Obama tomó mate en Argentina, pero se quedó con ganas de conocer a Messi

Obama tomó mate en Argentina, pero se quedó con ganas de conocer a Messi

Marzo 23, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Agencia AFP y Elpaís.com.co
Obama tomó mate en Argentina, pero se quedó con ganas de conocer a Messi

Obama durante su charla en la Usina del Arte en Buenos Aires.

Obama se arriesgó a probar el mate y su esposa Michelle se escapó a comer parrilla. Estos y otros datos curiosos de la visita del mandatario estadounidense a Buenos Aires.

En su visita a Argentina, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sucumbió a saborear por primera vez el mate, la infusión tradicional rioplatense, aunque se quedó con ganas de conocer al astro Lionel Messi, según confesó este miércoles.

"Hoy tomé mi primer mate. Me gustó, mi equipo pensó que estaba muy claro en la conferencia de prensa, debe ser el mate que me aclaró la mente", dijo risueño para romper el hielo en una charla ante jóvenes emprendedores. 

En un auditorio colmado en el complejo Usina de Arte, del barrio porteño de La Boca, Obama se confesó "fascinado" con la ciudad de Buenos Aires.

Como aficionado al básquet, el mandatario elogió al alero argentino Emmanuel Ginóbili, oro olímpico con la selección argentina y estrella de la NBA en San Antonio Spurs, rivales del equipo preferido de Obama, Chicago Bulls.

Lea también: El discurso de Michelle Obama a las mujeres argentinas del que todos hablan

Sin embargo, en el renglón deportivo, lo que más lamentó fue irse sin poder conocer a Messi, el astro de la selección argentina de fútbol y del FC Barcelona.

"Quise conocer a Messi, pero eso no lo pude lograr", dijo con una sonrisa al confesar que sus hijas también querían conocer a la 'Pulga'.

Messi, junto al resto del plantel que conduce Gerardo Martino, está concentrado en las afueras de Buenos Aires antes de partir el jueves a Santiago para jugar contra Chile por la clasificatoria al Mundial de Rusia-2018.

Más temprano en la conferencia de prensa conjunta que ofreció en la Casa de Gobierno con su homólogo argentino, Mauricio Macri, Obama contó que en sus años de estudiante universitario supo del mate en sus lecturas de autores argentinos.

"Cuando estaba en la universidad yo leía a (José Luis) Borges y (Julio) Cortázar y ellos hablaban de mate, entonces dije 'tengo que ir a Buenos Aires a probar mate'", relató.

Por la noche se le ofrecerá a él y su familia una cena de honor en el Centro Cultural Kirchner de Buenos Aires, con un menú que incluirá cordero patagónico, con vino Malbec, cepa estrella entre los tintos argentinos.

Como presente, Macri le regaló una bicicleta eléctrica hecha con tecnología argentina, mientras que su esposa recibió de la primera dama argentina un poncho de vicuña, un camélido andino típico de sudamérica.

La primera dama Michelle Obama tuvo tiempo para ir a almorzar a San Telmo, uno de los barrios más antiguos de Buenos Aires.

Acompañada de sus dos hijas, Michelle fue a comer a la Gran Parrilla del Plata, donde tenía una reserva realizada a nombre de otra persona.

Según el diario Clarín de Argentina, "los cortes elegidos fueron ojo de bife y lomo.  La entrada, provoleta. Y la carne, acompañada por ensalada y papas fritas.  Todo acompañado por agua sin gas y vino DV Catena Malbec".

El diario relata que muchas personas se acercaron al restaurante en busca de una foto, pero no lo lograron pues la comitiva se fue a las 2:30 p.m.

[[nid:520186;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/03/michelle.jpg;left;{Vestidos de Michelle Obama en su visita a Argentina.Fotos: AFP}]]Los otros detalles curiosos que han sido destacados en redes sociales son los 'looks' de Michelle Obama y hasta el reloj del Presidente en su reunión con jóvenes emprendedores.

Obama portaba un Fitbit Surge, un reloj deportivo que cuesta aproximadamente 250 dólares y que llamó la atención de la prensa justamente por no ser un reloj de lujo.  Dicen que el dispositivo no cuenta con la misma seguridad electrónica de otros relojes, lo cual disgusta a su equipo de seguridad.

Por otra parte, los vestidos de Michelle, como de costumbre, siguen siendo la sensación para las fanáticas de la moda. Desde que descendió del avión a su llegada a Buenos Aires, portando un diseño de Narciso Rodríguez, que cautivó por la figura de una especie de aro que cruza el vestido.

En su reunión con la primera dama argentina Juliana Awada, usó un vestido azul klein con estampados de flores negras. Michelle es considerada una de las mujeres más elegantes del mundo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad