ONU pide al gobierno y a los Hermanos Musulmanes salvar a Egipto del desastre

Agosto 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Resumen de agencias
ONU pide al gobierno y a los Hermanos Musulmanes salvar a Egipto del desastre

Las principales ciudades de Egipto se encuentran militarizadas, tras los disturbios que han provocado la muerte de más de 500 personas en ese país.

Entre tanto, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que su país no tomaba partido por ninguno de los bandos que se enfrentan en Egipto, en hechos que han causado la muerte de más de 500 personas.

La alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, pidió este jueves a todas las partes en Egipto que den un paso atrás para salvar a ese país del desastre, tras un día de sangrienta violencia que dejó más de 500 muertos y 3 mil heridos."Deploro la pérdida de vidas y pido a todos en Egipto que busquen una solución fuera de la violencia. Urjo a la autoridades egipcias y a las fuerzas de seguridad que actúen con la máxima moderación", dijo Pillay en una declaración difundida en Ginebra, donde su organismo tiene su sede.La alta comisionada indicó que existen informaciones sobre un escalada de la violencia a medida que las fuerzas de seguridad iban avanzando el miércoles para arrasar los asentamientos que habían levantado miembros de los Hermanos Musulmanes en El Cairo. Fuentes gubernamentales han informado de la muerte de más de 500 personas, pero los Hermanos Musulmanes han asegurado que los fallecidos llegan a 2.000."El número de personas muertas o heridas, incluso teniendo en cuenta las cifras oficiales muestran un excesivo, incluso extremo, uso de la violencia contra los manifestantes. Debe haber una investigación independiente, imparcial, efectiva y creíble sobre la conducta de las fuerzas de seguridad", reclamó Pillay.Agregó que cualquier persona que sea encontrada culpable de estos comportamientos debe ser juzgada. "Las fuerzas de seguridad en Egipto se rigen por el estado de derecho y deben respetar de forma plena los derechos humanos, incluyendo los derechos a la libertad de expresión y de reunión pacífica", afirmó.La alta comisionada también consideró que los ataques a los edificios públicos y lugares de culto también son "extremadamente preocupantes" , y que los responsables de éstos actos deben ser llevados igualmente ante la Justicia. Pillay sostuvo que estos dramáticos sucesos son una señal de que Egipto se está convirtiendo en un país "peligrosamente polarizado"."La violencia y la incitación a ella desde cualquier bando no son una respuesta a los retos de Egipto. Lo que es necesario es una genuina y completa reconciliación", agregó. Asimismo, Pillay instó a que todas aquellas personas privadas de su libertad sean tratadas de una forma humana y se les ofrezcan garantías legales. Este jueves, la violencia continúa y por lo menos cuatro personas han muerto en choques entre partidarios y opositores del depuesto presidente Mohamed Mursi, registrados en la ciudad de Alejandría. Esta tensión provocó quela Liga Árabe expresara su preocupación por los cientos de personas muertas, así como ofreciera su ayuda al país en esas "difíciles circunstancias". En un comunicado, la Secretaría General de la organización panárabe, con sede en El Cairo, presentó su "pésame al pueblo y las familias de las víctimas" y manifestó su "solidaridad y disposición total para ayudar a Egipto".Asimismo, destacó la adopción de medidas por parte del Gobierno egipcio para contener la situación y preservar la seguridad y estabilidad del país.La Liga Árabe solicitó a todos los países árabes a que respalden a Egipto "en esta tormentosa etapa de la historia del mundo árabe, para que ese país permanezca estable y fuerte, como un elemento eficaz a la hora de preservar la seguridad colectiva árabe".Por otro lado, instó a todas las partes políticas a superar las "dolorosas consecuencias" de estos sangrientos sucesos y participar en el plan preparado para celebrar pronto elecciones parlamentarias y presidenciales.Después del inicio de la operación policial contra las acampadas islamistas, los Hermanos Musulmanes hicieron llamamientos a sus partidarios para que salieran a las calles de Egipto, lo que degeneró en choques con las fuerzas del orden y opositores al presidente MursiOtro pronunciamiento fue el del presidente de EE.UU., Barack Obama, quien este jueves anunció la suspensión de unos ejercicios militares conjuntos previstos para el próximo mes con Egipto y la evaluación de otras medidas ante el estallido de violencia en ese país."El pueblo egipcio merece algo mejor que lo que hemos visto en los últimos días. El ciclo de violencia debe detenerse", dijo Obama en una declaración en audio desde la isla de Marthas Vineyard (Massachusetts), donde se encuentra de vacaciones. También dijo que su país "no puede determinar el futuro de Egipto" y "no toma partido" por ninguna de las partes en la crisis en ese país que ha dejado ya más de 500 muertos. "EE.UU. no puede determinar el futuro de Egipto. Esa es una tarea para el pueblo egipcio", afirmó Obama y añadió que "no tomamos partido por ningún partido político o figura política" . La Justicia egipcia renueva por 15 días la prisión preventiva contra MursiLa Justicia de Egipto ordenó hoy renovar por otros quince días la prisión preventiva contra el depuesto presidente Mohamed Mursi y el dirigente de los Hermanos Musulmanes Saad Katatni.La medida cautelar fue adoptada por el juez a cargo de las investigaciones del Tribunal de Apelaciones de El Cairo, Hasan Samir, informó la agencia de noticias estatal egipcia Mena. El magistrado interrogó a Mursi en el lugar desconocido en que el se encuentra retenido por los militares desde el golpe militar que lo depuso el pasado 3 de julio.Mursi está acusado de colaborar con el movimiento islamista palestino Hamás para perpetrar "acciones enemigas contra el país" y del asesinato y secuestro de policías y reos durante el asalto a una cárcel.Por su parte, Katatni, presidente del Partido Libertad y Justicia (PLJ) , brazo político de los Hermanos Musulmanes, afronta los cargos de alentar el asesinato de manifestantes durante los disturbios frente a la sede principal de la cofradía en julio pasado.Además, el juez ordenó detener a 32 dirigentes de la Hermandad Musulmana, acusados en la misma causa que Katatni. El pasado 26 de julio, un juez dictó prisión preventiva para Mursi, retenido por los militares desde su destitución.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad