ONU alerta sobre la crítica situación de los desplazados en Siria

Agosto 09, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
ONU alerta sobre la crítica situación de los desplazados en Siria

Soldados sirios en enfrentamientos con supuestos grupos rebeldes en Alepo, Siria.

La Organización de las Naciones Unidas y la Cruz Roja Internacional advierten sobre la difícil situación que viven los desplazados por los enfrentamientos en Siria entre el régimen y los rebeldes. Las localidades más afectadas son Damasco y Alepo.

La falta de respeto hacia los derechos humanos y el derecho humanitario internacional ha derivado en "una grave crisis de desplazados internos en Siria a medida que el conflicto se intensifica", advirtió este jueves el relator especial de la ONU sobre derechos de las personas desplazadas, Chaloka Beyani.En un comunicado, Beyani expresó su honda preocupación por la situación del millón y medio de personas que han tenido que abandonar sus hogares en Siria a causa del conflicto en los últimos 17 meses y que permanecen dentro de las fronteras del país."Los intensos combates y el uso de armamento pesado en zonas urbanas de alta densidad poblacional son un motivo de gran preocupación. Cada vez hay más gente que se ve forzada a diario a huir de sus hogares", explicó el relator especial de la ONU.Estas personas "buscan refugio en familias de acogida, escuelas o campamentos improvisados", señaló Beyani, que recordó la obligación de las partes en conflicto de respetar los derechos humanos y el derecho humanitario internacional, garantizando "el derecho a la vida y el derecho a la integridad física" de los civiles.El relator especial pidió al Gobierno del presidente Bachar al Asad que permita "acceso pleno y sin restricciones" a las organizaciones humanitarias para atender a los desplazados."La falta de acceso a la atención médica, el refugio, el agua, la comida y otros servicios esenciales está empeorando una situación grave de por sí para los desplazados internos", indicó Beyani, preocupado igualmente por "la creciente vulnerabilidad" de civiles que cada vez tienen que alejarse más de sus lugares de residencia.El relator exigió a Damasco el establecimiento de lugares seguros a los que los desplazados puedan acudir en busca de ayuda "sin miedo a ser arrestados o a sufrir discriminación".También exigió a los grupos armados de oposición que "respeten esos espacios y permitan a los actores humanitarios acceso libre y sin obstáculos en las zonas en las que operan".Por último, subrayó la necesidad de que la comunidad donante internacional entregue los fondos disponibles para contribuir a los esfuerzos humanitarios en el interior de Siria y garantizar la asistencia al mayor número posible de desplazados.Cruz Roja logra hacer llegar comida y productos básicos a civiles de AlepoEl Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) informó este jueves de que ha logrado hacer llegar a Alepo alimentos y otros productos básicos suficientes para cubrir las necesidades de al menos 12.500 personas desplazadas durante las próximas semanas."Alepo preocupa de manera especial al CICR, no solo por su lejanía geográfica, sino porque la Media Luna Roja Siria tuvo que suspender la mayor parte de sus actividades debido al peligro extremo existente sobre el terreno", afirmó en un comunicado Marianne Gasser, jefa de la delegación del CICR en el país árabe.Pese a esta suspensión, Gasser indicó que "todavía hay docenas de voluntarios que siguen trabajando bajo condiciones extremadamente difíciles para hacer frente a las necesidades crecientes de la población civil" en la segunda ciudad de Siria, asediada desde hace días por las fuerzas del presidente Bacher el Asad.El CICR cifró en "miles" el número de personas que han tenido que huir de sus casas a consecuencia del recrudecimiento de la violencia en Alepo y que, en un alto porcentaje, se están alojando en edificios públicos convertidos en refugios improvisados.Más de 80 escuelas en diversas partes de la provincia de Alepo acogen a civiles que huyen de los combates, indicó el CICR, que aseguró haber asistido a más de 125.000 personas en todo el país en las últimas tres semanas pese al recrudecimiento del conflicto.El CICR advirtió también de que muchos centros de asistencia médica encuentran cada vez más dificultades para tratar a los heridos y que los suministros médicos comienzan a escasear.Aunque los esfuerzos humanitarios se han concentrado en las últimas semanas en Damasco y Alepo, el CICR indicó que en otras localidades, como Homs, la situación también es crítica.En estos momentos, el CICR tiene a 50 personas de plantilla trabajando en Siria, a lo que hay que sumar cientos de voluntarios en diversas localidades del país.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad