Obama pide apoyo a senadores para evitar más sanciones a Irán

default: Obama pide apoyo a senadores para evitar más sanciones a Irán

Obama subrayó que "no es el momento" de aplicar nuevas sanciones contra Irán, sino de permitir "que los diplomáticos y los expertos técnicos hagan su trabajo".

Obama pide apoyo a senadores para evitar más sanciones a Irán

Enero 16, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Obama pide apoyo a senadores para evitar más sanciones a Irán

Presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Obama subrayó que "no es el momento" de aplicar nuevas sanciones contra Irán, sino de permitir "que los diplomáticos y los expertos técnicos hagan su trabajo".

El presidente de EE.UU., Barack Obama, pidió a los senadores demócratas que cierren filas y le apoyen para evitar nuevas sanciones a Irán mientras duren las negociaciones nucleares, en referencia a un proyecto de ley bipartidista sobre este asunto que tiene altas posibilidades de prosperar el Senado.Obama trasladó el miércoles ese mensaje en persona a los legisladores demócratas, con los que tuvo su primera reunión del año en la Casa Blanca, un encuentro en el que pidió unión en torno a los objetivos comunes en un 2014 marcado por las legislativas de noviembre.El proyecto sobre Irán que se negocia en el Senado está impulsado por el senador demócrata Robert Menéndez y el republicano Mark Kirk, y ya ha recabado el respaldo de 59 legisladores, lo que lo sitúa a un voto de lograr los 60 necesarios para ser aprobado en la Cámara Alta.Pese a que la Casa Blanca ha amenazado con vetar esta ley, los senadores podrían sortear ese veto si logran aprobar el proyecto con 67 votos a favor, un objetivo que no queda muy lejos.En las últimas semanas, la Administración Obama ha lanzado claras advertencias a los legisladores demócratas que apoyan ampliar las sanciones a Irán, pero hoy ha sido la primera ocasión en la que el presidente ha trasladado su posición personalmente a los senadores, con los que no se reunía desde octubre.Uno de los legisladores que asistió al encuentro en la Casa Blanca, el senador Jeff Merkley, afirmó a su término que el clima general había sido de "bastante apoyo" a la postura defendida por el presidente Obama."El presidente habló de manera apasionada sobre el camino que debemos seguir para aprovechar esta oportunidad que tenemos. Y si Irán finalmente no toma las decisiones necesarias, el presidente estará listo para firmar una ley que endurezca las sanciones. Pero tenemos que dejar que pasen estos seis meses", dijo Merkley.En este mismo sentido se pronunció el lunes Obama en rueda de prensa, cuando afirmó que si Irán no aprovecha la "oportunidad" que la comunidad internacional le está dando, el Gobierno de EE.UU. estará "en condiciones de revertir cualquier acuerdo provisional y poner en marcha una presión adicional para garantizar que Irán no obtenga un arma nuclear".Obama subrayó entonces que "no es el momento" de aplicar nuevas sanciones contra Irán, sino de permitir "que los diplomáticos y los expertos técnicos hagan su trabajo".Más directa fue la semana pasada la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional Bernadette Meehan, quien dirigió a través de un comunicado una contundente advertencia a los senadores demócratas que apoyan nuevas sanciones."Si ciertos miembros del Congreso quieren que EE.UU. tome acciones militares, deben salir frente al pueblo estadounidense y decirlo. Sino, no está claro por qué un miembro del Congreso apoyaría una ley que tal vez cierra la puerta de la diplomacia y hace más probable que EE.UU. tenga que elegir entre opciones militares o permitir que Irán siga con su programa nuclear", afirmó.En su encuentro con los senadores demócratas, que deben pelear este año por mantener el control de la Cámara Alta, Obama enumeró los retos más importantes para 2014, entre los que destacó el aumento del salario mínimo, la aprobación de la reforma migratoria, el fortalecimiento del sistema educativo y medidas para favorecer creación de empleo, según explicó la Casa Blanca en un comunicado.La reunión de hoy sirvió de punto de partida para el trabajo conjunto en un año en que Obama ha dicho que no dudará en usar su poder ejecutivo si el Congreso muestra inacción, un 2014 en el que además los demócratas se juegan mantener el control del Senado para evitar una de las peores pesadillas del presidente: que las dos cámaras estén controladas por la oposición.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad