Oleadas de la 'marea negra' llegan a canales de la costa

Junio 11, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencia EFE
Oleadas de la 'marea negra' llegan a canales de la costa

Barreras de contención fueron puestas para intentar frenar la llegada del vertido del pozo Deepwater Horizon a la bahía de Barataria de la isla Queen Bess en el Golfo de México.

La mancha de crudo del Golfo de México baña ya la costa de varios condados al noroeste de Florida y algunas oleadas han llegado al canal de Perdido Pass, en la zona lindante con Alabama.

La mancha negra de crudo del Golfo de México baña ya la costa de varios condados al noroeste de Florida y algunas oleadas han llegado al canal de Perdido Pass, en la zona lindante con Alabama, informaron las autoridades.El Departamento de Protección Medioambiental de Florida (DEP, siglas en inglés) confirmó la llegada de algunas oleadas de crudo y "espuma" a Perdido Pass, la desembocadura del río del mismo nombre, en el condado de Escambia, donde se encuentran la famosas playas de Pensacola y Perdido Key.Los informes indican que "equipos de reconocimiento" han detectado fragmentos de alquitrán y manchas de crudo en la costa noroeste de Florida, "desde Escambia a Bay".Una "gran mancha de crudo degradado fue detectada a 14 kilómetros al sur de Pensacola Pass" y otra a unos 9 kilómetros del condado de Escambia, en Panhandle, en el extremo noroccidental de Florida, indicó la misma fuente.El pasado 4 de junio las primeras formaciones de alquitrán fueron detectadas en las playas del parque nacional Gulf Islands Seashore, en la bahía de Pensacola. Desde entonces, pequeños pegotes de alquitrán continúan llegando lentamente, pero de forma regular, a una amplia zona de las costas de los condados situados al noroeste de Florida.La zona de Perdido Pass, que forma un canal que comunica la bahía de Perdido con el Golfo de México, permanecerá cerrada con la subida de la marea para prevenir que la marea negra penetre en la bahía.Las autoridades han desplegado a lo largo del paso de Perdido una cadena de barreras flotantes para proteger las ensenadas que se mantendrá en uso en los momentos en que se registra la subida de la marea.El paso de Perdido se volverá a abrir al tráfico de barcos durante los momentos de marea baja. En total se han desplegado ya 82 kilómetros de barreras sintéticas flotantes a lo largo de las zonas del distrito de Panhandle más expuestas a la mancha negra.Además, varias embarcaciones provistas de aparatos especiales para succionar materia en suspensión depositada en el mar operan ya en el interior de la bahía de Pensacola y en su desembocadura, así como en aguas del litoral."Los próximos dos días son potencialmente algunos de los peores para nosotros", dijo a los periodistas Grover Robinson, presidente de la comisión del condado de Escambia.La DEP advirtió de que la "mayoría de los impactos" que se registren en el litoral de Florida será de crudo muy degradado en forma de pegotes de alquitrán, oleadas de vertido o "espuma" que podrÍan ser de color marrón, óxido o naranja.Centenares de voluntarios trabajan en las labores de limpieza de las playas de condados como Escambia, Santa Rosa o Bay. Cerca de las blancas arenas de las playas de Perdido Key y otras del condado de Escambia varios carteles previenen a los bañistas sobre la cercanÍa de la mancha negra y se les pide que no se metan en el agua.El gobernador de Florida, Charlie Crist, animó a aquellos empresarios de hostelerÍa que han visto afectados sus negocios por la mancha negra a que presenten sus reclamaciones a la empresa British Petroleum (BP) y soliciten una compensación económica por daños y perjuicio.Algunos propietarios de hoteles en la zona de Panhandle aseguran que sus ingresos han caÍdo cerca de un 60 por ciento y apuntan que, aun en el caso de que puedan hacer frente a los daños económicos ocasionados, podrÍa tardarse años en que la situación vuelva a la normalidad.Antes de comenzar el escape de crudo de un pozo submarino en el Golfo operado por BP, a fines de abril, la industria del turismo y el ocio generaba en los condados de la costa oeste de Florida unos 269.000 puestos de trabajo y unos ingresos de unos 12.000 millones de dólares al año.Hasta el momento se han registrado 10.138 reclamaciones presentadas a BP en Florida por empresas o trabajadores que han visto afectados sus ingresos a consecuencia del derrame de petróleo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad