Ocho muertos tras explosión de carro bomba en Siria

Septiembre 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

Un atacante suicida detonó un carro bomba cerca de un complejo de seguridad de Qamishli, a más de 700 kilómetros de la capital Damasco. Por otra parte, se dio a conocer que los combates entre rebeldes y las fuerzas del gobierno causaron la muerte de al menos cinco personas en Alepo.

Un atacante suicida detonó un carro bomba cerca de un complejo de seguridad sirio en un pueblo predominantemente curdo en Siria, matando a por lo menos ocho personas, informó el domingo la prensa estatal, en el indicio más reciente de que la minoría étnica más grande del país tal vez esté siendo arrastrada hacia una creciente guerra civil. Activistas de la oposición dijeron que el ataque en el pueblo de Qamishli, más de 700 kilómetros (435 millas) de la capital Damasco, mató a por lo menos ocho agentes sirios e hirió a varias decenas de personas. Los más de dos millones de curdos, marginados durante mucho tiempo, han permanecido en su mayor parte alejados de los combates, aunque algunos han participado en protestas contra el régimen del presidente Bashar Assad. La sublevación contra Assad, que comenzó hace 18 meses, se ha vuelto gradualmente una guerra civil sangrienta . En el conflicto han muerto más de 30.000 personas, según los activistas, y ha devastado vecindarios enteros en las principales ciudades de Siria, entre ellas Alepo, el sitio de un combate intenso el domingo. Los líderes de Turquía y Egipto, entre los principales rivales de Assad en el extranjero, enviaron severas advertencias al régimen y sus aliados. El presidente egipcio, Mohammed Morsi, dijo: "Estaremos del lado del pueblo sirio hasta que acabe el derramamiento de sangre. El cruel régimen debe irse y los sirios deben alcanzar sus justos derechos". El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, exhortó a Rusia y China, aliados de Siria, a dejar de apoyar a Assad. "La historia no perdonará a aquellos que permanezcan junto a los regímenes crueles" , agregó. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos aseguró que el ataque del domingo en Qamishli mató a ocho agentes del espionaje sirio y lesionó al menos a 40 personas. La mayoría de los curdos viven en el noreste, aunque en Alepo y Damasco también hay vecindarios donde predominan. Por otra parte, se dio a conocer que los combates entre rebeldes y las fuerzas del gobierno causaron la muerte de al menos cinco personas en Alepo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad