Obama y homólogos se reúnen para hablar sobre Libia

Febrero 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencias

"Ninguna opción se queda fuera de la mesa", en referencia a la posibilidad de tomar medidas militares.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, conversará hoy con el primer ministro británico, David Cameron, y con el mandatario francés, Nicolás Sarkozy, para tratar sobre posibles medidas contra Libia, reveló hoy la Casa Blanca.En su rueda de prensa diaria, el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, indicó que en las respectivas conversaciones Obama abordará "las diferentes opciones" que se pueden tomar junto a sus "socios internacionales".El portavoz expresó la esperanza de que se pueda "contar con medidas pronto"."Estamos interesados en actuar rápidamente" acerca de Libia, pues "lo demanda" la situación actual en el país norafricano, "fluida, cambiante y peligrosa".Actualmente, subrayó, "ninguna opción se queda fuera de la mesa", en referencia a la posibilidad de tomar medidas militares.No obstante, "nos centramos ahora mismo en cómo podemos presionar sobre la situación a corto plazo, usar medidas con un amplio apoyo internacional para obligar a Libia a cesar sus actos contra su propio pueblo", matizó Carney.El Gobierno libio, aseguró Obama, tendrá que rendir cuentas por su "fracaso" a la hora de cumplir los estándares internacionales.La zona oriental de Libia permaneció hoy en calma y bajo el control de los llamados "consejos populares", mientras el líder libio, Muamar el Gadafi, instó de nuevo a la población a "combatir" a los "manifestantes".Gadafi, tras dejar claro que no tiene intención de abandonar el poder, ha hecho un llamamiento hoy a la población para combatir a los rebeldes que, después de haber reforzado el control sobre una parte del paÍs, se encuentran ya a las puertas de Trípoli.La oposición está tomando la delanteraMientras, los sangrientos ataques contra los manifestantes prosiguen, la rebelión se ha propagado al oeste y al sur del país donde nuevas ciudades han caído en las manos de los que se oponen al régimen Gadafi.En las primeras horas del día de hoy, una de las brigadas fieles al coronel Gadafi ha lanzado un ataque particularmente encarnizado con armas pesadas contra los rebeldes en la localidad de Zouiya, a unos cien kilómetros de la capital, con un balance de cien muertos y decenas de heridos.Otro batallón capitaneado por el propio hijo de Gadafi, ha perpetrado un asalto contra la localidad de Mesrata, el este de Trípoli. En este caso, los rebeldes han opuesto una feroz resistencia, deteniendo el ataque y obligado a los agresores a huir fuera de la ciudad.Al sudeste de Libia, otra ciudad, El Koufra, ha sido puesta bajo el control de los rebeldes, explica el diario Quryna. Estos han destruido todos los símbolos del régimen, particularmente han desmantelado las fuerzas de seguridad, según las fuentes.El mismo escenario se ha repetido en Zouara, a 120 kilómetros de la capital, donde los "revolucionarios" han derrotado a los policías y los militares.Y mientras las ciudades grandes y puequeñas libas caen como fichas de dominó entre las manos de los rebeldes, el movimiento de defección en el seno de las fuerzas armados se ha acelerado sensiblemente.En Bengasi, el jefe de la policía, el general Ali Houweidi, que ha anunciado hoy su apoyo a los rebeldes, se ha visto acompañado por un gran número de oficiales de la base militar aérea de Binina y por numerosos dirigentes de los diferentes cuerpos de seguridad de todo el país.Como un resumen de la situación en este momento en Libia, el ex ministro de Justicia ha afirmado que a partir de ahora "las cosas se encuentran entre las manos del pueblo y Gadafi acabará por suicidarse como Hitler".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad