Ola terrorista en Europa y Oriente

Noviembre 03, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de Agencias

Mientras que en Grecia y Alemania estallan cuatro cartas bomba, atentados en Iraq dejan al menos 76 muertos y más de 200 heridos.

La sensación de temor por nuevos ataques terroristas que resurgió la semana pasada a raíz de los paquetes con explosivos que fueron encontrados en vuelos que ingresaban a Estados Unidos, siguió creciendo ayer tras una serie de cartas bomba que hicieron blanco en Grecia y Alemania.El ataque con cartas bomba comenzó el lunes cuando la policía de Grecia logró interceptar y detonar de forma controlada tres de ellas cuyos destinos eran las embajadas de Bélgica y de Holanda, así como el presidente francés, Nicolás Sarkozy, después de que un cuarto paquete, enviado a la embajada mexicana, explotará en las manos a una empleada de la mensajería Swiss Mail, causándole heridas leves.Dos hombres, de 22 y 24 años, que iban armados con pistolas y vestían chalecos antibalas, fueron detenidos cerca del lugar de la explosión. En su poder se encontró también una lista con direcciones de posibles objetivos y otras compañías de mensajería, aunque no ha trascendido la identidad de los destinatarios.Por su parte, la policía alemana desactivó otro paquete potencialmente explosivo procedente de Grecia y dirigido al despacho de la canciller Angela Merkel. Esto sucedió unas horas después de que dos pequeñas cartas bomba estallaran frente a las embajadas de Rusia y Suiza en Atenas en ataques atribuidos a extremistas griegos.La policía griega informó que destruyó dos paquetes sospechosos en el Aeropuerto Internacional de Atenas. Las más recientes detonaciones controladas ocurrieron la noche del martes en la zona de carga del aeropuerto y no afectaron los vuelos.El ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere, dijo que el paquete, que llegó al mediodía, había sido despachado de Grecia dos días antes y se asemejaba a una serie de pequeñas bombas postales localizadas en Atenas. De Maiziere dijo que el paquete no solamente tenía un remitente en Grecia, sino que las autoridades pudieron determinar que había partido de ese país. “Contenía un artefacto explosivo”, dijo de Maiziere a la prensa.Ningún grupo se atribuyó los ataques del martes, que no causaron heridos. No hubo advertencias previas ni tampoco se han establecido vínculos con las bombas enviadas por correo desde Yemen hacía Estados Unidos, estas sí mucho más poderosas.En Grecia opera un grupo anarquista que se opone a casi toda forma de autoridad estatal, particularmente la policía y la democracia partidista, como también el capitalismo y la globalización. En las últimas décadas, pequeños grupos radicales de anarquistas o nihilistas han lanzado ataques, que van desde incendio de automóviles a explosiones o disparos de armas de fuego, contra los símbolos del poder estatal y la riqueza, incluso a la embajada de Estados Unidos en Atenas.El incidente planteó nuevos interrogantes sobre la seguridad de los envíos postales y de carga. Representantes del sector del transporte explicaron que hasta antes de la semana pasada había escasas revisiones de los paquetes transportados dentro de la Unión Europea por carretera o por ferrocarril. “Una vez que están en Europa, los artículos se desplazan con libertad”, observó Robert Windsor, gerente de servicios comerciales en la Asociación Internacional de Carga en Gran Bretaña.Violencia no da tregua en IraqOtra oleada de ataques con bombas y morteros en Bagdad, que dejó un saldo de por lo menos 76 personas muertas y otras 200 heridas, se sumó a la jornada de terror de ayer martes.Fueron por lo menos 13 ataques separados que ocurren apenas dos días después que hombres armados asesinaran a 58 personas que tomaron como rehenes en una iglesia católica.Aunque nadie se atribuyó la responsabilidad de los ataques, por la complejidad de la operación y los objetivos de mayoría chií, hay indicios que apuntan a insurgentes suníes vinculados con Al Qaeda. El Gobierno estudia imponer el toque de queda para evitar más atentados terroristas.Detienen dos mujeres sospechosas en YemenLas fuerzas de seguridad yemeníes arrestaron a dos mujeres por el envío de los paquetes con material explosivo interceptados el viernes en aviones en ruta hacia EE.UU. Las mujeres, madre e hija, fueron localizadas por los servicios de inteligencia estadounidenses, gracias a que anotaron su número celular en la empresa de transportes. Las autoridades no han dado a conocer sus nombres, aunque el abogado que se encarga de su defensa, Abdel Rahman Burman, precisó que la dueña de la línea es una estudiante universitaria de 22 años sin aparente relación con grupos políticos o religiosos. El facultativo se mostró preocupado que la chica sea una víctima, “porque no tiene sentido que una persona que pueda planear este tipo de operaciones dé su teléfono o carné de identidad a una empresa de transportes”, recalcó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad