Orangutanes enfermos y hambrientos por incendios en Indonesia

Orangutanes enfermos y hambrientos por incendios en Indonesia

Octubre 27, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co l AFP
Orangutanes enfermos y hambrientos por incendios en Indonesia

Orangutanes en peligro de extinción son las principales víctimas de los incendios de los bosques de Indonesia. Los animales se encuentran desnutridos, deshidratados, traumatizados y su hábitat a sido reducida a un terreno baldío y carbonizado.

Los incendios en Indonesia preocupan a las autoridades ya que tanto sus habitantes como los orangutanes del centro de convalecencia de Nyaru Menteng padecen de infecciones respiratorias.

Los orangutanes de la selva de Indonesia están enfermos, hambrientos y traumatizados por las llamas que han devorado parte de su hábitat y por el humo tóxico que contamina el sudeste asiático.

En el centro de convalecencia de Nyaru Menteng, en la provincia de Kalimantan, en la parte indonesia de la isla de Borneo, 16 bebés orangutanes con infecciones respiratorias provocadas por la espesa humareda están en cuarentena.

Un empleado del centro intenta entretener con juguetes y juegos a los más jóvenes, aquejados de fiebre y tos. En otra jaula, varios monos están tumbados, agotados por días enteros en busca de comida y agua en la selva, arrasada por las llamas que les han obligado a huir.

Algunos orangutanes saltan de barra en barra en su jaula haciendo un chasquido con los labios, un sonido que preocupa a los cuidadores.

"Se llama un beso rápido. Cuando lo hacen, significa que están estresados", explica un empleado del centro, Hermansyah.

La técnica agrícola de terreno quemado, utilizada para fertilizar las zonas tropicales, y los incendios intencionados para extender cultivos como las palmas de aceite han destruido en unos meses 1,7 millones de hectáreas en las islas de Kalimantan y Sumatra.

El incesante humo ha causado infecciones respiratorias a decenas de miles de personas y motivó el cierre temporal de escuelas, así como protestas de países vecinos como Malasia o Singapur y problemas de tráfico aéreo, incluso en Tailandia o Filipinas.

Los incendios se han visto acentuados este año por el fenómeno meteorológico El Niño, una corriente cálida que está provocando más sequía que de costumbre.  

"Alerta amarilla"

Un veterinario, un alpinista profesional y un técnico del centro, equipados con flechas sedativas, han emprendido una misión arriesgada, desafiando las llamas y el aire tóxico en busca de orangutanes en peligro.

"La visibilidad era con frecuencia inferior a 30 metros, y hemos sentido una opresión en el pecho y dolores de cabeza", cuenta Hermansyah. "Creemos que los orangutanes han sufrido otro tanto", dijo.

Muchos orangutanes salvados de los incendios están desnutridos y deshidratados. Algunos fueron sometidos a operaciones quirúrgicas, añade Hermansyah.

Situado en 62,5 hectáreas de selva, el centro mantiene el nivel de amenaza de "alerta amarilla" pero podría pasar a "roja", lo que supondría una evacuación sin precedentes de los 470 orangutanes, explica el director del programa, Denny Kurniawan.

"Este año es sin duda el peor desastre desde 1997", dijo. "Nunca nos vimos forzados a evacuar orangutanes o establecer un plan de emergencia, pero estos incendios sobrepasan los límites", advierte.

El presidente indonesio, Joko Widodo, acortó el lunes su viaje a Estados Unidos para regresar al país y ocuparse de la crisis. Una treintena de aviones y decenas de miles de militares están movilizados en la lucha.

Pero las autoridades de Kalimantan se quejan de falta de medios y el centro de orangutanes critica los pocos progresos realizados desde hace 20 años en la lucha antiincendios. "¿Por qué no hemos aprendido la lección? ¿Por qué sigue ocurriendo?", se pregunta Kurniawan. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad