligrosa para trabajar debido a los deslizamientos de tierra. El deslave se produjo el jueves por la mañana, pero se avisó a las autoridades horas después, no fue por la tarde, cuando se perdió por completo la comunicación con los mineros, dijo Lagos. No obstante, añadió que desde el principio se supuso que los mineros atrapados estaban vivos porque se oyeron voces y se intentó "establecer conexión con ellos por otra chimenea de la mina". El cerro El Comal se encuentra cuatro kilómetros al este de la localidad de Bonanza, situada en una zona boscosa y a unos 415 kilómetros al noreste de la capital, una región muy pobre de Nicaragua. Bonanza forma con los municipios de Siuna y Rosita lo que se conoce como el "triángulo minero" , en la zona que divide el centro del país con el Caribe. Las labores de rescate se coordinan con la empresa minera Hemco, de origen colombiano y que explota varias minas de esa zona del país rica en yacimientos de oro donde la minería, tanto formal como artesanal, constituye una de las principales formas de vida. El portavoz de la compañía, Gregorio Downs, indicó a la Associated Press que los mineros no son empleados de la empresa sino trabajadores por cuenta propia con los que mantiene una relación "de negocios". Eso significa que la empresa les permite buscar oro en los territorios que tiene concesionados, les da formación y les facilita "a precio de coste" el equipo necesario para la excavación a cambio de que los mineros le vendan el oro encontrado. Downs indicó que la empresa ya había alertado a los mineros del peligro de trabajar en 'El Comal' sobre todo después de que hace un mes murieron dos trabajadores en el mismo lugar debido a un deslizamiento tras el paso de una tormenta tropical que ablandó mucho la tierra. Absalón Toledo, dirigente de los mineros artesanales, confirmó que habían sido alertados de los peligros del cerro, pero señaló que "a veces, por unos centavos más hay quienes se arriesgan". "Una parte del grupo no hizo caso y ahí está la desgracia", añadió. Toledo explicó que los mineros artesanales viven de la extracción en bruto del oro, que luego es procesado por la empresa y se les paga de acuerdo al oro limpio que se consigue. "La empresa nos deja trabajar en sus galerías, nos vende equipos de trabajo y nos capacita, para que trabajemos con seguridad, si alguien quiere entrar a este asunto debe ser capacitado, no es decir 'quiero ser minero' y ya", explicó Toledo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad